• martes, 07 de diciembre de 2021
  • Actualizado 20:18

 

 
 

SALUD

Salud reconoce que las restricciones de fin de año pudieron tomarse con mayor antelación

Según ha explicado el director general de Salud, se decidió esperar a "la evolución y tendencia".

Las luces de Navidad 2020 por la parte vieja de Pamplona. PABLO LASAOSA
Las luces de Navidad 2020 por la parte vieja de Pamplona. PABLO LASAOSA

El Gobierno de Navarra ha explicado este martes que el endurecimiento de las medidas anti Covid, los días de Nochevieja y Año Nuevo, se debe a "una estrategia de anticipación y de cautela máxima". Si bien, a través de Carlos Artundo, director general de Salud, ha reconocido que se podía haber planteado antes pero desde el ejecutivo prefirieron "ver la evolución, la tendencia y no solo los casos".

Precisamente, ayer entraron en vigor las restricciones que vuelven a fijar el toque de queda a las 23.00 horas, impiden la entrada y salida de la Comunidad Foral y reducen las reuniones de diez a seis personas de dos unidades convivenciales.

En palabras del director general de Salud, Carlos Artundo, "estamos en una situación de estabilidad al alza" en algunos indicadores como la positividad de las PCR y el índice reproductivo básico, a lo que se suma "la previsión de impacto, que veremos estos días, de la primera parte de las Navidades".

Así, ha explicado que "teniendo en cuenta el entorno con tendencias muy preocupantes en algunos países y la existencia de nuevas cepas", se da un "escenario extremadamente frágil y volátil" en el que "nos pareció lo más prudente no hace la excepción de Nochevieja y Año Nuevo".

"La lógica es de prevención, de máxima cautela y de anticipación", ha manifestado Artundo, que ha señalado que hasta el momento tanto Navarra como el resto de España han ido por detrás del virus y han buscado adelantarse "en la prevención".

También ha señalado que la Comunidad Foral se encuentra mejor que otras CCAA "comparativamente hablando", pero ha advertido que se trata de una situación "que cambia de un día para otro".

"Nos parecía la mejor opción, pensando en términos de gestión de la pandemia, ponernos en el escenario más prudente"; lo que puede significar de cara a una tercera ola "muertes evitables, impactos sobre el sistema sanitario y sus profesiones, sobre la economía y la posibilidad de volver atrás en cuanto a la fase de alerta" actualmente en 'riesgo alto', ha recalcado.

Así, ha opinado que "más vale pasarse de prudencia que quedarse corto por el impacto que tiene la situación cuando empieza a aumentar y nos situamos en un escenario de alerta mayor".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Salud reconoce que las restricciones de fin de año pudieron tomarse con mayor antelación