• domingo, 09 de mayo de 2021
  • Actualizado 12:47

 

 
 

SOCIEDAD

Una navarra contra una plaga: una investigadora de la UPNA propone mejoras en un insecticida biológico

La ingeniera Cristina Virto ha realizado una infección encubierta para que llegue a los descendientes de la gardama, que ataca cultivos de pimiento. 

Cristina Virto Garayoa, nueva doctora por la UPNA
Cristina Virto Garayoa, nueva doctora por la UPNA. CEDIDA.

La ingeniera agrónoma Cristina Virto Garayoa (Miranda de Arga, Navarra, 1984) ha estudiado, en su tesis doctoral defendida en la Universidad Pública de Navarra (UPNA), cómo transmite el insecto Spodoptera exigua, conocido también como gardama o rosquilla verde, a sus descendientes un virus (el SeMNPV), que actúa como bioinsecticida.

Las larvas de dicho gusano son muy frecuentes y dañinas en los cultivos de pimiento de los invernaderos de Almería. En su investigación, ha realizado una infección encubierta para que llegue a futuras generaciones del insecto, lo que se traduce en menos aplicaciones y dosis de este insecticida biológico, y supone una alternativa a las aplicaciones inundativas que se realizan hasta ahora.

“Las infestaciones de larvas del insecto ‘Spodoptera exigua’ son muy frecuentes en los cultivos de pimiento de los invernaderos de Almería, donde causan perjuicios en las hojas y, en caso de altas densidades de larvas, también en los propios pimientos”, explica Cristina Virto. Contra esta plaga, investigadores del Grupo de Bioinsecticidas Microbianos de la UPNA lograron identificar un virus con gran potencial insecticida (el SeMNPV) y patentarlo como bioinsecticida.

Según Cristina Virto, “este control biológico resulta mucho más efectivo que los insecticidas químicos convencionales en las condiciones de los invernaderos almerienses y, además, presenta otras ventajas: no deja residuos químicos en el suelo que puedan contaminar las aguas subterráneas y ríos; no crea resistencias en las larvas como los insecticidas químicos; y es totalmente específico, por lo que no afecta a otras especies de animales o plantas”.

En su tesis doctoral, la investigadora ha estudiado la transmisión del virus SeMNPV por parte de los insectos a su descendencia y ha constatado que la incorporación de nuevos genotipos (o variantes) de ese mismo virus permitiría infectar futuras generaciones de la larva Spodoptera exigua sin perder efectividad sobre las actuales.

“De esta manera, se podría ajustar la dosis de bioinsecticida al tratar a las nuevas generaciones del insecto, ya que solo se trataría de reactivar el virus que ya se encontraba en la larva, aunque de forma encubierta, subletal”, apunta Cristina Virto, cuya tesis fue calificada con sobresaliente “cum laude” con mención internacional.

EFECTIVIDAD DE LAS INFECCIONES ENCUBIERTAS

Mediante experimentos de laboratorio y en el campo de Almería, Cristina Virto comprobó que la incidencia de las infecciones encubiertas de SeMNPV puede llegar a afectar a más del 50% de los individuos y constató que la línea materna es el doble de eficiente en la transmisión del virus (49%) que la paterna (26%).

Posteriormente, mezcló dos variantes del virus SeMNPV: el genotipo Se-Al1, que se transmite principalmente a la descendencia, y el genotipo Se-G25, que se transmite eficazmente entre individuos de una misma generación.

“Algunas mezclas eran tan efectivas en la protección del cultivo como el virus de transmisión entre individuos utilizado actualmente y, además, se producían tantas infecciones encubiertas como con la variante del virus de transmisión a la descendencia (afirma la autora de la tesis, que fue dirigida por los investigadores del Grupo de Protección de Cultivos de la UPNA, el catedrático Primitivo Caballero Murillo y la profesora Rosa Murillo Pérez, y por Trevor Williams, investigador del Instituto de Ecología AC (INECOL) de México). Por tanto, la combinación de estos genotipos en los formulados de los bioinsecticidas no solo sería un método eficaz frente a las plagas causadas por dicho insecto, sino que, a su vez, podría contribuir a disminuir la cantidad de sustancia viral necesaria para el control de las siguientes generaciones del insecto”.

Cristina Virto concluye su investigación proponiendo el diseño de nuevas estrategias de control del insecto Spodoptera exigua con genotipos combinados del virus SeMNPV, menos aplicaciones y menores dosis, como alternativa a las aplicaciones inundativas de los bioinsecticidas a base de este virus que hasta el momento se realizan en los invernaderos de Almería.

BREVE CURRÍCULUM

Cristina Virto cursó sucesivamente en la UPNA la titulación de Ingeniería Agronómica y el Máster en Biotecnología. Durante sus estudios, realizó una estancia de cuatro meses en la Oxford Brookes University (Reino Unido).

Como investigadora, ha formado parte del Grupo de Bioinsecticidas Microbianos de la UPNA de 2008 a 2016, lo que le ha llevado a trabajar sobre el terreno en campos de cultivo almerienses. Asimismo, ha asistido a varios congresos nacionales e internacionales de Entomología Aplicada y Control Biológico y ha publicado cinco artículos en revistas científicas internacionales.

Posteriormente, ha trabajado en temas relacionados con ayudas de la PAC (Política Agrícola Común). Actualmente, trabaja en INTIA (Instituto Navarro para la Transferencia e Innovación en el sector agroalimentario), en la sección de proyectos I+D.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Una navarra contra una plaga: una investigadora de la UPNA propone mejoras en un insecticida biológico