• viernes, 03 de diciembre de 2021
  • Actualizado 10:42

 

 
 

SOCIEDAD

Todo lo que tienes que saber a la hora de contratar o renovar tu seguro del coche: las recomendaciones de Irache

El 35% de los navarros ha cambiado de seguro en los últimos diez años.

Vuelco de un coche en la ronda de Pamplona POLICÍA FORAL
Vuelco de un coche en la ronda de Pamplona. POLICÍA FORAL

La Asociación de Consumidores de Navarra Irache ha comprobado en un estudio que las diferencias de precio entre pólizas pueden ser importantes.

Así, un seguro a todo riesgo en una compañía puede ser hasta mil euros más barato que en otra. Si la póliza es solo a terceros se han encontrados diferencias de precio en las primas anuales de quinientos euros.

Eso sí, el precio por sí solo no es un criterio suficiente ya que habría que valorar las diferentes coberturas y servicios que ofrecen unos seguros y otros: unas pólizas cubren la rotura y el robo y otras no; unas también te amparan cuando estás en el extranjero y otras no; unas incluyen cualquier daño en la carrocería y otras lo excluyen… "Solo conociéndolas se puede valorar convenientemente el precio del seguro", afirman desde la asociación.

Además, desde Irache informan de que se repiten casos de consumidores que ven cómo el seguro les ha subido la prima sin que ellos lo supiesen. En ocasiones, la prima lleva años encareciéndose. También ha habido algún caso en el que la prima ha subido de un año al otro hasta doscientos euros.

Cuando el consumidor lo reclama, algunas compañías alegan que ya informaron al cliente de esta subida, aunque éste no tenga constancia de ningún cambio. Otras veces, justifican el encarecimiento de la prima en que se han ampliado las coberturas, aunque el consumidor no lo haya solicitado.

Cualquier modificación de la prima del seguro que no esté contemplada en la póliza deberá ser comunicada al consumidor y éste deberá aceptarla expresamente. Si no, el coste del seguro deberá seguir siendo el mismo.

FÓRMULAS DE ACTUALIZACIÓN DE PRIMA

Otra cuestión conflictiva en los seguros son las fórmulas de actualización de primas que incluyen muchas pólizas.

Generalmente son fórmulas que no se entienden bien y que no se le explican al consumidor cuando contrata, pese a que pueden incidir directamente en el precio a pagar en el futuro.

Probablemente la más conocida sea la fórmula bonus-malus, que reduce o encarece la prima en función de los siniestros presentados.

Sin embargo, muchos consumidores acuden a Irache porque no conocían esta fórmula o porque no están de acuerdo en su aplicación ya que, por ejemplo, les han computado siniestros en los que el consumidor fue víctima de la colisión y no tuvo ninguna responsabilidad.

A la hora de decantarse por una póliza u otras, lo más conveniente es estudiar el mercado con tiempo. Por ello, conviene hacerlo con meses de antelación.

Esto permite solicitar la información de la propuesta de póliza, estudiar todas las condiciones, tanto particulares como generales, comparar las diversas pólizas estudiadas y elegir la que se considera más atractiva.

El consumidor debe avisar con un mes de antelación a la fecha de renovación automática si es que no quiere prorrogar el seguro del coche (si es la aseguradora la que no quiere prorrogar la póliza deberá comunicarlo con dos meses de antelación). Es muy importante hacerlo por escrito y de forma fehaciente.

REVISAR DETALLADAMENTE

Como se ha indicado anteriormente, lo más conveniente es revisar detalladamente, con los papeles en la mano, las coberturas y las exclusiones plasmadas en el contrato del seguro. Ellas son las que marcan en qué situaciones la compañía debe hacerse cargo de reparar el daño padecido y si la prima puede resultar cara o barata.

Hay que tener en cuenta que dos de cada diez ciudadanos reconoce que ignoran las coberturas de su seguro.

En este sentido, conviene observar posibles limitaciones que se puedan incluir en los contratos.

Son habituales las visitas a Irache por parte de consumidores que no entienden por qué el seguro no les cubrió la avería al producirse en el extranjero o por qué no acudió la grúa cuando andaba con el coche por un camino forestal.

En muchos de estos casos, hay exclusiones o limitaciones que el cliente no conocía, muchas veces incluidas en las condiciones generales.

Otras veces, el enojo está provocado porque cree que el seguro ha pagado una indemnización muy baja tras sufrir un accidente o porque, en lugar de reparar, solo ha abonado el valor venal del vehículo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Todo lo que tienes que saber a la hora de contratar o renovar tu seguro del coche: las recomendaciones de Irache