• miércoles, 07 de diciembre de 2022
  • Actualizado 14:33
 
 

SOCIEDAD

La historia de Félix Huarte, el navarro que se ganó una plaza en Pamplona y Puente la Reina

El empresario y político pamplonés fue premiado por el Gobierno Foral en 2014 y ahora le retiran la medalla al mérito en el trabajo.

Plaza Félix Huarte en el barrio de Iturrama en Pamplona. NAVARRA.COM
Plaza Félix Huarte en el barrio de Iturrama en Pamplona. NAVARRA.COM

El pamplonés Félix Huarte Goñi, cuya figura y trayectoria ha denostado el Gobierno de Pedro Sánchez por 'franquista' y el ejecutivo de María Chivite se ha puesto de perfil, pone nombre a una gran plaza en el barrio de Iturrama de Pamplona y a otra en Puente la Reina.

La retirada de la medalla al mérito en el trabajo a Félix Huarte Goñi fue anunciada hace pocos días por la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y se enmarca en el cumplimiento y entrada en vigor de la Ley de Memoria Democrática. 

El Ayuntamiento de Pamplona dispuso y acordó en el pleno ordinario del 27 de abril de 1971 "designar con el nombre de Plaza de Don Félix Huarte a la que se proyecta en los polígonos 5 y 6 de la segunda zona del segundo ensanche de la ciudad en atención a lo que significó para Pamplona y para Navarra", entre las calles de Iturrama y la calle Sancho el Sabio.

Durante el debate en el pleno municipal en aquellos últimos años de la dictadura, los concejales a favor de la propuesta señalaron: "Fue un hombre que aportó mucho. Para cualquier credo político debe ser una idea digna de aplauso".

"Si vemos fríamente las cosas, lo mucho que hizo como persona, los puestos de trabajo que creó, lo menos que podemos darle es una plaza. Que las mejores plazas queden para las personas capaces de lograr los miles de puestos de trabajo que él creó, en Pamplona y en Navarra".

El Ayuntamiento de Puente la Reina decidió en el mes de febrero de 2002 dedicar la plaza de la urbanización, construida en las cercanías del polideportivo, a Félix Huarte Goñi, fundador del Señorío de Sarría.

Entre los argumentos para dar su nombre a una plaza sin ser natural de Puente la Reina, el consistorio argumentó varias razones: una vez construido el centro escolar, éste recibió una subvención para material escolar de la Diputación por medio de Félix Huarte.

Además, la compra del Señorío de Sarría y su posterior conversión en una finca agrícola y ganadera que proporcionó centenares de puestos de trabajo a puentesinos y foráneos.

Por otro lado, la labor realizada en el establecimiento de la fábrica de punto Sanka y en la formación de los trabajadores de la factoría, ya que creó una escuela para enseñarles a tejer mientras se construía la planta

Félix Huarte Goñi nació en Pamplona el 6 de noviembre de 1896 y falleció también en Pamplona el 12 de abril de 1971. Hijo de unos modestos artesanos, empezó a trabajar en la empresa constructora de Rufino Martinicorena, que se encargó de la construcción de la plaza de toros de Pamplona.

En 1927, asociado con Emilio Malumbres y Toribio López, constituyó la sociedad Huarte y Malumbres, una de las constructores más importantes de España. De ahí surgió un grupo industrial que agrupó a empresas como Imenasa, Inasa, Perfrisa, Torfinasa (Tornillería Fina de Navarra) o Papelera Navarra.

Una vez retirado de su actividad profesional, ocupó el cargo de vicepresidente de la Diputación de Navarra, que como diputado decano le correspondía. Desde ese cargo impulsó el Programa de Promoción Industrial de Navarra en 1964.

El Gobierno de Navarra le concedió a Félix Huarte Goñi la medalla de Oro de Navarra en 2014, junto al  que fuera alcalde de Pamplona Miguel Javier Urmeneta.

El ejecutivo reconoció así, a título póstumo, la labor que llevaron a cabo los “padres” del Programa de Promoción industrial (PPI) en 1964 y que propició la transformación económica y social de Navarra, que pasó de ser eminentemente agraria a una zona más industrializada.

El programa se sustentó en la capacidad foral de ofrecer subvenciones y exenciones fiscales a la creación y ampliación de empresas, donde los beneficios alcanzaban a proyectos a partir de un millón de pesetas y creación de diez empleos. Estas ayudas se complementaban con un plan de inversiones públicas en comunicaciones, polígonos industriales y formación profesional.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La historia de Félix Huarte, el navarro que se ganó una plaza en Pamplona y Puente la Reina