• lunes, 18 de octubre de 2021
  • Actualizado 21:09

 

 
 

SOCIEDAD

Potenciar la salud: un investigador de la UPNA aboga por introducir el ejercicio físico en geriátricos

Estos centros dedican solo el 3% del tiempo diario a práctica física, cuando esta “mejora la capacidad funcional de los sujetos”, según Mikel Izquierdo.

Varias mujeres hacen ejercicio en una residencia para personas mayores ARCHIVO
Varias mujeres hacen ejercicio en una residencia para personas mayores ARCHIVO

Un equipo internacional de investigadores, del que forma parte el catedrático del Departamento de Ciencias de la Salud de la Universidad Pública de Navarra (UPNA) Mikel Izquierdo Redín, aboga por que los geriátricos pongan en práctica programas de ejercicio físico para sus residentes.

Estos programa combinan fuerza, equilibrio y marcha, ya que producen “mejoras significativas en la capacidad funcional de los sujetos, incluida la movilidad, la marcha o la velocidad al subir escaleras, el equilibrio dinámico y la potencia para levantarse de una silla”.

Así lo constata un artículo publicado en la revista científica “The Journal of Strength and Conditioning Research”, editada por la Asociación Americana de Acondicionamiento y Entrenamiento de Fuerza (NSCA, por sus siglas en inglés).

“Las limitaciones, en cuanto a equipos, de estas instalaciones pueden superarse mediante el uso de artículos económicos y portátiles: por ejemplo, bandas de goma, pesas blandas, pesas en los tobillos o balones medicinales”, explica el investigador de la UPNA, quien lamenta que, de media, solo el 3% del tiempo diario de las personas ingresadas en estos centros se dedica a realizar actividades de movimiento.

“La participación regular en programas de actividad física basados en entrenamiento de resistencia es vital para el mantenimiento de la capacidad funcional de estos adultos mayores", afirma Mikel Izquierdo, investigador también de Navarrabiomed (centro mixto de investigación biomédica de la UPNA y el Gobierno de Navarra) y del Instituto de Investigación Sanitaria de Navarra (IdiSNA).

"Sin embargo, los datos indican que las personas mayores que viven en residencias pasan más del 97% de su tiempo diario en posiciones sentadas o reclinables y casi dos tercios de la jornada, con actividades pasivas (por ejemplo, dormir, mirar televisión o leer). Para la mayoría de estos centros, los programas de ejercicio se ofrecen a los residentes como actividades recreativas opcionales, sin considerar el entrenamiento de resistencia como una estrategia efectiva para mantener o aumentar la fuerza muscular y la capacidad funcional”, añade el investigador.

DISMINUCIÓN DRÁSTICA

Según este artículo, se produce una paradoja en estas instituciones: “Su objetivo es que los residentes permanezcan funcionales e independientes durante el mayor tiempo posible con el fin de lograr una mayor calidad de vida potencial —indica Mikel Izquierdo—. Sin embargo, muchas personas se vuelven dependientes para sus actividades diarias después de ser admitidas".

Izquierdo asegura que "a su vez, la participación de estos adultos mayores en actividades físicas disminuye drásticamente, lo que provoca una pérdida acelerada de masa muscular y una disminución de su capacidad funcional. La sarcopenia, o pérdida degenerativa de masa muscular y fuerza, es más frecuente entre los adultos mayores que residen en estos centros especializados que sus coetáneos que viven en sus propias casas”.

Asimismo, los autores de este artículo sostienen que “los beneficios de los programas de entrenamiento deberían motivar a dichas instituciones a adquirir equipos de capacitación adecuados”.

“Las adaptaciones en el entrenamiento se pueden llevar a la práctica, incluso, con adultos mayores con limitaciones funcionales o de movilidad, mediante el uso de un programa de entrenamiento de resistencia basado en ejercicios para estar sentado, aunque los destinados a todo el cuerpo tienen un mayor impacto en la capacidad funcional general de los adultos mayores —describe Mikel Izquierdo—. Ningún estudio relevante ha reportado incidentes de eventos adversos de tipo cardiovascular o lesiones graves, lo que sugiere que el entrenamiento de resistencia es seguro, incluso, para las poblaciones frágiles, con discapacidad funcional y muy mayores”.

PROGRAMA DE EJERCICIO

Se da la circunstancia de que el investigador de la UPNA lideró el programa VIVIfrail, que promueve, en personas mayores de 70 años, el ejercicio físico para prevenir las caídas y la fragilidad.

Este proyecto, inicialmente europeo, unió durante dos años de trabajo (entre 2014 y 2016) a cinco países del Viejo Continente (Alemania, España, Francia, Italia y Reino Unido), bajo la coordinación del citado investigador de la UPNA, dentro de la Estrategia de Promoción de la Salud y Calidad de Vida de la Unión Europea.

En la actualidad, se está implantando en cinco países de América Latina, gracias al programa de investigación e innovación Horizonte 2020 de la UE. Además, ha sido recogido en una nueva guía clínica para el manejo integral de las personas mayores, que ha publicado recientemente la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Para divulgar el citado programa de entrenamiento VIVIfrail, los investigadores editaron diversos materiales gratuitos dirigidos a profesionales sanitarios y del ámbito de la actividad física y el deporte: una guía educativa, una aplicación para dispositivos móviles (teléfonos inteligentes y tabletas) y un libro electrónico. Todos ellos están accesibles a través del sitio web del proyecto y han sido actualizados recientemente.

Además de Mikel Izquierdo, este artículo lo firman cinco investigadores de instituciones de Estados Unidos (Maren S. Fragala, de la empresa Quest Diagnostics de Nueva Jersey; Sandor Dorgo, de la Universidad de Texas en El Paso; William J. Kraemer, de la Universidad Estatal de Ohio; Mark D. Peterson, de la Universidad de Michigan; y Eric D. Ryan, de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill) y uno de Brasil (Eduardo L. Cadore, de la Universidad Federal de Río Grande del Sur).


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Potenciar la salud: un investigador de la UPNA aboga por introducir el ejercicio físico en geriátricos