SOCIEDAD

Viviendas temporales para el confinamiento: Navarra ayuda a las familias en situaciones vulnerables

El Gobierno habilita una red de 26 plazas para familias que residen en viviendas con problemas de salubridad, de convivencia en pisos compartidos o circunstancias agravadas por la situación de emergencia.

Una persona sujeta las llaves de una vivienda ARCHIVO
Una persona sujeta las llaves de una vivienda ARCHIVO  

El Gobierno de Navarra ha habilitado una solución con 26 plazas viviendas repartidas entre tres inmuebles de distintas entidades para responder a la situación que están atravesando numerosas familias que se ven obligadas a pasar el período de confinamiento del estado de alarma en todavía peores condiciones.

Se trata de atender a las personas que residen en habitaciones de pisos compartidos, en muchas ocasiones en una situación de hacinamiento. Además, el Ejecutivo ha adoptado otras medidas en el terreno del derecho a la vivienda como la concesión de ayudas directas para el pago del alquiler o la aplicación de condonaciones o moras en las rentas durante estos tres meses.

En la presentación de estas actuaciones, el vicepresidente y titular de Vivienda del Gobierno foral, José Mari Aierdi, ha defendido este martes "el derecho básico a la vivienda también ante situaciones como las que estamos viviendo, que ponen de manifiesto, aún más si cabe, las brechas de nuestra sociedad y las familias que se encuentran en situación de máxima vulnerabilidad".

Paralelamente, Aierdi, ha informado de que la sociedad pública Nasuvinsa ofrecerá a las personas inquilinas del parque público condonaciones parciales o moratorias en el pago de la renta de alquiler durante los próximos tres meses.

Esta medida se suma a la ampliación hasta un máximo del 75% de la renta decretada a partir de este mes para todas aquellas familias inquilinas que recibían actualmente algún tipo de subvención -ya fuera del 25% o 50%- en vivienda de alquiler protegido y a la apertura de los programas de ayudas EmanZipa y David a todas aquellas personas de alquiler libre que se vean afectadas por una merma de ingresos debido a la crisis del Covid-19, ha añadido.

Además de estas medidas normativas, Aierdi ha presentado otra iniciativa para hacer frente a las situaciones de hacinamiento, que ha sido coordinada y realizada conjuntamente por las direcciones generales de Políticas Migratorias y Vivienda, además de la colaboración con los servicios sociales del departamento de Derechos Sociales.

Se trata de la articulación de una red de viviendas temporales, con una capacidad para 26 plazas, en Pamplona y su Comarca para familias residentes que se encuentran en una situación de máxima vulnerabilidad y hacinamiento y que necesitan de forma urgente unas condiciones dignas de habitabilidad, al menos mientras dure el estado de alarma por el Covid-19.

FACTORES DE VULNERABILIDAD

La necesidad de estas familias, ha explicado Aierdi, está condicionada por que se encuentren residiendo en situación de hacinamiento, en viviendas que presentan problemas de salubridad, problemas de convivencia en pisos compartidos, entre otras circunstancias agravadas por la situación de emergencia.

Los recursos que se ponen en marcha son dos apartamentos turísticos ubicados de 6 plazas cada uno, ubicados en el Casco Viejo de Pamplona, y la residencia juvenil Lagun Etxea de la Fundación Luis Amigó, con otras 20 plazas y situada en Mutilva, propiedad de la orden de los Terciarios Capuchinos, con quienes han contactado Patricia Ruiz de Irizar y Eneko Larrarte, titulares de Políticas Migratorias y Vivienda, respectivamente, para poder realojar en estas viviendas a varias familias.

Estos recursos están dirigidos a familias residentes en la Comarca de Pamplona, a los que se suman otras 40 plazas que el Ayuntamiento de Pamplona ya habilitado en la capital navarra.

Estos realojos, que conllevarán un seguimiento por parte de los servicios sociales de base, son provisionales mientras dure el estado de alarma y la situación de confinamiento y una vez que se vuelva a la situación anterior, las familias deberán volver a su vivienda anterior o la entidad derivante buscará otra alternativa habitacional.

Aierdi ha manifestado que "este nuevo recurso pone el acento en la búsqueda de una salida social y solidaria para esta crisis y no dejemos a nadie atrás". Se trata, ha continuado, de que "el Gobierno foral atienda estas situaciones desde la colaboración interdepartamental y las asociaciones que trabajan con estos colectivos".

Las familias que quieran solicitar estos recursos deberán dirigirse al servicio de acogida y acompañamiento a personas migrantes a través de la dirección [email protected] y se adjudicarán en función de un baremo que tendrá en cuenta los ingresos, el estado de la vivienda actual o su situación convivencial, entre otros factores.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Viviendas temporales para el confinamiento: Navarra ayuda a las familias en situaciones vulnerables