EDUCACIÓN

La federación de padres Herrikoa también solicita la retirada del Proyecto de Orden Foral sobre el British y el PAI

La Federación ha señalado que su redacción "no coincide con el compromiso del Departamento y de la propia Presidenta del Gobierno foral, de proponer acciones para mejorar el programa".

Santiago Álvarez, presidente de Herrikoa.
Santiago Álvarez, presidente de Herrikoa.  

La Federación Herrikoa de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado de Navarra ha denunciado tras la presentación del Proyecto de Orden Foral por el que se regulan los aspectos básicos de los programas de aprendizaje en lenguas extranjeras en los centros de Educación Infantil y Primaria que "se vuelva a utilizar la educación de sus hijos e hijas como una herramienta de confrontación política" y que el Gobierno de Navarra "se empecine en un tema que se ha demostrado que es sensible y polarizante para la sociedad, utilizándolo como lanza o como cortina de humo".

Además, han señalado que "el Gobierno que dice fomentar la participación ciudadana, niega a las familias la posibilidad de debatir, directamente con la Administración, un proyecto que les afecta de manera singular y que consideran que sirve para ofrecer a sus hijos e hijas un futuro mejor".

Las familias han pedido un cambio de paradigma educativo que aúne la adquisición de las competencias clave con el conocimiento de una segunda lengua extranjera y han señalado que entienden que programas como el British o el PAI lo propician.

Herrikoa ha solicitado al departamento de Educación la retirada del proyecto de Orden Foral que afecta a los centros British y PAI, porque "su redacción no coincide con el compromiso del Departamento y de la propia Presidenta del Gobierno foral, de proponer acciones para mejorar el programa"; además consideran que "lo empeora" y que, tras la publicación del documento de evaluación, "no se justifican ninguna de las medidas propuestas".

Por otra parte han señalado que entre las razones se encuentra que "el gobierno firmó un compromiso de revertir los recortes en educación, pero en la redacción de esta norma subyace la necesidad de mantenerlos".

También, porque "nuevamente se está legislado de espaldas a la comunidad educativa involucrada, al igual que sucedió con el paso de exámenes de septiembre a junio, la modificación de la jornada continua o la modificación del proceso de admisión" y porque la entrada de nuevos centros en el programa "debiera abrirse a colectivos interesados y no circunscribirse únicamente a la voluntad o no de los equipos directivos".

Han añadido que la extensión del programa debe basarse "en su bondad educativa, si es bueno para la educación del alumnado, debe potenciarse, y no mantener una permanente sospecha sobre él".

Como última razón señalan que "no queda suficientemente justificada la forma de salida del programa" y han indicado que sería necesario concretarla en un anexo al igual que se hace para la entrada.

En cuanto a las horas de clase de lengua extranjera consideran que imponer un arco horario de entre 6 y 8 sesiones hasta 12, "supone un cambio a peor" respecto a recoger un mínimo de 10 sesiones y un máximo del 50% del horario.

Sobre el arco horario presentado señalan que "no asegura a los centros los medios necesarios, más bien vuelve a hacer uso de lo que si criticaba el documento de evaluación de los programas en cuanto a la soledad de los equipos docentes a la hora de implantarlos y la improvisación con las plantillas".

También consideran que no se debe incluir en la regulación del PAI un apartado específico de evaluación, "cuestión que ya está suficientemente asegurada con la legislación general, sin necesidad de estigmatizar permanentemente al alumnado que estudia en estos programas".

Han solicitaso que el PAI se evalúe a la vez que se evalúan los modelos A, B, D o G. Herrikoa solicitó el curso pasado más medios, no solo para estos programas sino para todo el sistema educativo, con el fin de asegurar su equidad y que sea realmente compensador de desigualdades.

En cuanto a la atención a la diversidad, han señalado que el proyecto "ahonda en los recortes", mediante la referencia a la optimización de recursos y a hacer depender, incluso, los apoyos al alumnado de los recursos humanos del centro y no al contrario.

En cuanto a la salida del programa han concluido que "la entrada o salida del sistema no puede depender exclusivamente de la voluntad del equipo directivo del centro".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La federación de padres Herrikoa también solicita la retirada del Proyecto de Orden Foral sobre el British y el PAI