• domingo, 04 de diciembre de 2022
  • Actualizado 00:00
 
 

SALUD

Obras de reforma en la Clínica Ubarmin: más de 5 millones para cambiar el techo

"Desde su inauguración el edifico contaba con lucernarios condenados, debido a su incompatibilidad de estos con las actividades que se realizaban bajo ellos", ha destacado el Gobierno.

Clínica Ubarmin. GOBIERNO DE NAVARRA
Clínica Ubarmin. GOBIERNO DE NAVARRA

El Gobierno de Navarra ha adoptado, en su sesión de este miércoles, un acuerdo por el que se prevé destinar 5.221.770 euros (IVA incluido) para reformar la cubierta de planta baja de la Clínica Ubarmin (Hospital Universitario de Navarra), ubicada en la localidad de Elcano, próxima a Pamplona. Se prevé que las obras se lleven a cabo durante el año 2023 y tengan un plazo de ejecución de unos nueve meses.

La actuación de mejora de la eficiencia energética de la Clínica Ubarmin a través de la renovación de la cubierta se ha incluido en las actuaciones cofinanciadas con recursos REACT UE, a través del Objetivo Específico REACT-UE 4. Apoyo a inversiones que contribuyan a la transición hacia una economía verde, del Programa Operativo FEDER 2014-2020 de Navarra, como parte de la respuesta de la Unión Europea a la pandemia del Covid-19. Esta actuación tiene una subvención de 2.842.350 euros, por lo que el resto de la inversión necesaria para completar las obras se deberá asumir con cargo al Presupuestos Generales del Gobierno foral.

La cubierta objeto de la actuación está compuesta por 1.452 cúpulas de lucernario, donde actualmente solo un tercio de ellas, 472, aportan luz. "Desde su inauguración el edifico contaba con lucernarios condenados, seguramente debido a la incompatibilidad de estos con las actividades que se realizaban bajo ellos", ha informado el Ejecutivo que ha añadido que "la luminosidad que proporcionan es innegable, pero son una fuente de entrada de calor importante además de deslumbramiento".

PÉRDIDA ENERGÉTICA

Uno de los problemas que presenta la cubierta actual es el de filtraciones que provienen de cúpulas y bases rotas, sumideros desconectados, juntas despegadas de las láminas de PVC, deformaciones y fisuras debidas a tensiones por dilatación de los materiales, y otras. Otro de los problemas que aparecen es el excesivo soleamiento en el interior y la gran pérdida energética debido a la falta de aislamiento en la cubierta y a la vejez de las cúpulas, ha expuesto el Ejecutivo.

Los objetivos de la intervención en la cubierta del cuerpo de la planta baja de la Clínica son la eliminación de las patologías existentes, mejorando la eficiencia energética del edificio, así como el confort interior, térmico y lumínico, respetando en la medida de lo posible el carácter y el valor arquitectónico del edificio.

TRABAJOS PRINCIPALES

Así, la actuación plantea, por un lado, sustituir las cúpulas de los lucernarios que vayan a quedar abiertos, por nuevas cúpulas de policarbonato bivalvas, con mejores prestaciones térmicas y de protección frente al fuego. Las bases de poliéster se mantendrán, salvo necesidad de sustitución porque se detecte que se encuentran en mal estado.

Por otro lado, se sustituirán los lucernarios cerrados (con base de poliéster y cúpula) por una cubierta tipo deck tradicional, compuesta por una chapa perfilada, dos capas de aislamiento térmico, una de ellas con formación de pendientes y una lámina de PVC. Sobre la cubierta se fijará una subestructura metálica para, sobre ésta, colocar otras cúpulas nuevas y conseguir simular así los lucernarios originales y mantener el carácter arquitectónico del edificio.

Asimismo, se colocará una capa de formación de pendientes mediante la última capa de aislamiento térmico (panel rígido de lana de roca de alta densidad mecanizado) de espesor variable y se sustituirá la lámina impermeabilizante por una nueva lámina de PVC.

UBARMIN, ARQUITECTURA MODERNA Y SINGULAR

El edificio de la Clínica Ubarmin fue construido durante los años los años 1968- 1974. Diseñado por el arquitecto navarro Fernando Redón Huici, es una de las piezas más singulares de la arquitectura navarra del siglo XX.

Por su singularidad y valor arquitectónico, fue recientemente incorporado, en otoño de 2019, al catálogo de la organización DOCOMOMO, encargada de destacar a nivel internacional la arquitectura perteneciente al Movimiento Moderno. Igualmente, la Dirección General de Cultura-Institución Príncipe de Viana lo ha incluido en su inventario. A pesar de que ello no da edifico una protección legal, sí que resalta la preocupación por destacar y proteger en cierto modo su arquitectura.

Desde su concepción, el destino de la clínica era ser un centro traumatológico y asistencial. Esto se traduce en la separación en dos volúmenes diferenciados volumétrica y conceptualmente: la torre y el cuerpo bajo (objeto de esta actuación). Este contrapunto es llevado hasta el extremo por Redón, otorgando al edifico-torre un carácter cerrado y pesado, como si fuera una fortaleza (tan utilizado anteriormente en su arquitectura); y al cuerpo bajo le da un aire liviano, translúcido, con el 'mar' de cúpulas que recubre toda su cubierta.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Obras de reforma en la Clínica Ubarmin: más de 5 millones para cambiar el techo