PREMIUM  SALUD

Marea blanca en Pamplona: los médicos navarros piden al Gobierno "negociar" para encontrar una solución

El Servicio Navarro de Salud ha tachado de incoherente la convocatoria de huelgas hasta el mes de septiembre que ha realizado el Sindicato Médico de Navarra.

Cientos de médicos se manifiestan frente al Gobierno de Navarra. PABLO LASAOSA
Cientos de médicos se manifiestan frente al Gobierno de Navarra. PABLO LASAOSA  

El Sindicato Médico de Navarra (SMN) se ha concentrado este jueves ante la sede del Gobierno foral donde ha anunciado que va a endurecer sus movilizaciones. En el segundo jueves de huelga de los cuatro previstos en principio, el SMN ha celebrado asambleas en Pamplona, Tudela y Estella, y la decisión ha sido no solo no desconvocar las protesta sin endurecerla. Y se apunta como probable que las huelgas pasen a ser de dos días seguidos en semanas alternas y durante los tres próximos meses.

Según el Sindicato, es al Gobierno de Navarra al que "le toca cumplir con la ley" y por ello le instan a sentarse a negociar, algo que desde el departamento de Salud se ha asegurado antes incluso de comenzar las movilizaciones que no se hará con una huelga convocada. Con respecto a la protesta de este jueves, la consejería ha cifrado el seguimiento en un 13,6%, medio punto inferior al que registró la semana pasada.

La tercera jornada de huelga de médicos en Navarra se está llevando a cabo este jueves y ha vuelto a poner de manifiesto la guerra de cifras entre el Gobierno foral y el Sindicato Médico (SMN) que la convoca.

Mientras que el Servicio Navarro de Salud (SNS) cifra la participación en un 13,5% y hace ver que el seguimiento está cayendo respecto a la semana pasada, el Sindicato Médico de Navarra (SMN) sostiene que entre el 75 y el 80% de los médicos han secundado la huelga.

Los convocantes reconocen que en esta tercera jornada de protesta el porcentaje de seguimiento está siendo un "poquito" más bajo que el del paro de la pasada semana, pero "similar" al de la primera jornada de huelga de facultativos.

No obstante, se trata de los primeros datos aproximados de seguimiento y el sindicato no dispondrá de las cifras definitivas hasta que acabe la jornada y reciba la información de cada centro de salud, tal y como ha explicado el secretario general de SMN, Alberto Pérez.

Respecto a esta diferencia entre las cifras dadas sobre la huelga por el sindicato y el Departamento de Salud, que cifra la incidencia en el 13,5%, Pérez ha afirmado que les importa "muy poco" lo que digan los responsables del departamento.

También ha cuestionado la postura del consejero de Salud, Fernando Domínguez, de no negociar hasta que se desconvoquen los paros. "Nosotros nos atenemos a la ley de huelga que dice que las dos partes tienen que sentarse a negociar", ha zanjado.

ENDURECER LA PROTESTA

En cualquier caso, Pérez ha puesto en valor que el seguimiento siga siendo del entorno del 80% y se ha mostrado "satisfecho" del apoyo de los médicos a la huelga. "En las asambleas la gente sigue estando muy caliente y con ganas de endurecer la postura", ha asegurado.

En este sentido, ha explicado que están barajando "dar una vuelta de tuerca" a su estrategia de cara a "endurecer" su postura y que están estudiando incrementar el número de jornadas de huelga y realizarlas con "más frecuencia". El SMN tomará una decisión una vez que escuche a los facultativos en las asambleas que han convocado a lo largo de este jueves.

Por su parte, el director gerente del Servicio Navarro de Salud, Óscar Moracho, ha afirmado que, “aunque viene siendo similar”, la jornada de huelga médica ha registrado un “ligero descenso” respecto a las convocatorias pasadas, con una participación del 13,5 % frente al 14,1 % del pasado jueves.

Moracho a indicado que con un total de 258 profesionales adheridos a la huelga, en Atención Primaria ha habido un mayor descenso, con 32 profesionales menos secundando los paros, cerca de un 6% menos. En atención hospitalaria, el índice “sigue siendo bajo”, con un 11% de participación. 

“Más del 80% de las consultas en Atención Primaria se están desarrollando con normalidad y más de un 70% de las intervenimos quirúrgicas, también”, ha trasladado Moracho, que ha asegurado que desde el departamento siguen “abiertos al diálogo” y que están “seguros de que se pueden encontrar soluciones que no sean tan dramáticas como la huelga”.

SALUD: "NOS PARECE INCOHERENTE"

“Nos parece una cierta incoherencia la convocatoria de huelgas hasta el mes de septiembre que ha realizado el sindicato médico”, ha añadido el gerente del SNS, que ha apuntado que las reivindicaciones de tipo salarial “tendrán que verse en las mesas de negociación”, en las cuales no pueden “forzar la actuación”. 

Por otro lado, ha destacado que “a pesar de las dificultades” se han convocado el 100% de las posibles plazas que se podían convocar en OPE, más de 1.000 en el ámbito sanitario y más de 350 en el colectivo médico, y se han realizado más de 80 contrataciones médicas. Cuestionado por la postura del sindicato médico, Moracho ha lamentado que “dos no hablan si uno no quiere”. 

“Nosotros presentamos hasta por escrito una plataforma de posibles medidas en relación a las reivindicaciones del sindicato médico y con un calendario de puesta en marcha de esas medidas –ha recordado-, pero a las 5 horas de presentar esta plataforma fue cuando se convoca la huelga”. En este sentido, ha criticado que “no ha habido por ahora ninguna respuesta” por parte del sindicato.

También ha sido cuestionado sobre la propuesta de incluir una casilla para que los profesionales en servicios mínimos marquen si quieren o no secundar la huelga. A este respecto, Moracho ha respondido que “son diferentes interpretaciones de la incidencia de la huelga” y que “nunca se ha contabilizado los servicios médicos mínimos como indicador de huelga”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Marea blanca en Pamplona: los médicos navarros piden al Gobierno "negociar" para encontrar una solución