SOCIEDAD

La madre de Blanca Esther, asesinada por su pareja en Burlada, recibe el homenaje póstumo a su hija

El Gobierno de Navarra ha reconocido especialmente a la mujer asesinada en 2017 dentro del acto de reconocimiento a funcionarios fallecidos y jubilados.

Vicenta Andrés Medina y Rosa Luz Marqués, madre y hermana de Blanca Esther Marqués Andrés, asesinada en Burlada por su pareja en enero de 2017, han recibido el homenaje dedicado a su hija y hermana por parte del Gobierno foral. IÑIGO ALZUGARAY
Vicenta Andrés Medina y Rosa Luz Marqués, madre y hermana de Blanca Esther Marqués Andrés, asesinada en Burlada por su pareja en enero de 2017, han recibido el homenaje dedicado a su hija y hermana por parte del Gobierno foral. IÑIGO ALZUGARAY  

El Gobierno foral ha homenajeado este martes a todos aquellos funcionarios jubilados o fallecidos a lo largo del año 2017. Entre los 626 homenajeados, un nombre ha sido especialmente aplaudido en el acto celebrado en Baluarte: el de Blanca Esther Marqués Andrés.

La mujer asesinada el 14 de enero de 2017 a manos de su pareja en Burlada ha sido honrada tras su trágica muerte y por su condición de funcionaria del Gobierno de Navarra, adscrita al departamento de Derechos sociales.

Precisamente algunos de sus compañeros de la Federación de Servicios a la Ciudadanía del sindicato CCOO le brindaron otro homenaje recientemente, alabando su calidad humana y su implicación en los trabajos que realizaba.

Este martes su madre y su hermana, Vicenta Andrés Medina y Rosa Luz Marqués Andrés, han recibido el homenaje póstumo del Gobierno foral para su querida familiar. El momento ha sido uno de los más aplaudidos en el acto que ha estado presidido por Uxue Barkos, acompañada por la consejera de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia, Mª José Beaumont, y la directora general de Función Pública, Amaia Goñi.

Blanca Esther Marqués, de 48 años, fue asesinada en la tarde del sábado 14 de enero de 2017 a manos de su pareja sentimental durante una discusión en la que el hombre cogió a la mujer del cuello, le apretó fuertemente y acabó asfixiándola.

Durante la noche, el asesino confeso de Blanca Esther envolvió el cuerpo en una manta y lo trasladó hasta su vehículo para arrojarlo al río Ulzama. Un día más tarde, el lunes, decidió acudir a la comisaría de la Policía Naciona y confesó ser el autor del crimen.

El jueves 19 de enero los bomberos recuperaron el cadáver de la funcionaria asesinada en el río Arga, entre los puentes de El Vergel y de San Pedro.

Desde aquel día numerosas muestras de cariño y afecto se han profesado en Navarra hacia la víctima de este caso de violencia de género y numerosos actos de protesta se han repetido en contra de esta lacra.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La madre de Blanca Esther, asesinada por su pareja en Burlada, recibe el homenaje póstumo a su hija