• miércoles, 27 de octubre de 2021
  • Actualizado 15:17

 

 
 

SOCIEDAD

Los rockeros con síndrome de Down de Motxila 21 llaman a la integración en su nuevo disco

Han explicado que el CD es "un homenaje a la humanidad, a la cultura, a la diversidad, al vulnerable medio ambiente, a las injusticias, el amor, la enfermedad y la libertad sexual”.

El grupo navarro Motxila 21 presenta su nuevo disco y DVD en Pamplona. PABLO LASAOSA
El grupo navarro Motxila 21 presenta su nuevo disco y DVD en Pamplona. PABLO LASAOSA

Tras un año sin poder verse por culpa de la pandemia, la familia de la banda de rock pamplonesa Motxila 21 ha podido reunirse este viernes casi al completo para dar la bienvenida a su nuevo disco, ‘Ama Lurra’ (Madre Tierra), todo un grito por la integración, el compromiso social y medioambiental, el feminismo y el amor.

La práctica totalidad de la veintena de integrantes del grupo, compuesto en su mayoría por personas con síndrome de Down, se ha reunido de nuevo en el Palacio de Condestable de Pamplona tras más de un año sin verse a causa de la pandemia, momentos con dificultades pero que han sido testigo de la gestación de su nuevo trabajo.

Andoni Zilbeti, guitarra y voz de Motxila 21, ha destacado que ‘Ama Lurra’ es un disco que han querido “dedicar a toda la humanidad para que nos demos cuenta de que si no hacemos algo con nuestra Madre Tierra esto se va al garete”.

Según han señalado durante la presentación M.ª José Leoz, directora de saxos, y Zilbeti “este disco es también un homenaje a la humanidad, a la cultura, a la diversidad, al vulnerable medio ambiente, a las injusticias, el amor, la enfermedad y la libertad sexual”.

A lo largo de su repertorio combinan distintos estilos como el rock, el rap o el ska y se pueden escuchar hasta siete idiomas con predominancia del euskera y el castellano pero también con una canción íntegra en inglés y presencia de otros idiomas minoritarios como el quechua, el hassaní y el wolof.

La grabación de este disco, que comenzó a gestarse en 2019, no ha sido fácil, y es que un día antes del confinamiento decretado en marzo del 2020 estaba previsto que los integrantes con síndrome de Down entrasen al estudio a grabar, un trabajo que quedó suspendido hasta septiembre.

Tras siete meses sin poder ensayar y entrando al estudio en grupo de dos personas consiguieron sacar cada uno de los temas adelante con un “resultado increíble” y un “esfuerzo titánico”, han asegurado.

El CD no llega solo, lo acompaña un libro de 72 páginas a color con un prólogo escrito por la propia Ama Lurra, fotografías de los componentes de la banda realizadas por Fernando Lezaun, una breve reseña de cada uno y las letras de las canciones con su traducción a castellano y euskera, todo ello ilustrado con textos y dibujos originales de Gorka Argandoña.

El trabajo lo remata un DVD con 3 videoclips del grupo, entre ellos el de la canción ‘Ama Lurra’, realizado por Iñaki Alforja con imágenes en 360° cedidas por Txema Ortiz y postproducción llevada a cabo por Natxo Leuza.

El disco lo abre el single ‘Ama Lurra’, compuesto por Xabier Zabala que muestra la diversidad cultural del mundo en una ciudad como Pamplona, seguido de ‘Notas que vuelan perdidas’, que “refleja la angustia de las personas con enfermedades mentales como el alzheimer o la demencia”, han explicado Leoz y Zilbeti.

El rap ‘Sueños de futuro’ es toda una proclama feminista y con él, han señalado, buscan “transmitir la rabia que siente una mujer al ser objeto de trato discriminatorio por parte de una sociedad patriarcal, ser objeto de maltrato o vejación”.

Con ‘Nere barruko dantzak’ animan a todas las parejas “a que practiquen algo tan maravilloso como es el juego del sexo”, mientras que en ‘Cuatro letras’, compuesta por Kutxi Romero, la palabra amor se exhibe en toda su magnitud.

‘El sueño de lorexika’ es una versión de ‘The ballad of cable hogue’ escrita por Lorea Lamata y cantada por el cantante y guitarrista de Calexico, Joey Burns.

En ‘Erromatar garaiak’ narran sus experiencias durante la gira que realizaron por Italia en 2017 con una canción in crescendo que da paso al ‘Ska de Motxila’, un tema que invita a bailar con una letra que aborda la importancia del ecologismo, la igualdad y el respeto a la diversidad.

El disco lo cierran ‘A tuta rockie’, una versión de ‘Long tall sally’, y ‘La magia de mi ser’, un tema con larga trayectoria ya en sus directos y que según han comentado Leoz y Zilbeti, “es un ejemplo claro del entusiasmo que afloraba en la banda para seguir trabajando e nuevas canciones”.

El disco ha sido grabado por Alberto Porres en Estudios K y mezclado y masterizado en Garage Studios por Kaki Arkarazo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los rockeros con síndrome de Down de Motxila 21 llaman a la integración en su nuevo disco