• miércoles, 26 de enero de 2022
  • Actualizado 12:18

 

 
 

SOCIEDAD

Las familias desalojadas en Bera no podrán volver a sus casas en los próximos días

Según ha declarado el alcalde de la localidad los edificios "están bien a primera vista" pero habrá que esperar a la evaluación de los geólogos.

Imagen de las viviendas afectadas por el desbordamiento de una regueta en Bera tras las intensas lluvias. CEDIDA
Imagen de las viviendas afectadas por el desbordamiento de una regata en Bera tras las intensas lluvias. CEDIDA

Las familias que este lunes fueron desalojadas de unos bloques de vivienda de Bera afectados por el desbordamiento de una regata podrían tardar todavía unos días en regresar a sus domicilios, ya que es preciso analizar lo sucedido y determinar si existe riesgo de posibles derrumbes.

El taponamiento de la regata, conocida como "Kalbarioko Erreka" provocó el desvío de la corriente de agua hacia la plaza Zaharra y la fuerza del agua, según informó el Gobierno Foral, arrastró tierra en la que se asienta el grupo de viviendas número 7, alcanzando los cimientos, lo que aconsejó al desalojo de las personas que en ese momento se encontraban en el edificio, en el que residen veinticuatro familias.

Alrededor de las 18:15 horas, según ha relatado un vecino, tocaron el timbre de su casa, en la que se encontraba su mujer, para que salieran de la casa con urgencia.

"Salieron todos corriendo", ha señalado este vecino, que en ese momento estaba trabajando y que, según ha apuntado, se quedó "bloqueado" cuando su mujer le dijo que "había salido con lo puesto, con los niños asuntados, ante el peligro de que pudiera caer la casa". En ese momento todos ellos sintieron: "mucho miedo, me asusté mucho".

Ellos, al igual que el resto de afectados, han tenido que pasar la noche fuera de sus casas. "Los vecinos nos ofrecieron sus casas y el Ayuntamiento la posibilidad de alojarnos en un hostal, pero la mayoría tenemos la suerte de tener familiares cerca y hemos podido ir a su casa", ha contado.

"Ahora están mirando el desprendimiento", han venido unos peritos y estamos esperando a ver que dicen los geólogos para saber si "hay peligro por cómo está encauzado el río", ha comentado este hombre que ha reconocido que siempre habían tenido "esa cosa" de si algún día pasaba algo con este río les pudiera afectar.

Según ha explicado el alcalde de Bera, Aitor Elexpuru, "hay una regata que pasa por debajo de los edificios, pequeña, que desemboca en un lavadero y sigue al Bidaosa, pero parece que con estas lluvias la regata ha encontrado otro camino y ayer reventó un muro de piedra porque no encontraba otro camino y en el lavadero no desembocaba".

"El miedo era por dónde podía seguir", ha indicado el alcalde, que ha señalado que hay "unos desperfectos, un socavón enorme".

A la espera de la evaluación de los peritos, tras las primeras actuaciones de emergencias parece que "a primera vista los edificios están bien pero hay que mirar la situación", según Elexpuru, que ha añadido que "la estructura a primera vista no tiene muchos desperfectos", pero "no es lo que se ve sino lo que no se ve, los cimientos como están", por lo qué habrá que esperar a ver qué dicen los geólogos.

Sobre cuándo podrán las familias volver a sus viviendas, ha comentado que "parece que puede ser cuestión de días todavía", podrían estar fuera de sus casas "dos o tres días".

Este suceso se produjo en una jornada en la que se registraron en Navarra intensas lluvias pero que no han dado lugar a "inundaciones tremendas, alguna bajera inundada, el Bidasoa va crecido, pero esto ha sido una sorpresa, no lo esperábamos", ha reconocido el alcalde, quien ha manifestado, no obstante, que "llueve sobre mojado, llevamos semanas con lluvias, están las tierras y los montes mojados y pasa lo que pasa". 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Las familias desalojadas en Bera no podrán volver a sus casas en los próximos días