• domingo, 05 de diciembre de 2021
  • Actualizado 06:43

 

 
 

SOCIEDAD

Hombres en Navarra demandan a Chivite la creación de una oficina que aborde las masculinidades

El objetivo, ha explicado el presidente de Eraikiz, es que este personal técnico sea “una referencia en Navarra” para los hombres interesados en las masculinidades.

Un cartel que indica los diferentes baños separados por géneros. ARCHIVO
Un cartel que indica los diferentes baños separados por géneros. ARCHIVO

La asociación Eraikiz-Hombres construyendo ha trasladado al Parlamento su apuesta por la creación de una oficina o puesto técnico dentro del Instituto Navarro para la Igualdad (INAI) centrada en el trabajo de las masculinidades para que sea una referencia en la materia y trabaje en la creación de grupos de hombres para la eliminación de roles de género.

Este miércoles se ha celebrado en el Parlamento de Navarra una sesión de trabajo en la que el presidente y el secretario de Eraikiz, Unai Zabaleta y Luis Corral, respectivamente, han explicado su trabajo y su experiencia con el programa “Construyendo Masculinidades Igualitarias, Nosotros”.

Zabaleta ha instado durante su intervención a que se cree desde el paraguas del Gobierno de Navarra concretado en el INAI una oficina o puesto técnico que se ocupe de gestionar las cuestiones que tengan que ver con la masculinidad.

El objetivo, ha explicado, es que este personal técnico sea “una referencia en Navarra” para los hombres interesados en las masculinidades, pues observan que hay interés pero “falta esa estructura que de respuesta a esa necesidad”, y que esta figura institucional “promueva grupos de hombres” que trabajen en esta materia.

Asimismo, han indicado, podría ahondar en el trabajo con distintas instituciones, universidades y empresas y trabajar conjuntamente con el departamento de Justicia en materia restaurativa.

Según ha referido Zabaleta, el proyecto piloto “Construyendo Masculinidades Igualitarias, Nosotros”, desarrollado por su asociación a iniciativa del Gobierno de Navarra, “funcionó muy bien y la idea del INAI es promoverlo en diferentes zonas de la geografía navarra”.

El programa, ha apuntado, ha estado basado en la creación de un grupo de 18 hombres dinamizados en 7 sesiones en las que se han trabajado las masculinidades igualitarias abordando contenidos como las emociones, los micromachismos, el sistema sexo-género o el rango del poder.

Este trabajo, ha indicado, se ha abordado desde la perspectiva de “pérdida de privilegios y a favor de la igualdad entre mujeres y hombres para generar esa conciencia que luego pueda ser generadora de actitudes de igualdad dentro de sus entornos”.

Eraikiz, ha recordado Corral, nació en 2017 para “servir de paraguas a este trabajo de masculinidades igualitarias” que se viene desarrollando en Navarra desde los años 80 y así “poder crear un lenguaje común e incidir de una manera general en toda la sociedad navarra”.

Zabaleta ha explicado que trabajan con un marco teórico basado en el sistema sexo-género según el cual “mujeres, hombres y cualquier otro tipo de diversidad no solo nos diferenciamos en cuanto a roles, actitudes y expectativas”, sino que esas diferencia también crea desigualdades.

Ante esto, ha indicado, consideran importante trabajar en el género o la identidad cultural que se ha asociado al sexo trabajando principalmente en el caso de los hombres “la identidad masculina, especialmente la hegemónica” puesto que esta “genera desigualdades y violencias como la violencia de género”.

“Creemos que trabajando estas identidades masculinas hacia unas identidades masculinas más igualitarias podemos favorecer la igualdad de género”, ha explicado Zabaleta aclarando que no solo quieren trabajar por unos valores, sino también “por el cumplimiento de las leyes” de igualdad tanto a nivel foral como del Estado, Europa o el mundo para crear “una sociedad más justa” y “libre de violencias”.

La mejor forma de llevar a cabo esta misión, ha considerado Corral, es “a través de la creación de grupos de hombres” para poder indagar en uno mismo “en un espacio de seguridad” y ahí decidir qué quieren mantener y qué no de sí mismos puesto que muchos aspectos les han venido impuestos por su entorno y su educación.

Esto, ha detallado, se realiza a través de un trabajo teórico-práctico a través del juego, “una herramienta que nos quite todas las barreras y nos haga ver qué inconsciente se está moviendo” de manera que permita olvidar los roles de género para hacerse conscientes de ellos mismos y, en consecuencia, “poder construir otra forma de estar en el mundo”.

También trabajan a través de la comunicación no violenta, que “favorece un trabajo de identificación emocional” para “desde ahí poder atender a sus necesidades” y “mejorar la comunicación”, así como con debates y vídeos, ha informado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Hombres en Navarra demandan a Chivite la creación de una oficina que aborde las masculinidades