SOCIEDAD

Proteger la naturaleza navarra: así trabajan los 'guardas' de Medio Ambiente durante el estado de alarma

El equipo de Guarderío está integrado por 122 guardas distribuidos en 11 demarcaciones de la Comunidad foral.

Un guarda forestal precinta una zona natural recreativa durante el estado de alarma decretado por el coronavirus. GOBIERNO DE NAVARRA
Un guarda forestal precinta una zona natural recreativa durante el estado de alarma decretado por el coronavirus. GOBIERNO DE NAVARRA  

El estado de alarma decretado con motivo del Covid-19 no ha detenido a la naturaleza y por ello el Guarderío de Medio Ambiente del Gobierno de Navarra ha continuado con sus labores de protección de la biodiversidad a lo largo de las estaciones en las que se está prolongando esta situación excepcional.

El estado de alarma se inició el 14 de marzo, en la recta final del invierno, ha ocupado todo el trascurso de la primavera y finalizará el 21 de junio, justo iniciado el verano. Algo más de tres meses en los que la biodiversidad requiere de labores a realizar en momentos precisos y concretos.

El equipo de Guarderío, integrado por 122 guardas distribuidos en 11 demarcaciones, ha seguido atendiendo sus actividades propias para proteger el Medio Ambiente.

El elemento principal de la continuación de los ciclos naturales es la reproducción, que precisamente se da en estas fechas, y que además coincide con las cosechas.

En abril y mayo, los aguiluchos realizan sus nidos en el cereal, por lo que es importante localizarlos antes de la cosecha, ha informado el Gobierno.

Para ello, bajo la dirección del Servicio de Biodiversidad han colocado pequeños cercados alrededor de estos nidos para preservarlos, lo que permite que unas semanas más tarde eclosionen los huevos y puedan volar los pollos.

Cambiando de ámbito, en el acuático, también hay que actuar en los ríos para extraer de sus cauces los esguines o jóvenes de salmón, que en muchas ocasiones se introducen en los canales de las centrales hidroeléctricas con el consiguiente peligro. Para evitar que corran riesgos, los guardas, dirigidos por personal del Servicio de Biodiversidad, se sumergen en el río y los sacan a mano, "una actuación muy importante para mantener la población de salmón".

RECOGIDA DE FAUNA

La atención a emergencias ambientales es también una parte importante del trabajo, como recoger fauna herida, colaborar en la extinción de algún incendio o asistir en caso de que ocurra algún vertido.

Son ejemplos de tareas que no pueden esperar y que se han atendido durante el estado de alarma. Así, en todas las demarcaciones ha habido 329 incidencias de recogida de fauna herida o muerta. En este sentido, el Ejecutivo ha recordado a la ciudadanía que, en caso de encontrar un animal herido es preciso llamar al 112, desde donde se activará el protocolo necesario para su rescate.

Además de proteger la biodiversidad, también hay que seguir luchando contra las especies invasoras, como es el caso de la avispa asiática, que en invierno no está en los nidos, por lo que es el momento prefecto para colocar trampas. La Demarcación de Guarderío de Medio Ambiente de Pamplona ha colocado esta primavera más de 100 trampas, gracias a lo cual se han capturado 164 avispones asiáticos.

El bosque tampoco se ha detenido. El Servicio Forestal y Cinegético ha seguido con los trabajos habituales en esta época y con las explotaciones forestales en marcha, que además están consideradas como actividades esenciales durante el estado de alarma. Además, muchas entidades locales están pendientes de sacar a la venta sus lotes de madera.

ACTIVIDADES DERIVADAS DEL ESTADO DE ALARMA

Además de las mencionadas actuaciones del ciclo de la naturaleza, los guardas de Medio Ambiente han sumado a su trabajo habitual las derivadas del estado de alarma: vigilancia del cumplimiento de la normativa de confinamiento, y la información y la atención a la ciudadanía, con especial presencia en los espacios naturales.

El equipo de Guarderío priorizó en las primeras semanas el apoyo a la supervisión del cumplimiento del estado de alarma, con vistas principalmente a evitar posibles infracciones en los espacios naturales.

En este sentido, los profesionales han realizado una labor de vigilancia y educación, informando sobre las actividades permitidas y prohibidas en cada momento, insistiendo en la importancia de su cumplimiento y realizando propuestas de denuncia cuando ha sido necesario. También se precintaron merenderos y otros espacios en los que era previsible la asistencia de personas.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Proteger la naturaleza navarra: así trabajan los 'guardas' de Medio Ambiente durante el estado de alarma