PREMIUM  SOCIEDAD

Los impuestos que llegan a Navarra en 2019: vuelve una antigua tasa y se añaden ventajas para mayores de 65 años

Se van a modificar hasta once leyes fiscales que hasta ahora se encuentran vigentes en la Comunidad foral.

Varias personas realizan su declaración de la renta en Navarra. IÑIGO ALZUGARAY
Varias personas realizan su declaración de la renta en Navarra. IÑIGO ALZUGARAY  

El Gobierno de Navarra ha aprobado en el consejo semanal el proyecto de ley foral de medidas tributarias para 2019, lo que supondrá modificar hasta once leyes fiscales ahora vigentes.

La portavoz del Gobierno, María Solana, ha indicado en conferencia de prensa tras la sesión que con este proyecto se recupera el impuesto a las grandes superficies, para contribuir al equilibrio de la trama urbana a través del pequeño comercio y el medio ambiente, y se introduce una nueva exención en el IRPF para personas mayores.

El Ejecutivo indica en relación al impuesto a las grandes superficies que el tribunal europeo ha dictaminado su "perfecto encaje" en la legislación comunitaria y por tanto procede a recuperarlo una despejada la inseguridad jurídica que llevó al Parlamento foral a eliminarlo hace unos años.

Y agrega que "este impuesto tiene por objeto gravar la capacidad económica de las grandes superficies y establecimientos comerciales que producen externalidades negativas al no asumir los costos económicos y sociales que afectan a la vida colectiva, particularmente en el tejido y actividades de los núcleos urbanos, en la ordenación del territorio, en el medio ambiente y en las infraestructuras".

Relacionado también con el IRPF, resalta la creación de una nueva exención por reinversión que excluye del gravamen los incrementos patrimoniales de las personas mayores de 65 años si el importe obtenido se destina a la constitución de una renta vitalicia.

Con esta medida el Ejecutivo navarro pretende mejorar la calidad de vida de las personas mayores en una sociedad cuya esperanza de vida es cada vez más elevada.

Aunque la mayor parte de las novedades introducidas en el proyecto de ley tienen carácter técnico, también se recogen otros beneficios fiscales por ejemplo para la consolidación de las empresas y para promover la implicación de los trabajadores en ellas y en la participación de su accionariado.

En concreto, quedará exento el incremento patrimonial del empresariado que transmita la empresa a su personal; el importe pagado por estas personas empleadas en la adquisición de la empresa tendrá una deducción en la cuota del 15%; y además, bajo ciertas condiciones, la transmisión de acciones no se considerará retribución en especie.

Por otra parte, estarán exentos los premios obtenidos por los trabajadoras que hayan colaborado en la obtención de nuevas patentes en sus empresas.

Además, se establece un nuevo límite de 3.500 euros para las contribuciones empresariales a sistemas de previsión social con el fin de evitar la doble imposición que podían llegar a sufrir estas personas trabajadoras.

Y en cuanto al tratamiento en el IRPF de las anualidades por alimentos de acuerdos notariales, el proyecto de ley refleja que se equipararán a las derivadas de los procedimientos judiciales, una medida pretende facilitar que el trámite sea más rápido y cómodo para el contribuyente.

Otras novedades re refieren al Impuesto de Sociedades y dentro de él al beneficio fiscal por inversiones y por I+D+i, que se simplifica y flexibiliza, y a las inversiones en producciones cinematográficas que eleva del 25% al 40% el porcentaje de inversión total que será necesario realizar en Navarra y fija un techo preventivo de 3 millones de euros como tope para la deducción.

Además se incentiva la figura de la persona que financia estos proyectos de manera similar a como existe para los de I+D+i y se veta la utilización en ambos casos de la forma jurídica de Agrupación de Interés Económico por no adecuarse al fin que se persigue con estos incentivos.

El objetivo de estos cambios es aumentar el retorno económico de los beneficios fiscales asegurando la viabilidad de los proyectos que se acogen a ellos.

Otra de las novedades del proyecto afecta al Impuesto de Sucesiones y Donaciones para el que se plantea la obligatoriedad de la autoliquidación, y además, en el caso de las herencias, no será necesaria la aceptación expresa para que surja el hecho imponible.

Por último, el proyecto recoge una serie de modificaciones en la Ley Foral General Tributaria relacionadas con la lucha contra el fraude fiscal, y menores sanciones para incentivar la presentación de impuestos fuera de plazo sin requerimiento previo de Hacienda.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los impuestos que llegan a Navarra en 2019: vuelve una antigua tasa y se añaden ventajas para mayores de 65 años