PREMIUM  SEGURIDAD

En tierra con caballos y en el aire con drones: la Guardia Civil amplía sus esfuerzos para vigilar las Javieradas

Por segundo año consecutivo, en el dispositivo de seguridad se incluyen miembros del Grupo de Acción Rápida del Instituto Armado.

Miles de peregrinos participan en la segunda Javierada del 2019. PABLO LASAOSA
Miles de peregrinos participan en la segunda Javierada del 2019. PABLO LASAOSA  

Con motivo de las Javieradas de este año, la Guardia Civil ha incluido en su operativo a dos unidades que complementarán los servicios de vigilancia y atención al peregrino. Son el Escuadrón de Caballería, que participan por primera vez en este evento, y el Grupo de Acción Rápida (GAR), que acude por segundo año este acto en Navarra.

Como se explica desde el Instituto Armado, los ataques realizados por el grupo terrorista DAESH en países occidentales han aumentado notablemente en los últimos años, con el único objetivo de generar terror a través del caos y produciendo el mayor daño y número de víctimas posible. Desde los cuerpos de seguridad informan de que existe un amplio abanico de modus operandi utilizados, entre los que destacan el empleo de armas blancas y de fuego, y el lanzamiento de vehículos pesados.

Debido al carácter antiterrorista del GAR, y considerando el aumento del número de ataques terroristas en países europeos, esta unidad ha desarrollado una doctrina de actuación y planificación de la seguridad de grandes eventos que despunta como referente europeo en la protección de soft targets.

Como en años anteriores, se prevé una gran afluencia de vehículos y peregrinos de todas las partes de la Comunidad foral, que se van a concentrar finalmente en el castillo de Javier. Al tratarse de un evento lúdico-religioso de gran repercusión mediática, y resaltando el nivel 4 actual de alerta terrorista, el GAR se ha encargado de cubrir la seguridad durante las dos Javieradas, por la especial relevancia de los mismos. De hecho, el pasado año se desplegó en este evento por primera vez.

Para garantizar la seguridad del evento, teniendo en cuenta el análisis de los posibles riesgos y la planificación de la respuesta, se ha diseñado un dispositivo integral de seguridad en base a las técnicas y procedimientos específicos del GAR. El primer y fundamental objetivo consiste en detectar y prevenir posibles actuaciones terroristas; y en el desafortunado caso de que se produzca, se invertiría todo el esfuerzo y potencial en la respuesta, contemplando tanto la reacción como la mitigación de los efectos que se produzcan.

Al mando del operativo se encuentra el capitán jefe de la 3ª Compañía GAR, que es el encargado de coordinar y dirigir la actividad del dispositivo con el resto de unidades del Instituto Armado y los demás cuerpos policiales y equipos de protección civil y emergencias, a través de un puesto de mando avanzado, próximo al castillo de Javier, donde están responsables del resto de cuerpos y equipos participantes.

DESPLIEGUE RÁPIDO

El GAR participa con dos equipos de despliegue rápido, que cuentan con tiradores de precisión y motos todoterreno. Aporta unas capacidades especiales como el uso de drones y el sistema antidrones, un equipo táctico de respuesta y rescate para coordinar una posible respuesta, y un equipo cinológico (perro de intervención, además de perro de explosivos). A su vez, participan en el despliegue miembros del negociado de telecomunicaciones del GAR, que instalan cámaras que cubren todos los ángulos de visión.

Según han expuesto desde la Benemérita, el GAR es una unidad que se reinventa a sí misma y que forma la Unidad de Operaciones Especiales de la Guardia Civil. En ella destacan su capacidad innovadora, su flexibilidad y su adaptabilidad al entorno y a las circunstancias.

Fue creada con una misión específica, ya que se constituyó como la principal herramienta para la lucha contra la banda terrorista ETA, y actualmente se encuentra combatiendo el narcotráfico en el sur de la península Ibérica y desarrollando múltiples misiones en el exterior, sin olvidar el despliegue en Navarra y el País Vasco.

Participa también en diversos foros y grupos de trabajo de la Unión Europea, compartiendo su doctrina y sus lecciones aprendidas a lo largo de todas las misiones, tanto nacionales como internacionales, en las que ha participado. De hecho, lidera distintos proyectos europeos, tanto de formación de unidades antiterroristas en el norte de África, la zona del Sahel y Oriente Medio, como de creación de doctrina para unidades europeas.

UN MODELO A SEGUIR

Se estructura en jefatura, cuatro compañías orgánicas y ocho equipos de despliegue rápido, que son los que se envían para cumplir la misión a cualquier escenario nacional o internacional. Además, cuenta con tres equipos de capacidades específicas e innovadoras que actualmente son un modelo a seguir en Europa.

Estos son: un equipo de drones de diferentes tipologías, así como sistemas antidrones o sistemas de detección de drones (único en la Guardia Civil); un equipo cinológico, que crea y desarrolla el perro de intervención; y un equipo de respuesta y rescate, una unidad única en España y en Europa.

En este último caso, se trata de una unidad de respuesta que, ante una acción terrorista, se encarga de coordinar la extracción de posibles víctimas de la zona de peligro del ataque y de mitigar los efectos del atentado para reponerse cuanto antes. Los responsables de este equipo colaboran como autores del Protocolo Íbero, protocolo no vinculante a nivel nacional en el que participan expertos de todos los escalones sanitarios para favorecer la actuación sanitaria en este tipo de repuesta y garantizar una mayor supervivencia de las víctimas.

Además de estas unidades, en las Javieradas de este año han participado por primera vez miembros de el equipo montado del Instituto Armado, cuya sede se encuentra en Valdemoro (Madrid).

PRESTAR AYUDA A LAS DEMÁS UNIDADES

El Escuadrón de Caballería es una unidad eminentemente de apoyo, por lo que su función radica en prestar ayuda al resto de unidades, realizando actividades diversas, según detalla la Guardia Civil.

Los pilares sobre los que se asienta su actividad son: el orden público, el control de masas, la vigilancia en espacios naturales protegidos y la protección y seguridad en instalaciones y personalidades.

El grueso de sus actuaciones tiene que ver con la concentración de grandes masas de público tanto en eventos, competiciones deportivas o festivales, como en entornos naturales como las romerías, el Camino de Santiago, las lagunas de Ruidera o, como en este caso, las Javieradas.

En concreto, durante este año 2019 se ha decidido que realicen servicios de apoyo al peregrino por temporadas y tramos específicos, por lo que estos días se han encontrado a sus miembros a lo largo del camino hacia Javier.

GRAN VARIEDAD DE ACTIVIDADES

Fuera de las situaciones de emergencia y de las operaciones especiales, su actividad varía con cada temporada del año. Durante el invierno, coincidiendo con la recogida de los cítricos en la Comunidad Valenciana y con la aceituna en Andalucía y Castilla-La Mancha, están inmersos en la campaña de prevención de robos en explotaciones agrícolas del Ministerio del Interior; mientras que, con la llegada del verano, también apoyan las campañas de prevención de incendios forestales en Galicia y en espacios naturales protegidos donde se producen grandes concentraciones de ciudadanos.

El Escuadrón de Caballería de la Guardia Civil cuenta con un escalón veterinario, un departamento de herrería y guarnicionería, un taller de vehículos, dos picaderos descubiertos, un picadero cubierto de reciente construcción, dos norias para ejercitar a los caballos cuando no se pueden montar y cinco cuadras. Centralizada en la Península, cuenta con 150 caballos y 17 camiones con capacidad para seis caballos, que permiten realizar desplazamientos a toda la península Ibérica.

Unidades del Escuadrón de Caballería de la Guardia Civil, durante las Javieradas de este año. MIGUEL OSÉS

Según apunta la Benemérita, una de las grandes virtudes del caballo, que lo mantiene tan activo en pleno siglo XXI, es su versatilidad. El caballo tiene una marcada capacidad disuasoria, pero también es una herramienta con la que los agentes se acercan a los ciudadanos. Al tratarse de un animal, el ciudadano establece un vínculo diferente con el agente y propicia a su vez que este le transmita sus preocupaciones. Por sus cualidades físicas, es también el medio ideal para acceder a lugares de difícil acceso, tanto en el medio natural como en zonas urbanas que poseen una configuración complicada para el acceso en vehículos motorizados.

Fuera de su actividad principal, el Escuadrón de Caballería también se sirve del caballo para llevar a cabo campañas de difusión y concienciación ciudadana, como pueden ser las exhibiciones a escolares. Durante diferentes jornadas a lo largo del curso escolar, se realizan exhibiciones a los alumnos de menores edades de distintos centros educativos.

PRÁCTICAS VETERINARIAS

Para edades más avanzadas, la Guardia Civil ha establecido diferentes convenios con institutos y universidades que permiten a los alumnos del Grado de Veterinaria realizar prácticas en el escalón veterinario del escuadrón. Gracias a estas iniciativas, los jóvenes conocen de primera mano la labor que desempeñan los guardias civiles y tienen la posibilidad de acercarse a los agentes y a sus compañeros de trabajo, los perros y caballos.

En las Javieradas de este año, el escuadrón está orientado a que la peregrinación desde todos los puntos de Navarra se desarrolle con total normalidad en los distintos itinerarios utilizados por los peregrinos, mediante un dispositivo integral que proporcione seguridad vial a los tramos desarrollados por carreteras, seguridad ciudadana/auxilio al peregrino en el entorno y en las rutas, así como un dispositivo preventivo y reactivo con capacidad en materia de prevención y protección, con arreglo al nivel de riesgo existente.

Durante sus servicios, los agentes montados desplegados (20 cada fin de semana) son el apoyo de las unidades territoriales de la Guardia Civil de Navarra, así como el auxilio de los peregrinos que lo necesiten. De manera específica, tienen como cometidos el auxilio, la protección de la seguridad ciudadana y la prevención de la delincuencia en el área afectada de Javier y en las rutas seguidas por los peregrinos y los asistentes. Todo ello, de una manera mucho más respetuosa con el medio ambiente.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
En tierra con caballos y en el aire con drones: la Guardia Civil amplía sus esfuerzos para vigilar las Javieradas