PREMIUM  SOCIEDAD

Inicia una campaña en las redes sociales tras morir envenenada su perra en un pipicán de la Taconera

Alberto Riol reclama al Ayuntamiento de Pamplona que vigile las instalaciones de esparcimiento de los canes. Su petición ha sido suscrita por unas 1.500 personas.

Maya, la perra envenenada de Alberto Riol. TWITTER
Maya, la perra envenenada de Alberto Riol. TWITTER  

Las redes sociales le están sirviendo al periodista Alberto Riol Montón para montar y dar difusión pública a una campaña puesta en marcha para denunciar la muerte de su perra Maya, envenenada por un raticida en el pipicán de la Taconera, y reclamar al consistorio pamplonés más medidas de seguridad, que eviten casos como el suyo.

Esta desafortunada historia comenzó esta misma semana, cuando el animal, de cuatro años, comenzó a mostrarse alicaído. A partir de ahí, empezó a defecar sangre, y sus dueños decidieron llevarlo al veterinario.

Riol fue relatando a través de su cuenta de Twitter todos los avances en la que parecía la recuperación de su perra, pero finalmente su mascota no pudo superar el veneno que había ingerido, por lo que se decidió sedarla para que no sufriera.

Desde entonces, su dueño ha iniciado una campaña en Change.org para evitar que un caso como el de su perra se vuelva a producir en Pamplona o en cualquier otra ciudad. Este domingo por la tarde, la petición ya había sido suscrita por cerca de 1.500 personas.

CAMPAÑA DE PREVENCIÓN

"A pesar de haber puesto denuncia ante Policía Municipal, somos conscientes de que, si el caso no se mueve por vías ciudadanas, su fallecimiento no solo quedará impune, sino que no servirá para nada", escribió en la citada plataforma.

"Quiero evitar que ninguna otra familia sufra lo que nosotros estamos sufriendo por la acción de desalmados que atentan contra la salud pública por un lado, y por la inacción y descuido de ayuntamientos (responsables de que no haya peligro en parques públicos) por otro", añade.

Ante esta situación, reclama la existencia de grandes áreas para que los perros puedan disfrutar libremente sin molestar a nadie. "Es algo que en Pamplona tenemos en gran número, y ojalá existiera en muchas otras ciudades", manifiesta.

"Si el Ayuntamiento de Pamplona pone unas normas, y obliga a que sólo se pueda soltar a los perros en esas áreas, es también su obligación garantizar que sean espacios libres de peligros. No llevamos a nuestros perros a donde el consistorio nos indica para que sea precisamente allí donde nos los envenenen, sabiendo los criminales que es donde podrán obrar su atentado", denuncia.

PELIGROSOS RATICIDAS

Riol también alerta sobre el peligro de los raticidas, que presentan formas diversas pero suelen tener colores llamativos, "y cualquier niño podría ingerirlos con las mismas horribles consecuencias" que las que le ocurrió a su mascota.

"Por ello, deseo que las áreas de esparcimiento canino y los parques de la ciudad se mantengan y refuercen para orgullo y disfrute de sus habitantes; pero a la vez exijo que estos espacios cuenten con videovigilancia efectiva, de manera que, ante un atentado contra la salud de animales o personas, pueda identificarse al agresor y advertir de manera urgente a otros ciudadanos del peligro", escribe en Change.org.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Inicia una campaña en las redes sociales tras morir envenenada su perra en un pipicán de la Taconera