SOCIEDAD

El efecto Covid-19 'desata la fiebre' por el alquiler de los pisos universitarios en Pamplona

Dos empresas asentadas en la Comunidad foral buscan una alternativa para estos estudiantes que todos los años acuden hasta la capital navarra.

Un hombre, ante el escaparate de una inmobiliaria. EFE
Un hombre, ante el escaparate de una inmobiliaria. EFE  

La crisis sanitaria del coronavirus ha provocado incertidumbre en el entorno académico. Desde que el pasado 14 de marzo se decretará el estado de alarma, colegios, institutos y universidades han tenido que buscar nuevas formas de enseñanza.

A pesar de la posibilidad de un nuevo confinamiento y la incertidumbre de si habrá o no clases presenciales, la demanda de alquileres de pisos universitarios ha aumentado de cara al próximo curso.

Para garantizar las medidas sanitarias exigidas y seguir ofertando los servicios habituales, las agencias inmobiliarias especializadas en este público llevan cinco meses trabajando a destajo.

Nicolás Iribar es el encargado del desarrollo tecnológico de Campus Home. Un modelo de negocio que él mismo describe como una “pequeña revolución”, a medio camino entre un piso de estudiantes convencional con las comodidades y servicios de una residencia.

El pasado curso gestionaron la estancia de 800 estudiantes repartidos en 200 pisos de Pamplona. De cara al próximo curso, el número de solicitudes de alojamiento se ha incrementado.

“Existen dos razones fundamentales. La primera económica. Este año el cliente se mira más el bolsillo y nuestro oferta es similar o más barata en precio que el de una residencia, incluyendo nosotros además el precio de las comidas”, incide Iribar.

La segunda tiene que ver con el coronavirus y el número de personas convivientes. Mientras que en los pisos son cuatro personas las que comparten estancia, los lugares comunes de las residencias pueden congregar decenas de jóvenes.

De cara al curso 20-21, las medidas de seguridad se han convertido en la prioridad número uno de estas inmobiliarias. Todos los residentes dispondrán de mascarillas reutilizables de manera gratuita, así como de geles de mano. Además se realizarán desinfecciones de los apartamentos y se dará formación tanto a personal de servicio como a los estudiantes.

De igual manera, en el caso de Campues Home se limitará y controlará el acceso de invitados para garantizar en todo momento las medidas sanitarias.

PROTOCOLO EN CASO DE COVID-19

En declaraciones a Navarra.com, Iribar ha comunicado el desarrollo de una aplicación móvil en la que los usuarios podrán notificar si tiene síntomas en relación al Covid-19.

En el caso de que algún residente tuviera estos síntomas o diera positivo por coronavirus, la empresa ha habilitado pisos vacíos en los que se puedan confinar estas personas, que seguirían disponiendo de todos los servicios durante su cuarentena.

TRANQUILIDAD, COMODIDAD Y TRANSPARENCIA COMO PILARES DE FUNCIONAMIENTO

Otra inmobiliaria especializada en alquileres de pisos para universitarios es Unibooking. En un espacio de tiempo de tres años cuentan con una red de 400 estudiantes alojados en los diferentes pisos que gestionan.

Ana Martínez, fundadora de la inmobiliaria, asegura que el esfuerzo realizado este año ha sido “brutal”.

“Bastantes alumnos se han quedado en los alojamientos por responsabilidad individual o por seguir centrados en los estudios y no han dejado de estar atendidos. Todos los residentes han continuado con las despensas llenas y a las familias se les ha comunicado semanalmente el estado de sus hijos y la situación de España y Pamplona”, añade Martínez.

El modelo de funcionamiento de Unibooking se basa en tres pilares fundamentales. La tranquilidad para las familias de saber que sus hijos están cuidados y atendidos, la comodidad para el estudiante para que pueda centrarse en la carrera y la vida universitaria y la trasparencia con los propietarios”.

PERSONALIZACIÓN Y FLEXIBILIDAD DE CARA AL CURSO ACADÉMICO

Aunque las inmobiliarias hayan planteado un año académico normal en cuanto a su duración, la situación generada por la crisis sanitaria ha provocado que situaciones habituales durante el transcurso del curso académico sean una incógnita

Desde Unibooking, si bien aseguran que este año han aumentado interés y demanda, reconocen que existe también mucha incertidumbre. El posible cierre de las fronteras o circunstancias familiares de cada uno hacen necesario la búsqueda de nuevas fórmulas para contentar a sus clientes.

"Hay mucha gente que quiere seguir en las universidades de Pamplona pero dependen de las circunstancias externas", explica Martínez. Por ello desde Unibooking han optado por la personalización de cada caso, para "intentar que esa incertidumbre sea más certeza".

“Muchas veces los hijos no contestan a sus padres, por ello nos ponemos en contacto con ellos, porque que una tercera persona hable con los hijos transmite mucha tranquilidad a las familias”, puntualiza.

Por su parte, desde Campus Home mantienen una fuerte apuesta por la flexibilidad

Al contrario que ocurre en las residencias universitarias, ellos no obligan a pagar la estancia anual en el momento de la reserva. Esta decisión cobra aún más sentido si se tiene en cuenta que alrededor del 65-70% de sus clientes son alumnos internacionales y que dependen de las decisiones fronterizas que tomen los distintos gobiernos.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El efecto Covid-19 'desata la fiebre' por el alquiler de los pisos universitarios en Pamplona