PREMIUM  SOCIEDAD

Ganaderos navarros piden que el decreto de explotaciones ganaderas diferencie entre extensiva e intensiva

"La ganadería tradicional extensiva y ecológica va sufrir un importante cambio ya que va dificultar su desarrollo y existencia".

Una vaca pastando en el prado. ARCHIVO
Una vaca pastando en el prado. ARCHIVO  

Un grupo de 27 ganaderos y nueve alcaldes de la montaña navarra han suscrito un documento en el que piden que el Decreto Foral de explotaciones ganaderas que está trabajando el Gobierno de Navarra haga "una diferenciación clara" entre el modelo de ganadería tradicional extensivo y el modelo intensivo industrial.

Según advierten en este escrito, que han remitido al Defensor del Pueblo, el proyecto de Decreto Foral "se ha realizado partiendo única y exclusivamente de una gestión ganadera intensiva industrial y basado sólo en la importancia económica de ésta" y "como consecuencia de ello, la ganadería tradicional extensiva y ecológica va sufrir un importante cambio ya que va dificultar su desarrollo y existencia".

Los alcaldes de Leitza, Mikel Zabaleta; Baztan, Joseba Otondo, y Atez, Ezekiel Martin, han ofrecido este martes una rueda de prensa para explicar su postura, en representación también de los municipios de Bera, Goizueta, Arano, Araiz, Areso y Ultzama.

Los alcaldes han destacado que "la ganadería de Navarra ha sido y es una actividad económica importante tanto cualitativa como cuantitativamente para la fijación de la población en el medio rural, la gestión del territorio (montes, paisajes y medio ambiente etc.) y la conservación de la biodiversidad".

Según han añadido, "algunas explotaciones de ganado han experimentado en los últimos años un cambio tan profundo que ha dado lugar a una nueva realidad productiva, sanitaria, económica y medioambiental distinta a la producida por la ganadería tradicional extensiva y/o ecológica".

Así, han explicado que "la mayoría de las explotaciones ganaderas extensivas de Navarra pasan gran parte de su tiempo anual en contacto directo con la fauna salvaje y otras ganaderías en libertad, y por el contrario, a la ganadería intensiva no se le permite mover, no está en libertad, se intenta aislar al máximo del ambiente, de personas y animales, se encuentra en espacios más reducidos, concentrados, etc".

Por ello, consideran "importante" que la ordenación zootécnica, sanitaria y de bienestar animal de las explotaciones ganaderas se haga "adaptando la normativa a la singularidad y diferenciación de las distintas condiciones de manejo y modelos productivos de ganadería existentes en Navarra, puesto que los problemas sanitarios y de bienestar animal son distintos en cada uno de ellos, así como su repercusión medioambiental y social en el mundo rural".

Los alcaldes han señalado que "quedan olvidados" con el decreto "los valores que representa" la ganadería extensiva, "como son la calidad en los productos, bienestar animal, mantenimiento de ecosistemas, diseminación de semillas, prevención de incendios, así como mantenimiento de territorios a nivel económico, social y medioambiental y el derecho como pueblo a elegir un tipo de alimentación".

Asimismo, consideran que "la responsabilidad de adoptar medidas de bioseguridad sólo por la parte ganadera, basadas en el aislamiento del ganado en la cuadra no es justa ni efectiva".

"Tampoco debería asumir el coste de las medidas que se proponen en este decreto. La administración debe y puede tomar otro tipo de medidas para mejorar la sanidad animal, dirigidas tanto a la fauna salvaje como todo tipo de animales (incluidas los domésticos, mascotas,...)", han apuntado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Ganaderos navarros piden que el decreto de explotaciones ganaderas diferencie entre extensiva e intensiva