PREMIUM  SOCIEDAD

General Electric plantea cerrar la planta de Buñuel y despedir a sus 97 trabajadores

En España, el ajuste podría afectar a medio millar de trabajadores, siendo los principales centros afectados los de Cataluña, Navarra y Madrid.

Una de las instalaciones de General electric
Una de las instalaciones de General electric  

El grupo General Electric ha elaborado un plan de reestructuración, tras el cierre de la compra de los negocios de transporte de energía de Alstom, que incluye un ajuste de plantilla que podría afectar a unos 6.500 empleados en Europa -97 de ellos en Navarra- en dos años.

Fuentes de la compañía han confirmado a Efe que General Electric presentó ayer el plan de reestructuración al comité europeo de representantes de los trabajadores (IRS), con el que ahora se abrirá un periodo de consultas.

El planteamiento inicial de General Electric afectaría a unos 6.500 trabajadores en toda Europa -de los 120.000 con los que cuenta en el continente- a lo largo de los próximos dos años, aunque la cifra podría variar tras las negociaciones con los sindicatos.

3.000 EMPLEADOS EN ESPAÑA

En España, donde la compañía tiene unos 3.000 empleados, el ajuste podría afectar a medio millar de trabajadores, siendo los principales centros afectados los de Cataluña (Barcelona y Cornellà), Navarra (Buñuel) y Madrid (Alcobendas).

En el caso de Cataluña, la reestructuración afectaría a 230 personas del centro de Barcelona y a 68 de Cornellà, cuya actividad pasa a integrarse en el Centro de Excelencia Empresarial de Bilbao, según han indicado a Efe fuentes de la multinacional.

Por su parte, el cierre de la planta de Buñuel afecta a 97 trabajadores, en tanto que en Alcobendas peligran 59 puestos de trabajo.

En todos los casos, la compañía subraya que trabajará en oportunidades de recolocación de la plantilla, priorizando la movilidad interna.

IMPACTO INICIAL

Una vez que concluya la negociación a nivel europeo comenzarán las consultas en los diferentes países. En el caso español, la compañía ha planteado un impacto inicial de unos 500 trabajadores, una cifra que podría variar durante las negociaciones.

Durante el proceso de consultas con los representantes de los trabajadores, General Electric quiere "mantener una colaboración constructiva" y trabajar con los empleados potencialmente afectados para identificar oportunidades de recolocación, ya sea mediante movilidad interna u "otras posibles opciones".

El pasado mes de noviembre, General Electric cerró la compra de los negocios de transporte de energía a Alstom por unos 12.500 millones de euros.

El plan presentado ahora pretende poner en valor estos negocios y hacerlos competitivos, con el objetivo de que recuperen la viabilidad.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
General Electric plantea cerrar la planta de Buñuel y despedir a sus 97 trabajadores