PREMIUM  METEOROLOGÍA

La avenida del Ebro pasa en Tudela sin grandes afecciones y el Gobierno desactiva el plan de emergencia

El Ejecutivo ha indicado que la situación es de normalidad y que las medidas preventivas han evitado que en la capital ribera se produjeran daños materiales.

Imagen aérea tomada el sábado del cauce del río Ebro a su paso por Tudela. GOBIERNO DE NAVARRA
Imagen aérea tomada el sábado del cauce del río Ebro a su paso por Tudela. GOBIERNO DE NAVARRA  

Tras el paso de la máxima avenida del río Ebro por Tudela, que se produjo a primeras horas de la noche del sábado sin que se registraran desbordamientos ni incidencias significativas, al margen de algunas filtraciones a través de las redes de desagües, y la llegada de la riada al límite provincial con Zaragoza, el Gobierno de Navarra ha levantado el plan especial de emergencia ante el riesgo de inundaciones en la Comunidad foral, activado el pasado viernes tras la crecida de los ríos en diversos puntos como consecuencia de las continuas precipitaciones de lluvia registradas en la mitad norte de Navarra.

El vicepresidente primero y consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior del Ejecutivo foral, Javier Remírez, como director del plan, ha tomado la decisión tras analizar los informes de los equipos asesores y de los responsables de los servicios movilizados, que han indicado que la situación es de normalidad y que han desaparecido las causas que motivaron la activación del plan.

Las medidas preventivas adoptadas en Tudela de forma coordinada por el Servicio de Protección Civil del Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Tudela han evitado que se produjeran daños materiales, y las filtraciones registradas a través de la red de alcantarillado han remitido al bajar en nivel del río.

Los vehículos que se encontraban en zonas con riesgo de inundación fueron retirados y el bombeo de agua del río Queiles al Ebro en la confluencia de ambos ha impedido la entrada de agua en el casco antiguo de la ciudad.

En este lugar fue instalado un sistema de compuertas flotantes que suben cuando se produce una crecida en el Ebro para imposibilitar que la riada se traslade al Queiles, con el consiguiente riesgo de desbordamiento del afluente. Sin embargo, las compuertas cierran la desembocadura, por lo que, en cualquier caso, aumenta el nivel del Queiles.

Los bomberos instalaron dos motobombas que se han mantenido en funcionamiento hasta las 4 horas de la madrugada de este domingo y que han trasvasado agua al Ebro, con lo que no se ha visto afectado el casco antiguo de Tudela, ha explicado en un comunicado el Gobierno de Navarra.

CAÍDA DE ÁRBOLES

La crecida del Ebro ha provocado la caída de algunos árboles en la zona del paseo de la Noria, que han sido retirados por los bomberos y los servicios municipales. Aguas debajo de Tudela, el río ha inundado terrenos en zonas llanas de cultivo y caminos, sin llegar a cortar carreteras.

De hecho, no hay ninguna carretera cortada en la Comunidad foral y únicamente se da paso alternativo por desprendimientos en el enlace de la NA-170 con la autovía de Leizarán (A-15) en el punto kilométrico 16, a la altura de Santesteban, y en la NA-4150 (Leiza-Goizueta-Hernani) en el punto kilométrico 3 por hundimiento de la calzada.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La avenida del Ebro pasa en Tudela sin grandes afecciones y el Gobierno desactiva el plan de emergencia