• jueves, 29 de julio de 2021
  • Actualizado 08:48

 

 
 

SOCIEDAD

Los secretos del frontón López de Pamplona junto a un búnker de la Guerra Civil

Desvelamos la historia de un frontón que se construyó entonces en las afueras de la ciudad pero que ahora forma parte del paisaje urbano de Pamplona. 

Frontón López de Iturrama. PABLO LASAOSA
El Frontón López, en el barrio de Iturrama. PABLO LASAOSA

El frontón de López ha conseguido sobrevivir a la guerra civil, a la posguerra, a la dictadura de Franco y a casi 50 años de democracia. Son ya 88 años de historia, donde ha pasado de estar en las afueras de la capital a quedarse casi en el centro del barrio de Iturrama. A los pamploneses no les llama la atención cuando lo ven, pero sí a los visitantes.

Un frontón donde los hermanos Erburu se proclamaron campeones navarros de paleta goma en febrero de 2020, y donde la pareja formada por Iriarte y Arrastia se llevaron el máster de honor en paleta goma en el mes de octubre de 2019.

El actual frontón de López fue mandado construir en 1933 por el industrial burgalés Toribio López López (1861-1956), el mismo de la fábrica de calzados López que estuvo ubicada en la calle Arrieta de Pamplona entre 1924 y 1966. El frontón supuso la válvula de escape que el industrial quiso levantar junto a la casa familiar donde pasaban largas jornadas.

Aquella cancha sobrevivió a los planes urbanísticos que Pamplona diseñó para los nuevos barrios y permaneció en pie tras los años 60, cuando la mayor parte de las viviendas con huerta de Iturrama comenzaron a desaparecer.

El bunker antiaéreo construido junto al frontón de López.
El bunker antiaéreo construido junto al frontón de López. PABLO LASAOSA

Junto al frontón López, en Iturrama, hay un búnker antiaéreo construido por el empresario zapatero en 1936 con el fin de refugiarse él y su familia en caso de necesidad. La guerra civil estalló a los tres años de la inauguración de la cancha, y Toribio encargó un refugio antiaéreo camuflado entre las moreras, al fondo de la finca.

Como curiosidad, Toribio López fue condenado en 1940 al pago de 25.000 pesetas en concepto de indemnización de perjuicios, por estar afiliado a Izquierda Republicana al iniciarse la Guerra Civil.

Toribio, a sus 74 años, eligió este lugar alejado de la ciudad para construir su finca de recreo, y lo dotó de refugio antiaéreo y frontón, de ahí su nombre. Deportista incansable que jugaba al tenis desde joven hasta que, ya con 60 años, descubrió el frontón, la pala. Y como todas las aficiones encontradas en el camino de la tercera edad, le dio con fuerza, como si quisiera recuperar el tiempo perdido. Sacó cuentas y decidió levantar un frontón largo al fondo de su finca de la calle Esquiroz.

En 1980, con la oposición de los nuevos vecinos que acaban de adquirir sus viviendas en el barrio, y preferían un espacio verde al ruido de las palas, el consistorio encarga una modificación del plan parcial para evitar el derribo del frontón, y también del refugio de guerra que Toribio López se hizo construir en la parte de atrás, y que hoy todavía se mantiene.

En 1982 el consistorio evitó su derribo y adjudicó las obras de rehabilitación a la oferta presentada por CGM, y el 11 de octubre de 1983, tras una inversión de más de 23 millones de pesetas, unos 140.000 euros, el frontón reabría sus puertas para todos los usuarios que desearan utilizarlo. Hoy, 88 años después de su construcción, sigue siendo uno de los atractivos del barrio.&

Interior del frontón de López en el barrio de Iturrama.
Interior del frontón de López en el barrio de Iturrama. PABLO LASAOSA

Nuevas reformas en el año 2004

La alcaldesa de Pamplona Yolanda Barcina, inauguró el 26 de marzo de 2004 las reformas del frontón que costaron 36.000 euros. El nuevo frontón de López se inauguró con el partido de pelota goma que disputaron Miguel Echarri y Miguel Alfaro contra José Mari Erburu y Carlos Monreal (25-33). Las obras concluyeron en tres semanas. Principalmente, se mejoraron los cerramientos de las ventanas y puertas del frontón para evitar el frío.

Las obras fueron realizadas por la empresa Mastil Marco, S.L. con la reforma de la carpintería metálica y la instalación de cristalería en el cerramiento. Se colocaron ventanales de vidrio de seguridad para evitar las corrientes de frío y el agua de lluvia que penetraba en el recinto. Además, se renovó la pintura de las paredes del frontis.

El Ayuntamiento de Pamplona destinó 25.346,50 euros a la reforma de la carpintería metálica y cristalería y otros 10.613 euros a la pintura. Se instaló además un marcador digital y se cambió la puerta de entrada de vehículos al frontón, para permitir la entrada de los vehículos de limpieza que antes no cabían y había que desmontar la puerta.

El frontón de López es uno de los siete espacios de Pamplona en los que poder disfrutar de los deportes de frontón al aire libre y sin pagar por ello. En concreto, se distribuyen en los barrios de San Juan, frontón de la trasera de la Avenida de Bayona; Abejeras, frontón del parque del río Ega; Iturrama, frontón López; Orvina, junto al parque del Mundo; Rochapea, junto al polideportivo y las piscinas; y Casco Viejo, frontón de la Mañueta, para el que hay que pedir las llaves en el consistorio.

El Ayuntamiento de Pamplona volvió a mejorar el frontón en febrero de 2015. Las obras costaron 26.000 euros y hacen referencia a Tejado, pavimento y seguridad. Se sustituyeron los policarbonatos de cierre, que estaban deteriorados por el uso, y se pintaron los marcos de carpintería metálica que soportaban esos policarbonatos. Para mejorar la seguridad del frontón, se le ha dotó de un sistema de cierre automático temporizado, de tal forma que a partir de las 22 horas de la noche se despeje la instalación, pudiendo salir quienes estén dentro, pero sin que nadie pueda entrar. Quince minutos más tarde las luces del frontón se apagan automáticamente.

Otro de sus usos ha sido el de cine. El frontón López de Iturrama se estrenó el 10 de agosto de 2020 como uno de los recintos en los que está teniendo lugar el cine de verano. Entre gel hidroalcohólico, mascarillas y distancia de seguridad se proyectó la película 'Spider-Man': un nuevo universo que reunió a más de 100 navarros, unos deseosos de ver el filme del superhéroe neoyorquino y otros buscando entretenerse en el segundo lunes de agosto en un espacio inusual para las noches de cine del periodo estival.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los secretos del frontón López de Pamplona junto a un búnker de la Guerra Civil