SOCIEDAD

Piden que se dicte una moratoria eólica de 10 años ante las afecciones en el medio ambiente navarro

Gurelur propone repotenciar los aerogeneradores ya instalados como alternativa a la construcción de nuevos parques eólicos. 

Un milano yace sobre el suelo tras accidentarse en un parque eólico. CEDIDA.
Un milano yace sobre el suelo tras accidentarse en un parque eólico. CEDIDA.  

El colectivo ecologista Gurelur ha solicitado a la Consejera de Medio Ambiente que dicte una moratoria eólica, de al menos 10 años, y que en ese período se cuantifiquen las afecciones que este tipo de instalaciones están ocasionando en el medio ambiente navarro.

Se busca así que con los datos y conclusiones que resulten de estos estudios se abra un debate social sobre la viabilidad ambiental y legal de los parques ya construidos y de los proyectos presentados, ha señalado Gurelur en una nota.

Al respecto recuerdan que en los últimos años, durante el mandato de la actual Consejera de Medio Ambiente del Gobierno foral, Isabel Elizalde, se han tramitado y autorizado varios parques eólicos, tras varios años en los que no se autorizaban las nuevas peticiones de proyectos eólicos, "principalmente porque Navarra estaba y está saturada de instalaciones eólicas en nuestros montes".

Advierten de que el "desarrollo descontrolado" de la energía eólica en Navarra ha supuesto "la mayor afección ambiental de los últimos años en nuestra Comunidad, ya que con la construcción de centrales eólicas en nuestros montes se ha producido su industrialización".

"Los parques eólicos conllevan la construcción de pistas y carreteras, la tala de miles de arbustos y árboles, implantar aerogeneradores de hasta 200 metros de altura hormigonando para ello grandes extensiones de suelo, y construir edificios y tendidos para evacuar la energía que se produce", señalan.

Esta industrialización ha producido "la destrucción del paisaje de los montes navarros, la pérdida de usos tradicionales respetuosos con el medio y por encima de todo ello la muerte de más de 60.000 ejemplares de fauna protegida", según Gurelur.

Recuerdan que en 1996 el Gobierno de Navarra aprobó un Decreto Foral por el que se suspendía la implantación de nuevos Parques Eólicos bajo la justificación de que "se había cumplido con creces los objetivos de potencia instalada y de producción que contemplaba el Plan Energético de Navarra, para el año 2000", pero "lo que es más importante, porque la profusión y ocupación del territorio produce un impacto ambiental en el paisaje, suelo, avifauna y otros valores naturales".

Gurelur asegura al respecto que si se quiere aumentar la potencia de energía eólica instalada en Navarra sin causar nuevas afecciones ambientales "basta con repotenciar los aerogeneradores ya instalados".

"La mayoría de los aerogeneradores instalados hasta la fecha en Navarra oscilan entre los 400 y los 660 kilovatios y están ya cerca de tener que ser reemplazados por haberse quedado obsoletos tecnológicamente y porque está acabando su vida útil, que según las empresas que los instalaron ronda entre los 15 y los 20 años", indican. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Piden que se dicte una moratoria eólica de 10 años ante las afecciones en el medio ambiente navarro