• jueves, 26 de mayo de 2022
  • Actualizado 20:44

 

 
 

SOCIEDAD

Cómo evitar la gerascofobia: así es el miedo irracional a envejecer

Suele presentarse alrededor de los 30 años, una etapa de la vida en la que las personas logran la madurez y, a nivel físico, tienden a cuidar más su apariencia y exigirse ser más productivos.

Una mujer mayor camina por la calle. ARCHIVO
Una mujer mayor camina por la calle. ARCHIVO

La gerascofobia es el temor irracional a envejecer. Como todas las fobias, esta condición tiene un componente irracional que hace obsesionarse por lo inevitable: el transcurso vertiginoso de los años y los cambios en el cuerpo asociados a la pérdida de juventud y belleza.

Es una afección muy común en adultos y tiende a convertirse en un verdadero problema si no se trata o identifica a tiempo, aseguran desde Psicopartner, referente en el sector de la salud mental.

La gerascofobia suele ir acompañada de procesos de ansiedad, miedo y continuos pensamientos negativos que llevan al individuo a sentir pánico cuando piensa en el futuro. A menudo, quienes la padecen, suelen experimentar otras fobias y manías asociadas, como la gerontofobia, o miedo a las personas ancianas, que viene acompañado por un sentimiento de desprecio y rechazo hacia la tercera edad.

Suele presentarse alrededor de los 30 años. Es en esta etapa de la vida en la que las personas logran la madurez. A nivel físico, tienden a cuidar más su apariencia y exigirse ser más productivos.

Quien tiene gerascofobia no solo sufre con los cambios de su aspecto físico que se suceden con el paso de los años sino también con otras consecuencias que la vejez puede traer consigo como la pérdida de movilidad, la posibilidad de ser llevado a una residencia, el empeoramiento de la salud o tener que depender de los demás.

Tener una imagen negativa de la vejez es una de las principales causas que llevan a desarrollar este tipo de patología. Normalmente, se asocia esta etapa de la vida con la decadencia, la soledad, la enfermedad e incluso, con la fealdad. Entender que la vejez no solo implica la pérdida, sino que es parte de la vida y la evolución, es primordial para aceptar el devenir del tiempo con sus respectivos cambios.

Hay quienes tienen mayor posibilidad de desarrollar este tipo de fobia, como personas con excesiva preferencia por el cuidado de su aspecto físico, individuos altamente narcisistas, con un alto nivel de autoexigencia, o incluso quienes por motivos laborales o familiares están al cuidado de personas mayores en situación de dependencia. Aquellos con rasgos de personalidad ansiosa, con dificultades de gestión emocional o con antecedentes de trastornos de ansiedad.

Tips para tratar la gerascofobia

- Aceptar con naturalidad los signos del paso de los años, y entender que los cambios físicos, psicológicos y vitales se producen de forma gradual. Es importante cuidarse por dentro y por fuera en cualquier etapa de la vida, sin llegar a que se convierta en una obsesión.

- Realizar un trabajo de introspección para reconocer las cualidades que se poseen como persona. También, se recomienda hacer balance de las experiencias vividas y todo lo que nos ha enseñado cada etapa.

- Focalizarse y disfrutar del momento presente y de los planes de futuro. Cada año que pasa eres más sabio/a, has vivido experiencias que te han permitido crecer a nivel personal, ahora es el momento de disfrutar de tú vida actual, valorar todo lo que tienes a tu alrededor y planificar con ilusión todo lo que quieres hacer.

- Deja de compararte físicamente con los demás. Siempre va a haber gente más joven y guapa por lo que es importante poner el centro de atención en ti mismo/a más que en los demás. La comparación con los demás suele venir acompañada con una infravaloración que tiene un efecto negativo en la autoestima.

- Acudir a terapia profesional si estos miedos influyen en nuestras rutinas.

AUMENTO DE CIRUGÍAS ESTÉTICAS

En consonancia con este fobia y unido al aumento de imágenes en internet de cuerpos irreales, se ha producido un aumento de personas que acuden a consultas de cirugía estética con el fin de tratar de alcanzar esos estándares de belleza inexistentes.

El doctor José Angel Lozano Orella, miembro de la junta directiva de la Asociación Española de Cirugía Estética Plástica (AECEP) y vocal de Ética, ha alertado de que cada vez es más frecuente en medios de comunicación y redes sociales encontrar promociones 'low-cost' y sorteos que ofertan intervenciones de cirugías estética, de aumento mamario o liposucción, que pueden comprometer la seguridad del paciente y transgredan su código deontológico.

"Esta proliferación de procedimientos atrae a futuros pacientes a los que se les ofrece resultados "prometedores" sin señalar ninguno de los riesgos y complicaciones del tipo de cirugías al que se someterán, suponiendo una amenaza para la seguridad del paciente", afirma Lozano.

"La frivolización de la Cirugía Estética Plástica con la aparición de estos sorteos, descuentos y bajos precios, puede acarrear importantes riesgos para la salud de los pacientes, que generalmente son realizados por personal no cualificado, y contribuye a la disminución de los estándares de calidad a nivel de consultas, clínicas y materiales utilizados", añade.

El Código de Deontología Médica de la Organización Médica Colegial en su Capítulo XX Artículo 65, en lo que se refiere a publicidad médica en el punto 4, señala que "no es ético que el médico se preste a que sus servicios se ofrezcan como premio de concursos o promoción de negocios de cualquier índole". Asimismo, en el Real Decreto Legislativo 1/2015, de 24 de julio, Ley de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios en su apartado 27, indica la negativa a ofrecer directa o indirectamente cualquier tipo de incentivo, bonificaciones, descuentos prohibidos, primas u obsequios en materia sanitaria.

Desde la AECEP recuerdan que velan por el cumplimiento del código deontológico, que también prohíbe estas conductas, por parte de los cirujanos asociados. "El quebrantamiento de estas normativas puede acarrear sanciones, expulsiones e inhabilitaciones del personal implicado", advierten.

Así, antes de plantearse cualquier tipo de procedimiento quirúrgico estético recomiendan acudir a un especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora; y confirmar que el hospital o la clínica donde se va a realizar el tratamiento esté autorizado por el Departamento de Salud de su comunidad autónoma y que cuenta con la licencia sanitaria necesaria.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Cómo evitar la gerascofobia: así es el miedo irracional a envejecer