• lunes, 27 de septiembre de 2021
  • Actualizado 10:14

 

 
 

TURISMO

La cruda realidad de los guías turísticos en Navarra: "Tenemos una expectativa de cero ingresos en los próximos meses"

La empresa Destino Navarra trabaja actualmente con clientes individuales y grupos muy reducidos para garantizar las máximas medidas de seguridad.

Varios asistentes a una de las visitas guiadas de Destino Navarra caminando por Pamplona. CEDIDA
Varios asistentes a una de las visitas guiadas de Destino Navarra caminando por Pamplona. CEDIDA

En 1993 Mikel Ollo, de 52 años y natural de Pamplona, decidió dedicarse profesionalmente a ejercer como guía turístico de Navarra.

A partir de entonces, comenzó a participar en la creación de diferentes estructuras turísticas que le llevaron finalmente a fundar Destino Navarra, una empresa que agrupa a varios guías turísticos de Navarra que se organizan según un sistema cooperativo y que realizan visitas guiadas temáticas en la Comunidad foral para descubrir su historia, arte y tradiciones.

También hacen rutas de pinchos y visitas a bodegas, recorren las Bardenas Reales y alguna etapa del Camino de Santiago y alquilan balcones en San Fermín, entre otras actividades.

Destino Navarra cuenta, además, desde 2019 con el Certificado de Excelencia que otorga Tripadvisor.

Sin embargo, el coronavirus tiene al sector turístico en el punto de mira: “El verano ha sido muy malo y muy complejo. Estamos intentando analizar otras causas además del Covid que nos señalen el por qué de la situación”, comenta Ollo.

“Teníamos la ilusión de ser capaces de mantener las empresas en pie y prepararnos, de alguna forma, para lo que iba a venir, pero no ha sido así, ha sido un desastre total, por lo menos en el sector de actividades”, alega el coordinador de los guías turísticos de Navarra.

Una de las visitas guiadas de la empresa Destino Navarra, a cargo de Mikel Ollo. CEDIDA

Durante la pandemia, estuvieron realizando cursos online con el fin de formarse, seguir las directrices para afrontar la nueva normalidad y adaptarse. A pesar de ello, no han “sido capaces de tener una facturación mínima para mantener los salarios, ya ni siquiera los negocios”.

Mikel Ollo recalca que, “a pesar de haber potenciado las visitas guiadas y de haber implementado todas las medidas de seguridad”, no han llegado a los clientes que pretendían: “Son fechas complicadas. Las personas que han llegado a Navarra se han ido, sobre todo, al mundo rural y han hecho actividades por su cuenta”.

En cuanto al “mundo urbano, a pesar de todos los esfuerzos que se han hecho con el Ayuntamiento de Pamplona y con el Gobierno de Navarra, las visitas a la capital no están dando los resultados deseados”.

Actualmente, la media de personas que acuden a estas visitas guiadas es de cinco personas a un precio medio de entre siete y diez euros.

“Nos estamos dando cuenta de que estamos maleducando a los clientes, no solo en el sector turístico, sino en el mundo comercial en general. Cada vez les estamos dando más facilidades, me incluyo, para poder comprar sin compromiso, haciendo una reserva y pagando a posteriori, pudiendo devolverla sin ningún cargo e, incluso, teniendo la posibilidad de no acudir sin coste alguno”, declara el pamplonés.

Por otro lado, muchas de las actividades culturales están subvencionadas por asociaciones e instituciones, “con lo cual el cliente no paga el precio real”.

FREE TOURS

“Lo que comúnmente se conoce como free tours, organizados a través de plataformas internacionales, es lo que más daño nos hace. Es algo que se nos escapa del control”, declara. Son visitas gratuitas en las que el cliente sólo abona la voluntad al final de la visita. 

Además, Ollo añade que hay un problema de educación del cliente: “Estamos viendo que esas plataformas están moviendo 20 personas de media en las visitas a Pamplona. Algo falla, sobre todo al ver que no hemos conseguido llegar al cliente potencial a pesar del apoyo que hemos tenido por parte de la Administración y de tpdoas las medidas implementadas para proteger a los usuarios por la crisis del coronavirus”.

“Nos estamos quedando en unos niveles de facturación ínfimos, residuales, y estamos viendo que otras alternativas de excursiones o visitas guiadas tienen esos volúmenes”, denuncia el fundador de Destino Navarra.

CLIENTES INDIVIDUALES Y GRUPOS REDUCIDOS

Ahora, la empresa sigue trabajando con clientes individuales y grupos muy reducidos para garantizar las máximas medidas de seguridad, algo que han mantenido durante el verano “con resultados muy negativos”.

“Durante estos meses de otoño vienen clientes de grupo, normalmente jubilados que son la población con más riesgo en este momento, y extranjeros. Hemos tenido muchas anulaciones”, afirma el coordinador de guías turísticos.

“Tenemos una expectativa realmente de cero ingresos en los próximos meses respecto al cliente de grupo. Nuestra idea es seguir manteniendo nuestros servicios para clientes individuales, visitas guiadas privadas y programas con pocas personas”, subraya.

“Lo que venimos proponiendo en verano, seguiremos haciéndolo de cara a otoño, con la esperanza de que algo ingresemos”, concluye Ollo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La cruda realidad de los guías turísticos en Navarra: "Tenemos una expectativa de cero ingresos en los próximos meses"