• sábado, 27 de noviembre de 2021
  • Actualizado 16:37

 

 
 

SOCIEDAD

La gesta de una pamplonesa y madre de tres hijas que ha conseguido la primera plaza del examen del BIR

Estíbaliz Erviti  se animó a retomar las oposiciones después de 13 años de trabajo en una empresa de la que era responsable de producto.

Las pamplonesas Maialen Palomino y Estíbaliz Erviti, graduadas de la Universidad de Navarra y número 3 y número 1 respectivamente en el examen de Biológo Interno Residente Foto UNIVERSIDAD DE NAVARRA
Las pamplonesas Maialen Palomino y Estíbaliz Erviti, graduadas de la Universidad de Navarra y número 6 y número 1 respectivamente en el examen para Biológo Interno Residente. Foto: UNIVERSIDAD DE NAVARRA

La pamplonesa Estíbaliz Erviti Machain ha obtenido el puesto número 1 en el examen para Biólogo Interno Residente (BIR), al que se han presentado 749 candidatos de toda España para obtener una de las 49 plazas ofertadas.

Erviti, graduada en Bioquímica en el año 2000 y después doctorada en el departamento de Histología y Anatomía Patológica del centro académico, es una de las cuatro graduadas en la Universidad de Navarra que han obtenido plaza, por delante de la calagurritana María Lasa (número 3), la también navarra Maialen Palomino (6), y la madrileña Itziar Benito (45).

Según ha trasladado el centro navarro en una nota, para Estíbaliz Erviti obtener el número 1 ha sido “una verdadera sorpresa” que ha coronado su apuesta personal por retomar estas oposiciones después de 13 años de trabajo en una empresa de la que era responsable de producto.

“Al terminar la tesis doctoral no quise hacer un posdoc fuera. A la vez, me ofrecieron un trabajo en una empresa navarra y decidí quedarme. Con el tiempo, el trabajo se hizo algo rutinario y necesitaba un cambio. Entonces llegó a la empresa una compañera joven que me habló del BIR. Me animé, dejé mi trabajo en abril y después de San Fermín comencé a preparar el examen a conciencia”, relata.

Con tres hijas pequeñas, la menor de tan solo 5 años, Estíbaliz optó por estudiar en casa entre semana y acudir a clases a una academia los sábados por la mañana. 

“Otro tema que me parece clave para obtener buenos resultados es estar muy motivada, ya que la preparación puede ser muy dura. Supone mucho trabajo durante unos meses y dedicación plena todos los días de la semana menos el domingo, que era el único que descansaba”, recuerda.

Erviti también tiene clara la especialidad que elegirá: “La Microbiología de Análisis Clínicos es lo que más me gusta. Han salido plazas en centros hospitalarios tanto de Navarra como de Guipúzcoa y Álava, que es mi radio de acción porque no supera la hora de distancia en coche para ir y venir todos los días”, indica.

CUATRO GRADUADAS DE LA UN, ENTRE LAS MEJORES

Por su parte, María Lasa (número 3 del BIR) es graduada en Química y Bioquímica por la Universidad de Navarra y premio extraordinario de Química 2018-, y tenía bastante claro que quería presentarse al examen porque era el modo de acceder al laboratorio de hospital.

“La rama que más me interesa es la Inmunología, aunque no tengo claro si la haré en Navarra o más lejos”, aclara la riojana, quien también comenzó a preparar el examen a medidos de julio: “La clave para obtener un buen resultado es que te guste lo que haces, que te apoyes en tu familia y amigos, plantearte un horario de trabajo exigente e intentar cumplirlo”.

También Maialen Palomino, pamplonesa graduada en Biología en 2018 y número 6 en el BIR, estudió con anterioridad una FP de Técnico de Laboratorio, y al terminar el grado en junio una de sus profesoras le animó a presentarse "porque no tenía muy claro qué quería hacer. La investigación también me gustaba, pero es cierto que el mejor momento para hacer las oposiciones podía ser nada más terminar la carrera”. 

"Ahora no sé qué especialidad elegiré. Me gustan tanto la Inmunología como la Microbiología, y todavía más la Genética, pero no existe como especialidad propia”, añade. Para Maialen, los siete meses de preparación para el examen fueron más duros de lo que pensaba: “Mentalmente es muy duro. Ni siquiera parábamos en Navidad, solo los domingos. Aunque ha merecido la pena”, zanja.

Itziar Benito, número 45 y natural de Madrid, también se graduó en 2018 en Bioquímica y aunque pensaba realizar un máster, en una reunión informativa sobre el BIR en la Universidad decidió intentarlo: “Empecé en septiembre y hasta noviembre di clases todas las tardes. Luego repasaba todos los temas por mi cuenta”. 

Aunque en su caso será más difícil optar a la plaza que le interese, Itziar espera que quede libre una de Bioquímica Clínica. “Tengo mucho que pensar, porque no esperaba siquiera sacar plaza”, señala.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La gesta de una pamplonesa y madre de tres hijas que ha conseguido la primera plaza del examen del BIR