PREMIUM  SOCIEDAD

El recuerdo que llevó hasta Tudela a Iñaki Urdangarín y la infanta Cristina para disfrutar de sus exquisitas verduras

El exduque de Palma visitó la ciudad con la selección española de balonmano y tuvo ocasión de cenar en el restaurante al que acudieron este martes.

El dueño del restaurante Iruña, Julio Sanz, con Iñaki Urdangarín y la infanta Cristina. CEDIDA
El dueño del restaurante Iruña, Julio Sanz, con Iñaki Urdangarín y la infanta Cristina. CEDIDA  

Todos los habitantes de Tudela comentan este miércoles la visita que los exduques de Palma realizaron a la capital ribera el martes para, sobre todo, disfrutar de los productos de su huerta, famosos por su calidad y sabor en todo el territorio nacional.

La infanta Cristina y su marido, Iñaki Urdangarín, se dejaron ver por las calles del centro de Tudela antes de recalar en el local por el que habían acudido a la ciudad, el restaurante Iruña, que el exjugador de balonmano conocía desde hace años.

Precisamente, tuvo ocasión de disfrutar de su cocina cuando era famoso por sus participaciones en ese deporte. Fue en diciembre del 2004, el año en el que la selección española se proclamó campeona del mundo en Túnez.

Urdangarín ya se había retirado, pero acudió a Tudela junto con el equipo para realizar la concentración previa al Mundial de Balonmano. La primera noche que el combinado nacional pernoctó en la capital ribera, los jugadores cenaron en el restaurante Iruña.

Así lo ha contado este miércoles su propietario, Julio Sanz Martínez, que ha apuntado que este fue uno de los temas sobre los que conversaron cuando la familia (Urdangarín y Cristina acudieron acompañados por la madre de él, Claire Liebaert y la hija del matrimonio, Irene) entró en el establecimiento, ubicado en la calle Muro.

"La sorpresa fue mayúscula. Habían hecho una reserva a nombre de Cristina, pero no dijeron nada más. Así que cuál fue nuestro asombro cuando los vimos aparecer por la puerta del restaurante", ha relatado.

TRATO CORDIAL

Sin embargo, la cordialidad reinó durante la comida. "El trato con ellos fue de lo más normal, de lo más cercano y de lo más agradable; no hubo problemas de ningún tipo. Incluso hubo gente en el comedor que se levantó a saludarlos, y no les pusieron ninguna pega; al revés, fueron encantadores", ha subrayado.

Los exduques de Palma se sentaron en la mesa más céntrica del comedor. No fue algo premeditado ni organizado por ellos ni por los responsables del local. De hecho, Sanz ha explicado que incluso les ofreció colocarlos en una mes más apartada, "pero ellos dijeron que estaban bien allí, y saludaron muy amablemente a todos los que se acercaron a hablar con ellos".

El dueño del restaurante Iruña ha confirmado que la reserva tuvo su origen en el recuerdo del establecimiento que tenía Urdangarín. "Él se acordaba de la vez que estuvo cenando aquí, y tenía ganas de comer verdura. En nuestra conversación, rememoró que fue una concentración atípica la de ese año, porque hubo varias nevadas y solo puso estar medio equipo", ha incidido.

La cuestión es que su recuerdo de las verduras que comió aquella noche hizo que quisiera regresar a Tudela. La comida de este martes, cómo no, estuvo compuesta de los manjares más típicos de la capital ribera. "Les gustó mucho. Hicieron un menú a base de verduras, se comieron todo de maravilla y se fueron encantados. Se decantaron por croquetas de borraja y cardo, ensalada de temporada con apio, cardo, escarola y achicoria, y después terminaron con una menestra", ha expuesto Sanz.

GRANDES PERSONALIDADES

Para este establecimiento tudelano, la publicidad conseguida con la visita de Urdangarín, la infanta Cristina y su familia les llena de orgullo. "Para nosotros, es un halago que quieran venir a comer a nuestra casa. Al final, los tratas como a todo el mundo, muy bien, pero luego sí que es verdad que tiene una repercusión muy grande".

No es el primer personaje famoso en disfrutar de su comida. En el 2016, por ejemplo, se sentó en una de sus mesas el entonces presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy. "Es la mejor verdura que he comido nunca", llegó a decir.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El recuerdo que llevó hasta Tudela a Iñaki Urdangarín y la infanta Cristina para disfrutar de sus exquisitas verduras