• domingo, 20 de junio de 2021
  • Actualizado 23:03

 

 
 

SOCIEDAD

El gran problema de la apertura de piscinas en los pueblos de Navarra durante la campaña de verano

Un elevado tanto por ciento decide no abrir por miedo al contagio y por los gastos extra que suponen las restricciones.

Imagen de las piscinas municipales de Murieta. Navarra.com
Imagen de las piscinas municipales de Murieta en agosto de 2019. Navarra.com

El Gobierno de Navarra ha pedido a las localidades navarras que antes del 15 de agosto decidan y comuniquen si van a abrir al público o no las piscinas de sus respectivos municipios. Se trata de una decisión complicada, y a veces no compartida por los usuarios habituales, ya que las piscinas en verano son el corazón de los pueblos donde muchas personas acuden a su segunda residencia para disfrutar de ellas en los meses de julio y agosto.

Las localidades con mayor población parecen decidirse por la apertura, aunque hay excepciones. En la zona norte de Navarra, localidades como Igantzi, Etxalar, Donamaría, Sunbilla y Santesteban no abren, junto a Ancín y Murieta en Tierra Estella, además de Villatuerta.

Sí abrirán otras localidades de la zona media y de la ribera como Allo, Arróniz, Cárcar, Dicastillo, Lerín, Los Arcos, Mendavia, Muniáin de la Solana, Oteiza, Sesma, Viana y Abáigar.

El pleno extraordinario del Ayuntamiento de Murieta decidió este jueves no abrir sus piscinas del complejo deportivo Ezpeldoia, y también la vecina localidad de Ancín en Tierra Estella ha tomado la misma decisión en las últimas horas.

En cuanto a los motivos, aducen lo siguiente: "Creemos que la situación epidemiológica con respecto al Covid-19 en estos momentos es aún de incertidumbre, por lo que creemos que debemos ser prudentes y responsables, y garantizar la salud de nuestros vecinos y vecinas por encima de todo".

"Además de ello, hemos estudiado la nueva normativa aplicable y exigible por parte del Gobierno de Navarra para la apertura, motivada por la pandemia del Covid-19, y vemos que nos resulta muy difícil su cumplimiento, tanto técnica como económicamente".  

"La reducción de los aforos máximos permitidos, y las nuevas exigencias en cuanto a gestión y control de accesos, limpieza y desinfección, dispararían el gasto más de lo permisible para las economías de nuestros pueblos", aseguran como argumentos para evitar la apertura de las instalaciones.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El gran problema de la apertura de piscinas en los pueblos de Navarra durante la campaña de verano