• viernes, 27 de enero de 2023
  • Actualizado 00:00
 
 

SOCIEDAD

Guerra abierta en el Valle de las Améscoas por la gestión del nacedero del Urederra

Denuncian el afán de lucro del concejo de Baquedano y su negativa a hacerse cargo del personal que atiende el centro de acogida de visitantes.

Imagen del nacedero del Urederra ARCHIVO
Imagen del nacedero del Urederra ARCHIVO

El Nacedero del Urederra siempre ha sido un tema de referencia y actualidad turística. Primero por la masificación de los visitantes. Después lo fue, por el sistema de gestión de los mismos. Ahora lo es, porque el Concejo de Baquedano, quiere ceder la gestión del centro de acogida de visitantes (CAV), a pesar de que el obtiene unos resultados económicos muy positivos, con un superávit en 2022 de 66.527 euros.

Según el Clúster Turístico Urbasa Urederra, el motivo es que con la reforma laboral, que entró en vigor en 2022, no quieren asumir hacer fijos a las personas que trabajan en el centro: dos personas a jornada completa; otra persona por seis meses; y una cuarta durante los meses de verano.

Ante esta situación, el pasado mes de septiembre, el propio concejo ofreció a la Junta de Limitaciones de Améscoa, con carácter de urgencia, que se hieran ellos cargo de la gestión del centro con la incorporación de los 4 trabajadores.

Después de analizar los datos de ingresos y gastos, la Junta de Limitaciones contestó de manera negativa a la oferta. La razón, según el clúster, era clara: "El resultado económico de la gestión es bueno y da superávit, pero no eran asumibles las condiciones económicas impuestas por Baquedano", ya que les suponía, integrar a cuatro personas a su plantilla y a la vez, asumir un déficit económico importante, que cifraban en 39.723,45 euros, y que tendrían que pagar el resto de pueblos del valle y los ciudadanos amescoanos.

El problema, siempre según el clúster, era que el Concejo de Baquedano ganaría bastante dinero con el acuerdo, ya que 
exigían el 65 por ciento de los ingresos brutos, cuyo importe han calculado en torno a los 100.000 euros.

Para analizar el tema de gestión del centro de acogida de visitantes, el clúster hizo un estudio con datos de 2022 para determinar que "los ingresos que el Concejo de Baquedano obtuvo en 2022 con los 93.722 visitantes, fueron de 158.612 euros, aunque admiten alguna "pequeña diferencia entre nuestros datos, y los reales, motivados por los visitantes de última hora, no contabilizados en el estudio" y que cifran en aproximadamente mil visitantes más.

El clúster asegura que según la propuesta que Baquedano hizo a la Junta de Limitaciones de Améscoa, el concejo se quedaría con el 65% de los ingresos, es decir, 103.097 euros, quedando en manos de la Junta los gastos de personal, que rondan los 82.000 euros, así como los gastos generales; que incluyen el alquiler de las parcelas del parking, la luz, el agua o la plataforma de reservas entre otros, y que se cifran en otros 10.000 euros.

De esta manera, aseguran que "si contabilizamos los ingresos de 2022 y descontamos todos los gastos quedaría un remanente neto de 66.500 euros, de los que habría que descontar los gastos generales y de personal, con lo que se generaría un déficit de unos 25.000 euros a asumir por la Junta de Limitaciones" en el caso de aceptar la oferta. 

En este sentido, el clúster ha denunciado que "con este planteamiento, el Concejo de Baquedano demuestra su afán de lucro, muy por encima de que el centro de acogida de visitantes y la gestión del Nacedero del Urederra, sea viable desde el punto de vista de la gestión funcional".

Por otra parte, sostienen que "si el Concejo de Baquedano, como segunda opción, ofrece la gestión a Medio Ambiente del Gobierno de Navarra, sería un error, tanto para Baquedano, como para el turismo de la Comarca de Urbasa-Estella". En este sentido, recuerdan que Baquedano ya cedió la competencia sobre la reserva natural, y "si ahora ceden la gestión y competencias del centro al lobby de medio ambiente, este tendrá todo el poder para hacer lo que quiera, en el Nacedero del Urederra".

El clúster recuerda que este no es solo un problema que se le plantea al Concejo de Baquedano, sino que le va a pasar lo mismo al resto de las Unidades de Gestión Espacios Turísticos que tengan que contratar personas para gestionarlos.

El clúster termina diciendo que "a los espacios turísticos además de la sostenibilidad ambiental y social, se les plantea ahora otro
aspecto no previsto, que es la sostenibilidad de gestión. Veremos al final cual es la entidad que se encarga de la gestión del centro de acogida de visitantes de Baquedano, en qué condiciones lo gestiona y como se soluciona este problema generado en
el Urederra".
 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Guerra abierta en el Valle de las Améscoas por la gestión del nacedero del Urederra