• martes, 24 de mayo de 2022
  • Actualizado 14:34

 

 
 

SOCIEDAD

Una investigación navarra analiza el cambio climático a partir de unos caballitos del diablo europeos

El estudio de la Universidad de Navarra concluye que en las áreas mediterráneas disminuirá el número de estos insectos progresivamente debido a los cambios de temperatura.

Tommaso Cancellario
Tommaso Cancellario, una de las personas responsables de la investigación. UNIVERSIDAD DE NAVARRA

Las libélulas y caballitos del diablo (Odonata) son un tipo de insectos -las larvas viven en hábitats de agua dulce y los adultos son voladores- que han sido utilizados para el estudio del cambio climático, debido a la sensibilidad que tienen estas especies a los cambios de temperatura. Esta ha sido la base de la investigación realizada en la Universidad de Navarra por Tommaso Cancellario (Italia, 32 años), bajo la dirección de los doctores Rafael Miranda y Enrique Baquero. 

La principal conclusión de este trabajo es que en las áreas mediterráneas el número de especies disminuirá progresivamente debido a los efectos producidos por los cambios de temperatura. Cancellario ha estudiado los odonatos (especialmente larvas) de la colección del Museo de Ciencias Universidad de Navarra, así como los efectos que el cambio climático tiene en las poblaciones de odonatos europeos (adultos).

La metodología empleada por el doctor ha sido el análisis masivo de los datos de biodiversidad y variables ambientales, aplicando modelos de distribución de especies, con el fin de analizar los escenarios actuales y futuros en relación con el cambio climático. Para el investigador, los estudios sobre la distribución de los organismos son fundamentales en trabajos de Ecología: “Sabiendo como su distribución espacial podría evolucionar en el tiempo, podemos averiguar cuáles son las especies más amenazadas y con esto establecer medidas de protección intentando evitar su extinción”.

Por otra parte, el trabajo de este investigador ha servido para divulgar informaciones sobre la distribución de las larvas de las especies de odonatos españoles y compartir ese conocimiento en la Infraestructura Mundial de Información sobre Biodiversidad (GBIF).

Declive de la biodiversidad de agua dulce

Cancellario apunta que los ecosistemas de agua dulce desempeñan un papel fundamental para la vida en la Tierra ya que “sustentan más del 10% de todas las formas de vida conocidas y proporcionan productos y servicios ecosistémicos esenciales para el bienestar humano”.

Para Cancellario la biodiversidad de agua dulce está sufriendo un declive importante debido a múltiples factores como la introducción de especies exóticas, la degradación del hábitat, la sobreexplotación, la eutrofización, la modificación de los caudales, la presencia de microplásticos en el medio acuático, o el aumento de la temperatura de la Tierra. “Existe una necesidad urgente de reunir a científicos, gobiernos, comunidades locales e intereses empresariales para promover y mejorar la salvaguarda del agua dulce en la actual era geológica conocida como el Antropoceno”.

Tommaso Cancellario es graduado en Ciencias Tecnológicas para el Territorio y Sistema Productivo y máster en Ciencias y Tecnologías Ambientales por la Universidad de Parma (Italia) y ha desarrollado su investigación en el departamento de Biología Ambiental de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Navarra.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Una investigación navarra analiza el cambio climático a partir de unos caballitos del diablo europeos