ECONOMÍA

Chivite se frota las manos con la subida fiscal de Barkos: 458 millones más de recaudación en 2019

Los impuestos a los navarros han supuesto una recaudación de 3.941 millones el pasado año, un 13,1 % más que en 2018.

La expresidenta del Gobierno, Uxue Barkos, abraza a la actual presidenta, María Chivite, en su sesión de investidura. MIGUEL OSÉS
La expresidenta del Gobierno, Uxue Barkos, abraza a la actual presidenta, María Chivite, en su sesión de investidura. MIGUEL OSÉS  

La Hacienda de Navarra ha cerrado el año con una recaudación líquida de 3.941,1 millones de euros, lo que supone aumento de 458,2 millones (un 13,1 %) respecto al año anterior.

Con ello, ha explicado en conferencia de prensa la consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz, se ha cumplido el objetivo fijado para el presupuesto de ingresos de 3.825,8 millones, con un grado de ejecución presupuestaria del 103,2 %.

La consejera ha señalado que el próximo lunes, en sesión de gobierno, se tomará la decisión del incremento del techo de gasto en algo más de 16 millones de euros, lo que es posible por la mayor recaudación por el impuesto del juego e IRPF.

El incremento de la recaudación líquida en términos homogéneos se sitúa en 275,4 millones de euros (un 7 % más), una vez eliminados los efectos de determinadas circunstancias excepcionales como, por ejemplo, el diferente calendario fiscal de ingresos y también de devoluciones que ha afectado a varios impuestos.

La recaudación por impuestos directos en Navarra ha ascendido a 1.953,9 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 16 % respecto al ejercicio anterior. Los impuestos indirectos han llegado a 1.956,7 millones, un 10,6 % más.

De los 3.941,1 millones ingresados, 2.807,3 corresponden a los ingresos por gestión directa de la Hacienda Foral y 1.133,8, a ingresos vía ajustes por impuestos indirectos del Convenio Económico.

El IRPF es el principal impuesto en cuanto a recaudación, con 1.533,1 millones de euros, 187,3 millones más que en 2018 y con un incremento porcentual del 13,9 %.

La explicación de este buen comportamiento está tanto en el favorable resultado de la Campaña de la Renta de 2018 como en el incremento de las retenciones de trabajo y capital, así como de los pagos fraccionados ingresados por empresarios y profesionales.

El incremento de las retenciones de trabajo es notable, con un 11,1 %. Además, aun descontando el efecto del cambio de calendario de las cuotas de noviembre de 2018, la recaudación crece en términos homogéneos un 9,3 %.

Respecto al IVA, que es la segunda figura tributaria en importancia recaudatoria, se han ingresado 1.324,2 millones de euros en 2019, lo que supone un crecimiento del 12,1% respecto a 2018.

Los ingresos totales por este impuesto en 2019 han ascendido a 2.517,8 millones (de ellos 1.464,5 por gestión directa y el resto vía ajustes con el Estado) y las devoluciones han sido por importe de 1.193,6 millones.

La recaudación por el Impuesto de Sociedades se ha situado en 274 millones de euros, frente a los 192,6 millones ingresados hace un año. En términos homogéneos el incremento es del 3,7 %, ya que en 2018 se realizó la devolución de las campañas de 2016 y 2017.

La recaudación de los Impuestos Especiales ha sido de 536,4 millones y, tanto por gestión directa de Hacienda como por ajustes con el Estado, se ha incrementado en un 3,4 % y un 53,7 % respectivamente, lo que da un incremento global en términos absolutos de 43,2 millones de euros respecto a 2018.

Todos estos impuestos han tenido un comportamiento positivo, pero destaca el incremento más importante que se da en la recaudación del Impuesto sobre hidrocarburos, que crece un 12,7 %.

También crece el Impuesto sobre el Valor de Producción de Energía Eléctrica, que ha recaudado 49,7 millones.

En el Impuesto sobre el Patrimonio, los ingresos han sido inferiores a los del año 2018, alcanzando los 33 millones de euros.

En cuanto al resto de impuestos directos, Hacienda destaca positivamente la recuperación en el año 2019 del Impuesto sobre grandes establecimientos comerciales, del que se han ingresado 1,6 millones.

Por el contrario, con signo negativo evoluciona el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, un tributo de vencimiento no periódico y de carácter aleatorio, pero que lleva ya varios meses de tendencia a la baja, y que en el año ha acumulado una importante caída del 17,2 %, restando 10,1 millones de euros a la recaudación total.

En los impuestos indirectos, el Impuesto sobre Trasmisiones Patrimoniales presenta una caída del 2,9%.

En cambio, Actos Jurídicos Documentados ha mantenido tasas positivas de crecimiento, del 3,4 %, pese a los síntomas de enfriamiento de la economía.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Chivite se frota las manos con la subida fiscal de Barkos: 458 millones más de recaudación en 2019