• martes, 16 de agosto de 2022
  • Actualizado 08:52
 
 

SOCIEDAD

Los hospitales públicos de Navarra renuevan su señalización: las 200 nuevas imágenes

Esta actuación ha contado con la colaboración del centro de investigación biomédica Navarrabiomed, Policía Foral y la Clínica Universidad de Navarra. 

Dos personas esperan en la puerta de las urgencias del complejo hospitalario de Navarra durante la segunda ola de coronavirus en la Comunidad Foral. MIGUEL OSÉS
Dos personas esperan en la puerta de las urgencias del Hospital Universitario de Navarra. MIGUEL OSÉS

El Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN), los hospitales y otros centros sanitarios de la red pública han colaborado para renovar la señalización en torno a la prohibición de fumar en los recintos hospitalarios.

El Hospital Universitario de Navarra (HUN), el centro de consultas Príncipe de Viana, y el centro de salud Doctor San Martín, en Pamplona; la Clínica Ubarmin, en Elcano; el Hospital García Orcoyen de Estella; y el Hospital Reina Sofía de Tudela cuentan con cerca de 200 nuevas señales que recuerdan que estos entornos son espacios sin humo, donde está prohibido consumir cigarrillos y otros productos relacionados, como los cigarrillos electrónicos, ha informado el Gobierno.

De esta forma, se pretende concienciar a la población general para evitar el consumo de tabaco en las puertas de los hospitales y respetar que no solo los propios edificios, sino también su entorno, son espacios sin humo, de acuerdo con las normativas estatales.

Además, estas nuevas señales incluyen, en línea con el Ministerio de Sanidad y su campaña actual '¿Malos humos? No, gracias', a los productos del tabaco (cigarrillos, picadura de liar o tabaco calentado) y, también, a otros productos relacionados (cigarrillos electrónicos y hierbas para fumar).

Esta actuación, impulsada por el ISPLN y los propios recintos hospitalarios, ha contado con la colaboración del centro de investigación biomédica Navarrabiomed, Policía Foral y la Clínica Universidad de Navarra (CUN), que ya dispone de señales similares.

Las nuevas señales se ubican en los accesos a los recintos hospitalarios, tanto en puertas como escaleras, así como en otros puntos de estos entornos sanitarios, en un formato parecido a la señalización de tráfico para llamar la atención de viandantes, trabajadores y familiares de pacientes, y recordar la prohibición de fumar en todo el recinto.

UN REFUERZO DE LOS ESPACIOS SIN HUMO

Concienciar sobre los peligros del tabaco, tanto para las personas fumadoras como para su entorno, es una de las líneas de acción del ISPLN para este 2022. La exposición al humo ambiental del tabaco genera una importante carga de morbilidad y mortalidad para la población, y tanto población infantil como embarazadas constituyen grupos de especial riesgo, ha indicado el Ejecutivo.

El Código Europeo contra el Cáncer establece, entre las medidas que cada persona puede tomar para contribuir a la prevención de esta enfermedad, dos relacionadas con el tabaco: por un lado, no fumar ni consumir ningún tipo de producto relacionado y, por otro, hacer de su casa un hogar sin humo, así como apoyar las políticas antitabaco en los espacios públicos y en el lugar de trabajo. De ahí la oportunidad de realizar ahora este refuerzo de las señales antitabaco en los centros hospitalarios.

EL OBJETIVO, MANTENER EL DESCENSO DE PERSONAS FUMADORAS

El tabaco produce lesiones tanto a nivel pulmonar como en el sistema inmune, lo que condiciona que las personas fumadoras sean más susceptibles a las infecciones respiratorias. Así, por ejemplo, las personas que fuman pueden tener un mayor riesgo de desarrollar síntomas graves por coronavirus que las que no consumen tabaco.

Además, algunos tipos de cáncer prevenibles, como pulmón, páncreas, laringe o vejiga urinaria, entre otros, son una importante causa de muerte prematura (es decir, antes de los 75 años). En Navarra, según los datos del Registro de cáncer y el de mortalidad publicados recientemente a raíz de la conmemoración del Día Mundial contra el Cáncer, durante el año 2020 fallecieron 202 hombres y mujeres menores de 75 años por cáncer de pulmón. En ocho de cada diez casos, este tipo de cáncer está causado por el consumo de tabaco.

En la Comunidad foral, los estudios indican una tendencia decreciente en el consumo de tabaco desde 2001. La última Encuesta Europea de Salud, correspondiente a los años 2019-2020, reflejó que, en la Comunidad foral, un 18,2% de la población mayor de 14 años fuma a diario. Esa cifra es inferior a la de la anterior edición del estudio, en 2016-2017, que reflejó una prevalencia del 20,4%. Aunque ambas cifras son inferiores a las medias que se registraron en España (19,8 y un 22,1%, respectivamente), superan a las registradas en otros países europeos de nuestro entorno.

Por otro lado, en los últimos años han aparecido en el mercado nuevas formas de consumo que, según estudios disponibles, también pueden conllevar riesgos para la salud a corto plazo y ser una puerta de entrada a la adicción a la nicotina y al tabaco. Por ello, además de mantener las medidas frente al tabaquismo, es clave concienciar sobre los riesgos de los productos relacionados con el tabaco, para evitar el aumento de su utilización entre población juvenil y no fumadora.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los hospitales públicos de Navarra renuevan su señalización: las 200 nuevas imágenes