SOCIEDAD

Navarra toma medidas para evitar que las aves en riesgo de extinción se electrocuten en los tendidos

El Gobierno foral y Endesa han alcanzado un acuerdo para financiar actuaciones en Cáseda, Burgui y Vidangoz.

Dos cigüeñas permanecen en el nido de la torre de un tendido eléctrico cercano a la Catedral de Pamplona. Archivo / EFE
Dos cigüeñas permanecen en el nido de la torre de un tendido eléctrico cercano a la Catedral de Pamplona. Archivo / EFE  

La directora General de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio del Gobierno de Navarra, Eva García Balaguer, y el director general de Endesa en Aragón, Ignacio Montaner, han firmado este lunes un convenio de colaboración para el desarrollo de proyectos en líneas eléctricas con el fin de reducir o eliminar los riesgos de colisión y electrocución de las aves amenazadas.

A través de este convenio se va a actuar en aproximadamente 6,2 kilómetros de tendido eléctrico con 64 apoyos, una actuación que, según la directora general, “permitirá avanzar en la protección de la avifauna con medidas que demuestran que el riesgo para las aves se puede reducir”.

Endesa se compromete a la modificación de dos tendidos, uno en Cáseda y otro en Roncal. El primero tiene un recorrido aéreo de 2.1 km y 33 apoyos, de Sofuentes a San Isidro del Pinar, localizado en zona de riesgo para el Águila perdicera (Aquila fasciata), especie catalogada en Navarra en peligro de extinción.

El segundo tendido, en Roncal, va de Burgui a Vidangoz, un recorrido aéreo de 4.1 km y 31 apoyos. Se sitúa en zona de riesgo para el Quebrantahuesos (Gypaeatus barbatus), también en peligro de extinción.

La intervención tiene un presupuesto de 90.280 euros y cuenta con una aportación de 34.000 euros con cargo a los presupuestos del departamento para el año 2018, mientras que Endesa contribuirá con 56.280 euros.

Navarra tiene varias líneas eléctricas de alta tensión construidas antes de 1991, que suponen un riesgo importante de accidentes para la avifauna por sus características técnicas, agravado por hallarse en zonas de campeo tanto de águila perdicera como de quebrantahuesos, ambas especies en peligro de extinción, por lo que los trabajos encaminados a reducir su mortalidad son de indudable interés social. En estas líneas se ha constatado la electrocución de varios ejemplares de aves protegidas a lo largo de los últimos años.

Teniendo en cuenta que se trata de aves en peligro de extinción de gran envergadura, de cara a lograr los resultados más óptimos, las medidas convenidas con Endesa para la corrección de los tendidos son muy superiores a las establecidas tanto en la normativa autonómica como estatal.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Navarra toma medidas para evitar que las aves en riesgo de extinción se electrocuten en los tendidos