• sábado, 27 de noviembre de 2021
  • Actualizado 23:58

 

 
 

SOCIEDAD

Movimientos en la Iglesia en Navarra: el arzobispo se 'jubila' y el auxiliar se marcha

Francisco Pérez cumple los 75 años reglamentarios el próximo mes de enero y Juan Antonio Aznárez va a ser nombrado arzobispo castrense. 

Francisco Pérez, arzobispo de Pamplona y Tudela; y Juan Antonio Pérez, obispo auxiliar de la misma diócesis. ARCHIVO
Francisco Pérez, arzobispo de Pamplona y Tudela; y Juan Antonio Pérez, obispo auxiliar de la misma diócesis. ARCHIVO

La Iglesia en Navarra va a vivir unas próximas semanas de mucho movimiento y cambios ya que va a tener que afrontar el relevo de sus dos principales figuras

Francisco Pérez, arzobispo de Pamplona y Tudela, va a presentar su renuncia al Papa Francisco en enero al cumplir los 75 años, mientras que el obispo auxiliar de la diócesis desde 2021, Juan Antonio Aznárez, va a ser nombrado este lunes arzobispo castrense, según han publicado este domingo algunos portales especializados. 

En el caso de Francisco Pérez, que llegó a Pamplona en julio de 2007 nombrado por Benedicto XVI en sustitución de Fernando Sebastián, cumplirá años el próximo 13 de enero, por lo que tendrá que presentar ante el Papa su renuncia obligatoria al llegar a esta edad y deberá poner su cargo a disposición del Santo Padre. 

Aunque la sustitución y el nombramiento del nuevo arzobispo podría llevarse a cabo desde el mismo momento de la renuncia, lo cierto es que el Papa Francisco podría tomarse un tiempo en nombrar a un nuevo responsable de la Iglesia en Navarra. Por ejemplo, el arzobispo de Barcelona y presidente de la Conferencia Episcopal, Juan José Omella, presentó su renuncia al Papa este verano tras llegar a los 75 años y todavía no tiene sustituto. 

Caso distinto es el de Juan Antonio Aznárez Cobo, natural de Eibar, pero criado en Tudela y destinado en Navarra durante toda su vida religiosa. Todo apunta a que este mismo lunes va a ser nombrado arzobispo castrense, por delante de los obispos que parecían mejor posicionados para el puesto, como José María Gil Tamayo. 

Aznárez ocupará el puesto que ya desempeñó Francisco Pérez antes de recalar en Pamplona, uno de los más importantes del país al ser el más alto puesto de la Iglesia católica para las Fuerzas Armadas de España y que se ocupa también de la Casa Real. 

Por este motivo, se trata de un cargo que no sólo tiene que tener el visto bueno de la Iglesia, sino que debe contar, además, con la respuesta afirmativa del Gobierno y del propio rey Felipe VI, en estos momento. 

La elección de Juan Antonio Aznárez como arzobispo castrense se ha llevado a cabo tras elaborar una terna de candidatos que se entregó al Papa Francisco para validar cualquiera de los tres nombres como posibles y después de varias opciones que no fructificaron. Tal y como figura en los acuerdos entre España y la Santa Sede, es finalmente el Rey de España el que decide el nombre de entre los tres seleccionados para ser nombrado por el Papa, aunque puede declinar y que sea el Vaticano el que tome la decisión final. 

Aunque nacido en Guipúzcoa, la familia de Aznárez se trasladó a vivir a Tudela cuando él tenía 13 años. Realizó los estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor de Pamplona. Fue ordenado Sacerdote el día 27 de octubre del año 1990, en la Parroquia de “Santa María la Mayor”, de Tudela. Fue incardinado en la Diócesis de Pamplona y Tudela. Todas sus tareas pastorales han tenido lugar en localidades de Navarra. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Movimientos en la Iglesia en Navarra: el arzobispo se 'jubila' y el auxiliar se marcha