• sábado, 25 de septiembre de 2021
  • Actualizado 06:35

 

 
 

EDUCACIÓN

Gimeno sigue mareando con el horario escolar y no descarta imponer la jornada continua

El consejero de Educación se ha reunido con asociaciones de padres y madres para evaluar la situación del nuevo curso escolar 2021-2022.

El consejero de Educación, Carlos Gimeno, informa sobre la renovación de los conciertos educativos en la etapa de Educación Primaria para el periodo comprendido entre los cursos 2021-2022 y 2026-2027. MIGUEL OSÉS
El consejero de Educación, Carlos Gimeno. MIGUEL OSÉS

Todo sigue en el aire respecto a los horarios del próximo curso escolar. El consejero de Educación, Carlos Gimeno, no cierra la vía a continuar con el actual horario matutino si bien tampoco descarta la posibilidad de que, si la situación epidemiológica mejora y las autoridades sanitarias lo permiten, se recupere la normalidad y el curso se desarrolle con la jornada que tenga establecida cada centro educativo.

Así lo ha reiterado en la reunión que ha mantenido este martes con las federaciones de madres y padres de Navarra Herrikoa, Concapa, Britila, Sortzen, Federación de Ikastolas de Navarra (NIE) y Fapacena para analizar la evolución de la pandemia Covid-19 y evaluar la situación de cara al inicio del curso escolar 2021-2022.

En la reunión Gimeno ha anunciado que este curso escolar que comienza en septiembre se reactivará el grupo de trabajo para analizar la jornada continua cuyas actividades se vieron paralizadas por la pandemia.

Según ha trasladado el Ejecutivo foral en una nota, durante el encuentro telemático las federaciones han planteado al departamento su deseo de recuperar la jornada partida previa a la pandemia en aquellos centros educativos que disponían de ella y han reclamado la flexibilización de medidas preventivas que permitan al alumnado una mayor interactuación durante el curso.

También han agradecido al departamento el esfuerzo realizado para contar con un protocolo de educación presencial que han calificado de “adecuado”, según las mismas fuentes.

Por su parte, el consejero Gimeno ha trasladado un “mensaje de tranquilidad a todas las familias navarras con hijas e hijos en edad escolar” y ha insistido en que “todas las actuaciones del gobierno en materia educativa van a ir encaminadas a garantizar la seguridad y la salud del personal empleado y del alumnado frente a la covid-19 y la atención presencial de todo el alumnado también el próximo curso”.

Para ello, “se llevarán a cabo de común acuerdo con las directrices de prevención y seguridad que en cada momento dictamine la administración sanitaria de la Comunidad Foral”.

Ha recordado que el protocolo de prevención y organización para el desarrollo de la actividad educativa presencial del curso 2021-2022 fue elaborado y dado a conocer a todos los centros docentes navarros en el mes de mayo y que en él se contienen las herramientas necesarias para abordar de forma flexible el próximo curso escolar en función de la evolución de la pandemia.

El Departamento de Educación arranca con una propuesta de protocolo que asegura una modalidad educativa presencial, pero crea un procedimiento flexible que garantizará la vuelta a la normalidad si los datos epidemiológicos lo permiten.

Así, si las autoridades sanitarias comunican que la situación epidemiológica lo permite o ha desaparecido el riesgo de pandemia y así se acuerda con el Departamento de Educación, se contará con el plazo de un mes para poder reorganizar, con las garantías suficientes, la jornada de los centros educativos, del profesorado y de los servicios complementarios de transporte y comedor.

Esto se hará siempre que las modificaciones se puedan aplicar bien en la primera quincena del mes de octubre, bien en la primera quincena después de las vacaciones de Navidad.

Las mismas fuentes recuerdan que el protocolo establece que el curso comenzará en Navarra con jornada continua por las mañanas en los ciclos de Educación Infantil y Primaria, ESO, Bachillerato y FP en todos los centros públicos y concertados. Además, Navarra mantendrá los refuerzos educativos aplicados este curso, manteniendo la ratio de 20 escolares en Educación Infantil.

El consejero Gimeno ha explicado que, “a pesar de los avances en la vacunación, se debe mantener un criterio de máxima cautela y seguridad ante la imprevisible evolución e incidencia de las nuevas variantes del virus”. “Este consejero y el Departamento de Educación somos los primeros en desear que todo vuelva a ser como antes de la pandemia”, ha indicado Gimeno a las apymas.

El Departamento de Educación no descarta la posibilidad de que, si la situación epidemiológica mejora y las autoridades sanitarias lo permiten, se recupere la normalidad y el curso se desarrolle con la jornada que tenga establecida cada centro educativo.

“Todo el mundo sabe cómo empezar el curso en el mes de septiembre”, ha manifestado Gimeno. “Todo está previsto y solo falta por determinar el tipo de jornada”, ha añadido el consejero de Educación, que ha indicado a las apymas que el diálogo con Salud es constante y que habrá que esperar aún para definirla, una vez que se constate la evolución de la quinta ola de contagios. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Gimeno sigue mareando con el horario escolar y no descarta imponer la jornada continua