SOCIEDAD

La igualdad de género mejora en Navarra y se acerca al nivel de países europeos de referencia

Cuando se comparan los resultados en Navarra con los del conjunto de la Unión Europea se aprecia que Navarra supera al conjunto de la UE-28 en el índice general.

Varias personas unen sus manos en una reunión de trabajo. ARCHIVO
Varias personas unen sus manos en una reunión de trabajo. ARCHIVO

El Índice de Igualdad de Género (IIG) de Navarra se sitúa en los 70 puntos sobre 100 en 2017, lo cual supone una mejora de 0,9 puntos con respecto a la medición anterior, realizada en 2015.

Entre los años 2010 y 2017 se han efectuado cuatro mediciones, que han mostrado un paulatino avance del valor del IIG de Navarra, que pasó de 66,9 puntos en 2010 a 70,0 en 2017, según datos elaborados por el Instituto de Estadística de Navarra (Nastat).

El Índice de igualdad de género es un indicador compuesto que Nastat elabora y publica con la misma periodicidad y metodología con la que el Instituto Europeo para la Igualdad de Género (EIGE) hace público su Índice de Igualdad de Género (GEI) para los 28 países de la Unión Europea.

En este índice la puntuación se mide entre los valores uno y cien, siendo el valor más alto el que se identifica con la máxima igualdad posible en todas las dimensiones de la realidad política, económica y social que se contemplan en el IIG.

El IIG de Navarra en 2017 se sitúa un punto y siete décimas por delante del de España (68,3 puntos) y en la mitad superior de la clasificación europea, a medio camino entre Suecia, que es el país con mejor puntuación, 82,6; y Grecia, que figura a la cola de dicha clasificación con 50 puntos.

La igualdad de género, como muchos otros indicadores en el campo de lo social, mantiene una estrecha relación con el desarrollo económico. En este sentido, en Navarra la igualdad de género se sitúa "por encima de lo que se corresponde con su grado de desarrollo económico", y queda cercana respecto a referentes europeos como Bélgica, Reino Unido o Francia.

31 INDICADORES DIFERENTES

El Índice de Igualdad de Género resume en un único valor la información que aportan hasta 31 indicadores diferentes de igualdad entre hombres y mujeres; pero al mismo tiempo puede aportar información más desagregada, describiendo lo que ocurre con la igualdad en cada una de las seis dimensiones y catorce subdimensiones que se contemplan en la metodología de EIGE.

Así, se aprecia que el valor general del Índice de Igualdad de Género esconde importantes diferencias según el ámbito de la realidad política, económica y social en que se mide la igualdad.

La igualdad es mayor en la dimensión de salud, 88,4 puntos; y en la de dinero, 78,3; y considerablemente menor en las dimensiones relacionadas con el poder, 60,6 puntos, y el conocimiento, 65,8. Si se desciende hasta el nivel de las subdimensiones, se ve que la igualdad entre hombres y mujeres es casi plena en Navarra en lo que respecta al acceso a los servicios sanitarios, 99,4 puntos, y al estado de salud, 94,5; y alcanza sus dos valores más bajos en poder económico y poder social, 45,4 y 55,3 puntos, respectivamente.

Dentro de la dimensión poder destaca el grado de igualdad que se alcanza en la subdimensión de poder político: 88,7 puntos y el contraste entre este valor y los que se obtienen en las subdimensiones de poder económico y social.

Cuando se comparan los resultados en Navarra con los del conjunto de la Unión Europea se aprecia que Navarra supera al conjunto de la UE-28 en el índice general y en todas las dimensiones excepto en dos: dinero y empleo.

EVOLUCIÓN TEMPORAL EN NAVARRA

En cuanto a la evolución temporal, la tendencia a la igualdad en Navarra es "consistente pero lenta", de forma que aunque todas las observaciones mejoran los resultados de las anteriores, en ocho años se ha producido una mejora acumulada de tan solo 3,1 puntos (sobre cien). Extrapolando esta velocidad de mejora se obtiene que la plena igualdad se obtendría dentro de 67 años.

La lentitud en los cambios que conducen a la igualdad no es privativa de la sociedad navarra, sino que se verifica en prácticamente toda Europa.

La desigualdad de género en Navarra es particularmente persistente en áreas como la situación económica, el tiempo dedicado a actividades sociales, el poder en el ámbito social, o las conductas relacionadas con la salud. En todas ellas la desigualdad no se ha reducido, sino que ha aumentado entre 2010 y 2017.

Las mismas fuentes concluyen que "las rápidas mejoras que se han conseguido en el terreno de la política, donde actualmente las mujeres participan prácticamente en la misma proporción que los hombres en las instituciones navarras, no se han extendido al ámbito de los comportamientos sociales, incluyendo el reparto de las tareas domésticas o los hábitos de consumo y vida; ni tampoco han provocado un reparto más equitativo de los recursos económicos".

Los resultados en Navarra son muy similares a los del conjunto de España, de forma que las diferencias encontradas son leves en todas las dimensiones, y resultan favorables a Navarra en todos los casos salvo en dos, empleo y salud. La única diferencia realmente apreciable es la que se produce en la dimensión tiempo, donde Navarra aventaja en casi cinco puntos a España.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La igualdad de género mejora en Navarra y se acerca al nivel de países europeos de referencia