PREMIUM  SOCIEDAD

Cruz Roja lanza en Navarra un proyecto piloto para la convivencia de jóvenes con personas mayores

El programa, promovido en colaboración con el Gobierno foral, busca disminuir la soledad del envejecimiento y ayudar a la emancipación.

Imagen de una persona mayor sentada en un banco en un parque junto a una joven. ARCHIVO
Imagen de una persona mayor sentada en un banco en un parque junto a una joven. ARCHIVO  

El Gobierno de Navarra y Cruz Roja se han unido para crear el primer programa piloto de alojamiento intergeneracional, que se desarrollará en viviendas particulares.

Denominado Servicio de Intermediación Residencial Intergeneracional (SIR), tiene el triple objetivo de disminuir la soledad asociada al envejecimiento, favorecer la emancipación de los jóvenes y contribuir a la ayuda mutua.

El programa, que comenzará en Pamplona, se dirige a personas de mas de 60 años que vivan solas y a jóvenes de entre 18 y 30 años, 35 si cursan algún postgrado, máster o doctorado, según han comentado en conferencia de prensa el vicepresidente de Políticas Sociales Miguel Laparra y el director de Cruz Roja en Navarra, Juan José San Martin.

De esta manera se considera que no solo se pueden solucionar o mitigar problemas de soledad y ayudar a la emancipación, sino también solucionar el acceso a una vivienda y reducir el uso de otros servicios públicos.

De momento se ha pensado en poner en marcha la iniciativa en un máxima de cinco viviendas para una periodo de tres meses, transcurridos los cuales una evaluación indicará si se ha acertado con el modelo.

ELECCIÓN DE LOS PARTICIPANTES

Ofrecer lo que estas personas buscan y construir "mecanismos de garantías y seguridad", determinará el éxito o no del programa que, según Laparra, va "en línea con el cambio de orientación de las políticas sociales", al pasar de la "segregación" a la "convivencia".

Pensado, como otros, para "abordar las necesidades del conjunto de la ciudadanía", estos alojamiento intergeneracionales se desarrollarán si el resultado del programa piloto es positivo

San Martín ha apuntado que la clave estará en los acuerdos a los que lleguen las partes implicadas, ya que se tratará de "contratos abiertos y negociables", lo que en última instancia permitirá atender las diferentes circunstancias y estos "enriquecerá los resultados".

Cruz Roja se encargará de su gestión, desde la recogida de solicitudes en su "Espacio abierto" de la calle Aralar 2, hasta la elección de las personas y el seguimiento.

LOS REQUISITOS PARA PARTICIPAR

Los mayores que deseen participar en la iniciativa deberán contar con una vivienda en propiedad o alquiler en buenas condiciones de habitabilidad e higiene, con una habitación preparada para la persona joven, tener una salud física y psíquica que les permita vivir con autonomía, no tener adicciones y partir con una buena disposición para la convivencia.

A la persona joven se le exigirá motivación para la emancipación, sensibilidad para convivir con una persona mayor, disponibilidad para compartir tiempo con ella, no tener adicciones y contribuir a los gastos comunes en la proporción que entre ambas partes determinen.

El seguimiento de Cruz Roja se ocupará de comprobar que la convivencia es sana ya que en caso contrario, si se detectan problemas, se dará por extinguido el programa, si bien una entrevista previa y otras herramientas como cuestionarios de personalidad, intereses y valores tratarán de precisar la adecuación para la convivencia.

Los participantes deben asistir además a un plan de formación sobre primeros auxilios y refuerzo de las competencias necesarias en la convivencia.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Cruz Roja lanza en Navarra un proyecto piloto para la convivencia de jóvenes con personas mayores