• miércoles, 20 de octubre de 2021
  • Actualizado 19:55

 

 
 

SOCIEDAD

La "incertidumbre" se apodera del comercio y la hostelería navarra: "Nos da miedo el verano"

Los establecimientos desconcen cómo va a ser la respuesta de los ciudadanos y cómo les va afectar la suspensión de los Sanfermines.

Una trabajadora de la tienda de moda Urban Sons recibe formación sobre el protocolo de actuación por el Covid-19 momentos antes de reabrir la tienda al público el día en el que la capital navarra pasa junto el resto de la comunidad a la Fase 1 del Plan de Desescalada establecido por el Gobierno de España. En el caso de que un cliente se pruebe una prenda que posteriormente no adquiera, ésta se deberá higienizar, al igual que las devoluciones de prendas que realicen los clientes. En Pamplona/Navarra (España) a 11 de mayo de 2020.

CORONAVIRUS;FASE 1;DESESCALADA;COVID-19;ENFERMEDAD;PANDEMIA;ECONOMÍA;PANTALLA PROTECTORA

11/5/2020
Una trabajadora de una tienda de moda en Pamplona. EUROPA PRESS

El comercio y la hostelería afrontan la nueva normalidad con "incertidumbre" ante la respuesta de ciudadanos y turistas durante el verano y a las consecuencias que puede conllevar la suspensión de eventos y de fiestas como los Sanfermines.

"Incertidumbre" ha sido la palabra que han utilizado tanto Inma Elcano, de la Asociación de Comerciantes de Navarra, como Ana Beriain, de la Asociación de Hostelería y Turismo de Navarra, al ser preguntadas al respecto en la rueda de prensa posterior a la firma de un acuerdo para promocionar el producto local.

Respecto al comercio, Elcano ha comentado que durante los meses del confinamiento las ventas de los establecimientos de productos de primera necesidad que han abierto han sido en general "buenas", pero no así, por ejemplo, en zonas en las que se dependía del cliente foráneo, lo que ha supuesto una reducción.

Con la desescalada a primeros de mayo, la "respuesta fue muy buena", hubo ventas, que se paralizaron con el mal tiempo y en junio "no han sido buenas, principalmente por el tiempo", ha apuntado, tras lo que ha subrayado que con el buen tiempo y la salida de la gente a la calle las ventas se reanudan.

El verano lo ven con "incertidumbre" porque no saben cómo va a ser la respuesta de los ciudadanos y cómo les va afectar la suspensión de los Sanfermines.

En cuanto a la hostelería, Berian ha comentado que "los bares que no tienen terraza y hoteles lo están pasando fatal. Quizás las casas rurales y camping están trabajando bien, el resto está yendo despacito".

Ha establecido claras diferencias entre el turismo rural, en el que las reservas van "muy bien" y esperan alcanzar un 70 % y el turismo de ciudad, donde predomina la "incertidumbre" y "esperar". Están pendientes de cómo se comporte el turismo nacional y el cliente francés que "para Navarra es importantísimo".

La suspensión de los Sanfermines, de los congresos o de los campamentos repercuten de lleno en su sector, a lo que ha sumado que los turistas extranjeros que solían acudir sobre todo en julio a Navarra no lo van a hacer porque para "estas alturas ya tienen sus vacaciones encargadas".

"Da miedo el verano, tenemos muchas ganas de salir, pero da más miedo mediados de septiembre y octubre", ha reconocido Berian, quien ha agregado que "entre todos vamos a intentar controlar el virus, hacerlo lo mejor posible para que no haya brotes y que Navarra siga siendo un destino seguro, que es lo principal".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La "incertidumbre" se apodera del comercio y la hostelería navarra: "Nos da miedo el verano"