• miércoles, 20 de octubre de 2021
  • Actualizado 00:48

 

 
 

SOCIEDAD

Navarra no puede atender todas las demandas de vivienda de las víctimas de violencia machista

El Gobierno foral ha asegurado que trabaja para lograr más viviendas de alquiler protegido con las que dar servicio a las víctimas.

Concentración contra las violencias machistas en el Paseo Sarasate de Pamplona (6). IÑIGO ALZUGARAY
Concentración contra las violencias machistas en el Paseo Sarasate de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

La directora general de Inclusión y Protección Social del Gobierno de Navarra, Gema Mañu, ha reconocido este miércoles que en estos momentos no pueden dar respuesta a todas las necesidades de vivienda de mujeres reconocidas como víctimas de la violencia machista.

"Las necesidades son superiores en este momento a la oferta de recursos que tenemos", ha manifestado Mañu al ser cuestionada en rueda de prensa por la denuncia realizada este pasado martes en el Parlamento por una superviviente de la violencia machista, quien explicó que tiene una acreditación de violencia de género para una vivienda protegida que le "caduca" en 2019 y "aún" no ha podido acceder a ella.

Mañu ha explicado que cuando una mujer es reconocida como víctima de violencia de género se le concede un certificado que le facilita el acceso a una vivienda protegida, pero actualmente "no se puede dar respuesta a todas las mujeres que tienen ese reconocimiento".

Por ello Mañu ha señalado que tienen que seguir potenciando todo lo que puedan para que haya más viviendas de alquiler protegido.

De ahí, ha remarcado, "la importancia de algunas medidas que se han tomado como la construcción de 524 viviendas de protección oficial de alquiler, de las que 184 ya han comenzado a construirse", pero sobre todo de la "Bolsa de Alquiler", puesto que a través de ésta se puede ofrecer una respuesta "inmediata", mientras que la construcción es "un proceso mucho más lento".

Preguntada por el número de personas que pueden encontrarse en esa situación, ha comentado que es difícil dar una cifra, puesto que la única cuantificación es la de personas que se inscriben en el censo de vivienda, personas que quieren optar a una vivienda en compra o en alquiler, pero "son inscripciones, no una realidad de necesidad".

"Puede haber 3.000 unidades familiares inscritas, pero algunas pueden estar ya viviendo en alquiler y quieren cambiar a otras, el censo no está tan depurado como para identificar todas las necesidades", ha agregado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Navarra no puede atender todas las demandas de vivienda de las víctimas de violencia machista