PREMIUM  SOCIEDAD

¿Qué hacer cuando te pierden la maleta? Una asociación navarra ofrece consejos para Semana Santa

Irache señala que es fundamental conservar la documentación relativa al viaje para así poder reclamar después.

Varias maletas en una cinta transportadora de equipajes en un aeropuerto. ARCHIVO
Varias maletas en una cinta transportadora de equipajes en un aeropuerto. ARCHIVO  

La Asociación de Consumidores de Navarra Irache aconseja a aquellas personas que vayan a ir de vacaciones durante la Semana Santa que conserven toda la documentación relativa al viaje.

Esta documentación, contratos, reservas, billetes, ofertas publicitarias, es "fundamental para poder reclamar posteriormente cualquier incumplimiento o disconformidad", según ha explicado en una nota Irache, que ha añadido que "los últimos datos indican que ha crecido tres puntos el porcentaje de personas que ponen alguna reclamación durante sus vacaciones -7%-".

La asociación de consumidores ha explicado que en Semana Santa el 41% de los navarros se irá de vacaciones, cuatro puntos más que el año anterior, según indica una encuesta encargada a Cíes.

De ellos, el 59% tendrá como destino otra comunidad autónoma, el 29% otra localidad navarra y el 12% el extranjero.

Respecto al año pasado, los destinos son muy similares: aumentan solo un punto los que van a otra comunidad y a otra localidad navarra mientras que disminuye dos puntos los que viajan a otro país.

Los menores de treinta años son los que en mayor proporción viajarán, 47%, pero los que más irán al extranjero son los ciudadanos de entre 30 y 45 años, 8% de todos ellos, viajen o no.

Los que más se quedarán en casa son los mayores de 65 años, 61% no viajarán y el 7% aún no sabe.

Por zonas de residencia, son los vecinos de localidades de menos de cinco mil habitantes los que menos viajarán -el 66% se quedará en casa- y los de Pamplona los que más -solo el 41% se quedará en casa-.

QUEJAS POR EL ALOJAMIENTO

Buena parte de las quejas que se dan en estos periodos tienen que ver con los problemas con el alojamiento.

Muchas personas muestran su malestar porque el hotel no ofrecía las prestaciones que se publicitaban o porque el apartamento no tenía las características prometidas.

También sucede con casas rurales o camping, tipos de alojamiento que también son demandados en estas vacaciones.

En estos casos, es fundamental conservar la reserva, también cuando se contrate a través de internet.

Irache ha explicado que ha recibido algunos casos por problemas con reservas para estas fechas.

El consumidor ha reservado a través de una página web un hotel. En realidad se trata de una empresa intermediaria y cuando el consumidor llama días después al hotel para asegurarse de que todo está en orden le explican que la reserva no consta y que, o bien no hay habitaciones libres, o bien tiene que pagar un precio más alto que el que constaba en la reserva.

Ha pasado generalmente con estancias cortas, de una o dos noches.

Además de conservar la reserva, es conveniente que ésta sea lo más precisa posible.

Que consten los metros cuadrados del apartamento, las habitaciones de la casa rural, electrodomésticos, distancia a la playa o servicios del camping, por ejemplo.

Todo ello, además de que quede claro la empresa que reserva, las fechas y el precio total que hay que pagar.

Si al llegar hay algo que no encaja con lo contratado, conviene ponerlo en conocimiento de la empresa cuanto antes y documentarlo, mediante fotografías, por ejemplo.

Esto suele facilitar la reclamación posterior, según ha explicado Irache.

Otras de las quejas más habituales son los retrasos en los vuelos.

En los casos en los que el avión salga de la Unión Europea, la compañía aérea debe proporcionar comida y bebida suficiente y la pernoctación en un hotel siempre que haya que pasar noche.

Si el retraso supera las tres horas, hay unas compensaciones que varían en función de la distancia del vuelo: si es menor a 1.500 kilómetros, 250 euros; si la distancia está entre 1.500 y 3.500 kilómetros, 400 euros; y si es mayor, la compensación deberá ser de 600 euros.

También se dan incidencias con el equipaje, ya sea por daños, retrasos o pérdida. Irache señala que lo primero que hay que hacer en estos casos es buscar en el aeropuerto de destino el puesto de la compañía aérea para rellenar el Parte de Irregularidad de Equipaje.

Si la maleta presenta daños, el viajero tiene siete días desde que la recibió para enviar una reclamación formal; y si se trata de un retraso, veintiún días.

En España, donde rige el Convenio de Montreal, el límite máximo de responsabilidad de la compañía en cuestiones de equipaje es actualmente algo más de 1.200 euros.

Además, si el viajero llega a su destino y no recibe su maleta, Irache aconseja guardar los justificantes de todo lo que necesite comprar por no tener el equipaje. Posteriormente, se pueden adjuntar estos tiques a la reclamación que se efectúe.

Por otro lado, la asociación explica que muchas personas optan en estas fechas por realizar viajes organizados, generalmente a Europa, de algo menos de una semana.

Si se ha contratado este tipo de vacaciones, se puede exigir a la agencia que se cumplan todos los servicios ofrecidos en el paquete vacacional.

El precio tampoco debe variar respecto al pactado. En ocasiones, se han recibido quejas por la cancelación o variación de algunas excursiones o actividades previstas en viajes organizados o por la calidad de los hoteles.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
¿Qué hacer cuando te pierden la maleta? Una asociación navarra ofrece consejos para Semana Santa