SOCIEDAD

Advierten que los venenos usados en Navarra para eliminar la vegetación de las cunetas producen cáncer testicular

Gurelur ha señalado que los componentes químicos de los herbicidas que emplea el Servicio de Conservación son nocivos para la salud humana y para la fauna.

Imagen de un tractor pala recortando la vegetación de la cuneta de una carretera navarra. GURELUR
Imagen de un tractor pala recortando la vegetación de la cuneta de una carretera navarra. GURELUR

Gurelur, el Fondo Navarro para la Protección del Medio Natural, alerta de las consecuencias negativas de los herbicidas que se utilizan para eliminar la vegetación que crece en los bordes de las carreteras de Navarra, un tratamiento que lleva a cabo el Servicio de Conservación del Ejecutivo foral junto a los concesionarios de autopistas y autorías.

La asociación asegura haber recibido varias denuncias de ciudadanos, entre los que se encuentran pastores y propietarios de perros. Advierten que los componentes químicos de los herbicidas que se están vertiendo por la geografía navarra son "altamente perjudiciales para la salud de las personas y para el medio ambiente", principalmente el glifosato y la acrilamina.

Al respecto, desde Gurelur aseguran que toda la documentación relacionada con estos componentes empleados señalan que son "peligrosos", tanto para el medio ambiente y para la salud de las personas.

Con referencia al glifosato se recoge que este producto es susceptible de ocasionar tumores testiculares, cáncer de tiroides y tumores renales y de páncreas. Con respecto a la acrilamina, producto que suele acompañar al glifosato para conseguir mayor efectividad en la aplicación del herbicida, afecta a la función reproductiva masculina y causa malformaciones congénitas y cáncer.

RIESGO PARA LA FAUNA Y EL GANADO

Desde el punto de vista ambiental, Gurelur señala que los productos que se están utilizando para eliminar la vegetación de las carreteras "son nocivos para los organismos acuáticos, y para la fauna terrestre, dado que los mismos pueden permanecer en la tierra y en el agua varios meses después del vertido, llegando en algunos casos al año, tal como se ha podido comprobar, en algunas de las zonas tratadas con estos productos".

Consideran que es imposible controlar las afecciones a la salud y al medio ambiente, una vez realizado el vertido. Gurelur advierte de casos de "afecciones importantes" al ganado doméstico. "Todas estas afecciones se pueden producir y se producen, independientemente de que se cumplan sistemáticamente los protocolos de uso de los productos citados; la única forma de evitarlos es no utilizarlos", recomienda la asociación navarra.

RAÍCES QUE "SIRVEN PARA DAR ESTABILIDAD A LAS CUNETAS"

Desde el punto de vista de la gestión, Gurelur apunta que hay que tener en cuenta que las raíces de la citada vegetación sirven para dar estabilidad a las cunetas. En otros países aseguran que las administraciones conservan la vegetación de las carreteras, mientras que "en Navarra se destruye mediante venenos y maquinaria agresiva todo vestigio de naturaleza, sin alcanzar a saber los motivos reales por lo que se combate tan obsesivamente la misma".

En la petición, además de solicitar que se deje de utilizar venenos y maquinaria agresiva para el tratamiento de nuestras carreteras, se propone que "en el hipotético caso de que hubiere por causa mayor proceder a la eliminación y/o acondicionamiento de la vegetación que interesa, la misma se realice de forma respetuosa con el medio ambiente y con la salud de las personas".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Advierten que los venenos usados en Navarra para eliminar la vegetación de las cunetas producen cáncer testicular