PREMIUM  SOCIEDAD

Un sindicato abertzale pide intensificar la huelga de villavesas para sacar a la dirección de su "inmovilismo"

LAB considera que "UGT y CCOO condenaron y vendieron a la plantilla, pero resulta que su aliada, la empresa, ni siquiera cumple con lo pactado"

Huelga de los trabajadores del servicio de villavesas de transporte comarcal de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Huelga de los trabajadores del servicio de villavesas de transporte comarcal de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY  

El sindicato LAB ha criticado que la empresa TCC, adjudicataria del transporte urbano comarcal de Pamplona, "se niega a negociar un convenio colectivo" y ha hecho un llamamiento a la plantilla para que "obligue a la empresa a salir del inmovilismo".

LAB ha explicado que este sábado volverá a haber paros en el servicio del transporte urbano "en protesta por el acuerdo alcanzado con los sindicatos minoritarios y para exigir a la empresa que se siente a negociar un convenio colectivo". Los paros serán entre las 19.30 y las 23.30 horas y habrá una concentración a las 20 horas en la plaza Merindades de Pamplona.

El sindicato considera que "TCC se encuentra muy cómoda sin sentarse a negociar y sin ni siquiera cumplir lo que ha pactado", por lo que ha llamado a los trabajadores a que "hagan todo lo posible para obligar a la empresa a salir de sus posiciones inmovilistas".

LAB ha explicado que el pasado 11 de marzo la empresa hizo llegar a la plantilla "un escrito donde explicaba el estado de aplicación del pacto extraestatutario firmado por los sindicatos UGT y CCOO y ella misma". "Al leerlo, la sorpresa fue ver los nuevos calendarios que ha hecho la empresa, en los que ha metido horas que se 'debían' de otros años, aun sabiendo que eso es ilegal, tal y como ya le han recordado desde Inspección de Trabajo", ha apuntado.

Del mismo modo, el sindicato ha señalado que TCC "tampoco ha explicado que las 30 personas de las que presumen haber pasado a mejores condiciones lo podían haber hecho antes de firmar cualquier acuerdo, solo que a la empresa no le apeteció hacerlo en ese momento y ahora parece que sí". "Tampoco cuentan que las mejoras en las condiciones son turnos partidos, disponibilidad al 100%, más contratos eventuales o jornadas al 80%, ni que esos domingos de libranza al año que iban a aumentar no aparecen por ningún lado", ha apuntado.

LAB considera que "UGT y CCOO condenaron y vendieron a la plantilla, pero resulta que su aliada, la empresa, ni siquiera cumple con lo pactado". "Todos los maravillosos beneficios que UGT y CCOO presumen haber conseguido se resumen en precariedad laboral y agrandar aún más la brecha entre una parte de la plantilla y otra, empeorando las condiciones laborales de las que ya estaban empeoradas y, de paso, dinamitar la negociación colectiva. No debemos obviar que lo que han hecho es muy grave, ya que dan carta blanca para negociar y firmar en minoría cerrando las puertas a cualquier negociación", ha añadido.

A continuación, el sindicato ha hecho que "la mayoría del comité (ELA, ATTU y LAB) han hecho tres llamamientos a la mesa de negociación y ha habido tres ausencias por parte de la empresa".

Ha insistido en que "la empresa está muy cómoda con esta situación y es deber nuestro sacarle de esa comodidad y obligarle a que se siente a negociar un convenio colectivo para toda la plantilla, pero también es responsabilidad de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona ya que el transporte urbano comarcal es un servicio público".

LAB ha reclamado, como mejoras de las condiciones laborales, "una recuperación salarial lineal del 5,38% arrebatado durante la crisis y que actualmente no tiene justificación ya que este mismo año se ha batido récord de viajeros", la realización de "contrataciones indefinidas al 100% de la jornada laboral y el "rechazo absoluto a la precariedad".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un sindicato abertzale pide intensificar la huelga de villavesas para sacar a la dirección de su "inmovilismo"