• martes, 16 de agosto de 2022
  • Actualizado 08:52
 
 

EDUCACIÓN

Gimeno sigue con su chantaje a la educación diferenciada y extiende el concierto con amenazas

El Gobierno de Navarra mantiene su plan de acabar con la educación diferenciada y obligará a los colegios a ir implementándola año tras año sumando nuevos cursos.

El consejero de Educación, Carlos Gimeno, informará sobre la renovación de los conciertos educativos en la etapa de Educación Primaria para el periodo comprendido entre los cursos 2021-2022 y 2026-2027. MIGUEL OSÉS
El consejero de Educación, Carlos Gimeno. MIGUEL OSÉS

El Gobierno de Navarra, con Carlos Gimeno, su consejero de Educación, mantiene el chantaje a los centros de educación diferenciada Irabia-Izaga (Burlada) y Miravalles-El Redín (Pamplona). Gimeno ha anunciado que prorrogará los conciertos hasta el 2026/2027, pero solo los mantendrá bajo la obligación de acabar con la educación diferencia curso a curso hasta completar el ciclo educativo.

Gimeno ha informado de esta decisión, que supone un nuevo ataque a la libertad de elección de las familias para la Educación de sus hijos, en una rueda de prensa en la que ha comparecido con el vicepresidente Javier Remírez, quien mantiene a su hija en la educación diferenciada que su Gobierno prohíbe.

El Gobierno foral, para continuar con su chantaje, ha anunciado que extingue los conciertos pero los prorroga "con el fin de garantizar la continuidad del alumnado matriculado actualmente hasta finalizar las etapas educativas obligatorias que estén cursando",

"Los acuerdos son consecuencia de la extinción previa de los conciertos, adoptada por resolución del Departamento de Educación con fecha 22 de febrero de 2022, al no reunir ambos centros los requisitos de acceso a los conciertos por haber incumplido lo previsto en la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo de Educación, al mantener separado por razón de su género al alumnado de los niveles 2º a 6º de Primaria en el presente curso", señala el Ejecutivo.

Los efectos de esta extinción se demoran a fecha 31 de agosto de 2022 para "garantizar el derecho a la educación obligatoria en régimen de gratuidad del alumnado de ambos centros, de forma que puedan participar en el proceso ordinario de elección de centro educativo".

Así, tras la extinción de los conciertos, el Gobierno señala que aplica el apartado 3 de la disposición adicional de la Ley Foral 11/1998, de 3 de julio, por la que se regula la financiación pública de los centros de iniciativa social que imparten las enseñanzas de bachillerato, ciclos formativos de grado medio y programas de garantía social. Este apartado establece que "los conciertos con centros que separan al alumnado por razón de género podrán ser prorrogados por acuerdo motivado del Gobierno de Navarra a los solos efectos de garantizar la continuidad del alumnado actualmente matriculado en esto centros hasta la finalización de las etapas educativas obligatorias".

"La prórroga de ambos conciertos está motivada en el informe del Servicio de Inspección Educativa en el que se expone, entre otros aspectos, que la red de centros no tiene capacidad ni por número de puestos escolares ni por espacios, para atender a todo el alumnado de ambos colegios en el modelo y programa lingüístico elegido y aduce razones pedagógicas como la fragmentación de los grupos de alumnos y alumnas, la imposibilidad de escolarizar en todos los casos al alumnado de una misma unidad familiar en el mismo centro y la interrupción brusca y colectiva de la escolarización en el centro elegido por las familias", añade el Ejecutivo.

Así pues, el chantaje de Gimeno y el Gobierno de Chivite en vez de producirse a corto plazo lo prorroga en los próximos cincos años.

Tal y como explica el Gobierno en su comunicado, "la extinción de los conciertos no afecta a las unidades de Primero de Primaria porque en el curso 2021/2022 ambos centros han decidido que todo el alumnado comparta unas mismas aulas". "De continuar el centro aplicando esa organización al alumnado el próximo curso, Primero y Segundo de educación Primaria estarán incluidos en el concierto originarios y así progresivamente curso a curso: en el curso 2023-2024, niveles de 1º a 3º de Primaria; en el curso 2024-2025, niveles de 1º a 4º de Primaria; en el curso 2025-2026, niveles de 1º a 5º de Primaria; y en el curso 2026-2027, niveles de 1º a 6º de Primaria", resume.

"Según se recoge en el texto de los acuerdos, la prórroga se ajustará a lo siguiente: en el curso 2022-2023, niveles de 3º a 6º de Educación Primaria; en el curso 2023-2024, niveles de 4º a 6º de Primaria; en el curso 2024-2025, niveles de 5º a 6º de Primaria; y en el curso 2025-2026, 6º nivel de Primaria", detalla el Ejecutivo.

"De esta forma, aplicándose la prorroga se consigue en un plazo razonable de tiempo el efecto previsto en la normativa estatal y foral, esto es, que ambos centros concertados junten en unas mismas aulas a todo su alumnado sin distinción de género", informa el propio Gobierno, explicando su plan a cinco años vista para acabar con la educación diferenciada en Navarra.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Gimeno sigue con su chantaje a la educación diferenciada y extiende el concierto con amenazas