• domingo, 24 de octubre de 2021
  • Actualizado 09:31

 

 
 

SEGURIDAD

La huella de carbono de la Policía Foral equivale a la de 150 personas

Agentes de la policía autonómica han recibido formación para reducir el impacto que tiene su actividad sobre el medio ambiente.

Agentes de la Policía Foral reciben formación para reducir la huella de carbono. POLICÍA FORAL
Agentes de la Policía Foral reciben formación para reducir la huella de carbono. POLICÍA FORAL

La huella de carbono que deja la actividad que lleva a cabo la Policía Foral equivale a la de 150 personas, según datos internos del cuerpo en los que se indica que el 66% de su consumo energético es el combustible de los vehículos, el 20% es eléctrico y el 14% de gas natural.

Con estos consumos, la huella de carbono de la Policía Foral es de 1.296TnCO2, lo que equivale a 150 personas teniendo en cuenta que la huella de carbono per cápita en Navarra se sitúa en 8.7TnCO2.

Los daos se han conocido como motivo de la participación de agentes de distintas unidades en varias acciones formativas sobre la huella de carbono generada por la Policía Foral, una iniciativa contemplada en el Plan Estratégico 2020/23 y que afecta de forma transversal a la actividad de todo el cuerpo.

Durante las sesiones, los agentes han adquirido conocimientos y pautas relacionadas con el impacto que tiene la actividad policial sobre el medio ambiente, especialmente la motivada por las emisiones generadas de dióxido de carbono.

La Policía Foral es una de las 15 organizaciones que han presentado registros de huella de carbono en el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, y desarrolla una política activa para reducirla entendiendo que "la mejora medioambiental pasa por impulsar la movilidad sostenible y la sostenibilidad como cultura organizativa, promoviendo un conjunto de buenas prácticas en la labor diaria de los agentes".

Algunos ejemplos de estas iniciativas son la compra de vehículos eléctricos o de bajo consumo, la renovación de equipos de climatización, el aislamiento térmico de paredes y ventanas e incluso la compra de uniformes neutros en la emisión de CO2, mientras que se están experimentando también nuevas formas de movilidad, como el uso de VMP (vehículos de movilidad personas) para determinados servicios.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La huella de carbono de la Policía Foral equivale a la de 150 personas