PREMIUM  SOCIEDAD

Las víctimas de ETA advierten en Pamplona contra "el nuevo relato que quiere limpiar el pasado"

Un homenaje con dos centenares de personas ha recordado en la capital navarra a los asesinados por la banda terrorista.

Concentración por el Día de la Memoria de las Víctimas de ETA. PABLO LASAOSA
Concentración por el Día de la Memoria de las Víctimas de ETA. PABLO LASAOSA  

Más de dos centenares de personas han participado este domingo en Pamplona en una concentración en recuerdo a las víctimas de ETA, en la que se ha advertido sobre "el nuevo relato" que "pretende limpiar el pasado y equiparar sufrimientos, lo que en la práctica los exonera de cualquier responsabilidad".

El acto, que ha tenido lugar a mediodía frente al monumento a las víctimas del terrorismo en la plaza de Baluarte de la capital navarra, se ha celebrado con motivo del Día en Memoria de los desplazados forzosos de ETA y de todas sus víctimas de crímenes contra la humanidad, aprobado por el Parlamento de Navarra en una declaración institucional realizada en el 2015. Ha consistido en una ofrenda floral, varias interpretaciones musicales y la lectura de un manifiesto a cargo de Rafael Doria, de Libertad Ya.

El homenaje ha sido convocado por Libertad Ya, Fundación Tomás Caballero, Sociedad Civil Navarra, Asociación por la Tolerancia, Doble 12, Recuperar Navarra y Vecinos de Paz, y ha contado con la adhesión de la recientemente creada Asociación Navarra de Víctimas de ETA.

Entre las autoridades asistentes se encontraban la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales del Gobierno de Navarra, Ana Ollo, acompañada del director general de Paz y Convivencia, Álvaro Baraibar, la delegada del Gobierno en la Comunidad foral, Carmen Alba, la presidenta del Parlamento, Ainhoa Aznárez, así como representantes de UPN, Geroa Bai, Podemos, PSN y PPN.

EL DESPERTAR TARDÍO DE PARTE DE LA SOCIEDAD

En su intervención, Doria ha criticado que "en un período especialmente complejo en el que estamos, el paso de una etapa de violencia etarra a otra sin ella, parece que hay que relajarse, máxime cuando el despertar de parte de la sociedad fue demasiado tardío".

Al respecto, ha lamentado que "los 40 años de plomo de ETA consiguieron deshumanizar a una parte significativa de nuestra sociedad, que justificaba o se alegraba de la muerte del otro".

Doría ha destacado que ahora "estamos en la batalla del lenguaje", ya que "el relato de lo que pasó toma una singular importancia política; interpretando el pasado se busca legitimar el presente".

"El nuevo relato pretende limpiar el pasado, equiparar sufrimientos, lo que en la práctica los exonera de cualquier responsabilidad", ha advertido Doria, que ha manifestado que "los ciudadanos no podemos cerrar los ojos ante esta intensa operación de cosmética oficial".

"Para que el debate político no se vea afectado -ha añadido-, se neutraliza a las víctimas para ofrecer una imagen renovada y limpia que alivie conciencias, reafirme a sus seguidores y, sin importar mucho la fiabilidad del mensaje, capte nuevos adeptos para la causa".

PIRUETAS SEMÁNTICAS

"Ahora, con la presencia en las instituciones democráticas de quienes se niegan a condenar la historia del terror y justifican con piruetas semánticas los asesinatos de la banda terrorista, pretenden proyectar sobre las nuevas generaciones de navarros que tan víctima es el asesino de ETA que muere a manos del GAL como el guardia civil que muere a manos de los verdugos de ETA", ha censurado.

En este sentido, ha considerado "esencial que nos neguemos a la aceptación de la nueva narrativa sobre el terrorismo: el relato del conflicto, el mito que lo justifica", y ha arremetido contra el Mapa del sufrimiento de Echarri Aranaz.

"Es engañoso ocultar la motivación política de los asesinatos edulcorándolos con un relato de que todos hemos sufrido, las dos partes", ha continuado el representante de Libertad Ya, que ha remarcado que "ETA pretendió imponer su proyecto totalitario" matando "por odio político a personas que simplemente defendían su derecho a opinar diferente o protegían el Estado de derecho".

Frente a esto, ha subrayado, "las víctimas no respondieron con violencia, como ETA deseaba", sino que "la derrota de ETA se consiguió porque la respuesta a la violencia terrorista fue el Estado de derecho". Si bien, ha reconocido que "hubo excepciones que mancharon el buen camino", como la creación de los GAL, el Batallón Vasco Español y "los abusos de fuerzas parapoliciales".

SIN DERROTA POLÍTICA

Doria ha recordado al historiador Luis Castell, quien considera que "para unos, ETA es terrorismo, pero otros la ven como movimiento patriótico", porque "la derrota militar de ETA no ha venido acompañada de una derrota de su discurso, de una derrota política, ni paralelamente se ha producido por parte de su comunidad una condena del empleo del terror y la violencia que la banda protagonizó".

"Las políticas publicas promovidas desde determinadas formaciones tienden a poner el acento en la paz y la reconciliación, lo que puede inducir a mirar el pasado bien obviando las partes más lacerantes, bien fomentando una suerte de verdad confortable, bien ofreciendo una visión autocomplaciente que otorgue tranquilidad, un consenso aplacador", ha subrayado.

Por eso, los colectivos de víctimas reivindican la "deuda de gratitud" de la sociedad con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y la memoria de todas las víctimas de ETA cuando la banda "intentó imponer un proyecto totalitario" y "mató en democracia por odio político" a quienes no querían su modelo independentista.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Las víctimas de ETA advierten en Pamplona contra "el nuevo relato que quiere limpiar el pasado"