ECOLOGÍA

Alertan de que el Plan Reactivar Navarra va a agravar la "pandemia ambiental" que sufre la Comunidad foral

Indican que la construcción de parques eólicos ha sido "el mayor impacto ambiental de las últimas décadas en Navarra".

Aerogeneradores en el monte del Perdón, en una imagen de archivo. POLICÍA FORAL
Aerogeneradores en el monte del Perdón, en una imagen de archivo. POLICÍA FORAL  

El Fondo Navarro para la Protección del Medio Natural, Gurelur, ha advertido a las entidades participantes en la última reunión del Consejo Económico y Social (CES), en la que se trató sobre las medidas recogidas en el Plan Reactivar Navarra, sobre la pandemia ambiental que está degradando el medioambiente navarro, "cuyas afecciones se agravarán si se sigue apostando por las dañinas actuaciones que están llevando a cabo con la excusa de la producción de energías renovables y el cambio climático".

En uno de los puntos del plan, el Gobierno de Navarra habla de “cambio en la relación con el medioambiente e impacto con el cambio climático”, apunta Gurelur. "Y esto lo propone un gobierno que en, estos momentos, está permitiendo y apoyando la industrialización de los escasos espacios naturales que hasta la fecha se habían librado del azote eólico", continúa.

A juicio de esta organización, "la instalación descontrolada de centrales eólicas conlleva la construcción en espacios naturales de carreteras, pistas, edificios, talas de centenares de hectáreas de vegetación, monstruosos aerogeneradores de más de 100 metros de altura y tendidos eléctricos que discurren entre bosques en los que previamente han procedido a la tala de los árboles que les molestan para sus fines económicos".

Por ello, Gurelur ha denunciado que "estas insostenibles construcciones se están ubicando en estos momentos en zonas de Navarra que, desde el comienzo del desarrollo de la energía eólica en la Comunidad foral, se excluyeron como zonas susceptibles de acoger una central eólica por parte de la Administración y de las empresas promotoras, por considerar que su alto valor ambiental y paisajístico era incompatible con la producción de energía eólica".

En palabras de la asociación, "los promotores eólicos y las administraciones navarras quieren vender como limpia y renovable esta energía, cuando el desarrollo de la misma, tal como se está realizando, supone el mayor impacto ambiental de las últimas décadas en Navarra".

Gurelur esgrime que "la mayoría de los proyectos ejecutados y previstos conculcan groseramente las normativas que regulan el desarrollo de la energía eólica, principalmente la Ley 2/93 de Protección de la Fauna Silvestre y sus Hábitats que se desarrolló por otros gobiernos, observantes de las leyes ambientales, precisamente para evitar la muerte de miles de ejemplares de especies protegidas por la colisión con los aerogeneradores y tendidos, tal y como demuestran los estudios encargados por el propio Gobierno de Navarra".

COMBUSTIBLES FÓSILES

Para la construcción de una central eólica, "se consume una cantidad enorme de energía proveniente de combustibles fósiles, con lo que eso lleva de contaminación. Se liberan grandes cantidades de dióxido de carbono a la atmósfera, al talar millones de arbustos y miles de árboles, una deforestación que se realiza inexcusablemente en todos los proyectos eólicos, ya que la mayoría de las centrales las ubican en zonas y altas y arboladas", alerta la organización.

A su vez, la asociación ecologista indica que "una vez que se produce esta energía, según responsables de Red Eléctrica Española, no saben qué hacer con esta impredecible energía, por lo que es fácil de entender que este tipo de energía se desperdicia, por no poder entrar en las cadenas de distribución eléctrica".

Gurelur considera que el futuro de la energía eólica en Navarra "pasa inexcusablemente por la repotenciación de los obsoletos rotores de las centrales eólicas actualmente en funcionamiento, la implantación de nuevos sistemas de producción de energía eólica que no afecten a las aves y el desarrollo de la energía eólica en las zonas donde consume, tales como polígonos industriales y urbanizaciones".

"Si dentro del Plan Reactivar Navarra no racionalizan los proyectos eólicos que se quieren desarrollar al amparo del mismo, contarán con el rechazo de Gurelur, ya que no podemos ni debemos sostener y agravar la pandemia que tanto daño está haciendo a la maltratada naturaleza navarra", concluye.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Alertan de que el Plan Reactivar Navarra va a agravar la "pandemia ambiental" que sufre la Comunidad foral