SOCIEDAD

Navarra permite que las guarderías retomen su actividad para favorecer la conciliación de la vida laboral

Deben cumplir un protocolo elaborado por el Ejecutivo foral que contempla una ratio de cinco niños por persona cuidadora.

Imagen de un bebé jugando con unas piezas en una guardería. ARCHIVO
Imagen de un bebé jugando con unas piezas en una guardería. ARCHIVO

Las guarderías y casas amigas pueden retomar su actividad, coincidiendo con el pase de Navarra a la fase 3 de la desescalada, como servicios para la conciliación de la vida laboral y familiar, según ha informado este lunes el Gobierno foral.

Para ello, deben seguir el protocolo elaborado por el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra a petición de la subdirección de Familia del departamento de Derechos Sociales. Dicho documento recoge recomendaciones para garantizar la protección de la salud frente al Covid-19 de las personas trabajadoras y de los niños que acudan a las guarderías y casas amigas.

Esta medida se circunscribe dentro del plan para la transición hacia una nueva normalidad del 28 de abril, que contempla la posibilidad de apertura de centros de educación infantil hasta los 6 años, para familias que acrediten que los progenitores tienen que realizar un trabajo presencial sin posibilidad de flexibilización, siempre con limitación de aforo.

El Gobierno de Navarra ha anunciado que no procede la apertura de escuelas infantiles financiadas por el departamento de Educación, ni de centros educativos privados autorizados, así como tampoco de los centros de 0 a 3 años dependientes del departamento de Derechos Sociales.

Existen, no obstante, recursos como guarderías, centros de educación infantil y casas amigas, que no regula el departamento de Educación y que son considerados servicios para la conciliación de la vida familiar y laboral. En Navarra hay 44 casas amigas y en torno a 60 guarderías y centros de educación infantil en distintos puntos de la geografía foral. Estas iniciativas funcionan como actividad económica privada y pueden suponer un importante apoyo a las familias en su proceso de incorporación al trabajo.

El documento elaborado por el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra establece las pautas de actuación y recomendaciones para el funcionamiento en dichos centros. Recomendaciones que incluyen a las personas trabajadoras y a los niños usuarios en aspectos como la entrada y salida, las medidas de higiene y protección, la organización del trabajo y los espacios, la higiene de los locales y equipos, así como la limpieza y desinfección. De este modo, se pretende reducir al mínimo la diseminación del virus y disminuir los contactos entre niños.

RATIO DE CINCO NIÑOS

Entre las medidas concretas que contempla y, según las recomendaciones de la Asociación Española de Pediatría, figura una ratio de cinco niños por persona cuidadora, que será la misma durante toda la jornada. Cada grupo de menores, más cuidadora, será cerrado y no mantendrá contacto con el resto.

En el caso de las denominadas casas amigas, estos centros se rigen por la orden foral propia que las regula. Por otro lado, el protocolo también establece que “no es aconsejable el uso de mascarilla facial en niños de 0 a 3 años”.

Finalmente, y como medida complementaria, cada empresa debe definir, con el asesoramiento de su servicio de prevención de riesgos laborales, las medidas específicas que precise su actividad y se contará con la consulta y participación de los trabajadores, o sus representantes, para la adopción de las mismas.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Navarra permite que las guarderías retomen su actividad para favorecer la conciliación de la vida laboral