SOCIEDAD

Animar a los niños y acompañar a los mayores: Fustiñana se vuelca con su población por el confinamiento

Desde el Ayuntamiento se han puesto en marcha multitud de iniciativas, especialmente centradas en los niños y en las personas mayores, para facilitar en lo posible el estado de alarma.

Personal del Ayuntamiento de Fustiñana entrega paquetes de chuches a los niños de la localidad durante el confinamiento. CEDIDA
Personal del Ayuntamiento de Fustiñana entrega paquetes de chuches a los niños de la localidad durante el confinamiento. CEDIDA  

El estado de alarma ha provocado una gran oleada de diferentes iniciativas para acompañar durante el confinamiento y colaborar entre la sociedad, ya sea desde la instituciones como desde particulares y organizaciones. Un ejemplo de ello es el Ayuntamiento de Fustiñana.

Desde el Consistorio de la localidad de la Ribera, además de las medidas de protección e higiene que se han tomado en los municipios, se han puesto en marcha varios proyectos e iniciativas para mostrarse cercanos a la población y ayudarse a pasar el estado de alarma.

Especialmente, el alcalde Sergio Vitas ha querido tener con "los colectivos que más esfuerzo están haciendo": los niños y los mayores. En concreto, con los mayores ha querido ofrecer su acompañamiento y cercanía, y desde hace dos semanas Vitas ha dedicado parte de su tiempo a llamar a todas las personas mayores de 75 años de la localidad. 

"Hay más de 300 personas y llevaré 200", explica Vitas que comenta que "es una tarea costosa en cuanto a tiempo pero es gratificante". Para el alcalde los mayores "son los que peor podrían estar pasando", por ello pensó en esta manera de mantener "contacto". "Ellos agradecen que nos acordemos, que les preguntemos que tal están y si necesitan algo que desde el ayuntamiento les podamos dar", comenta. 

Del mismo modo y, en este ámbito, desde el Ayuntamiento ha puesto a disposición de la ciudadanía un Servicio de Psicología. "Hay gente que no necesita mas que unas palabras de cariño", destaca el alcalde.

El servicio es ofrecido por el técnico de cultura, deporte e igualdad. "Casi le teníamos que dar algún trabajo porque no le íbamos a despedir, entonces cómo es licenciado en Psicopedagogía pensamos que podía ayudar a la gente que vive sola o a mayores necesitan una ayuda o simplemente hablar con alguien y desahogarse", explica Vitas. 

Respecto a los niños, el Ayuntamiento de Futiñana también quiso tener gestos con ellos y, hace dos semanas, antes de que les levantasen parte del confinamiento, organizaron un reparto de una bolsa de chuches para todos los niños del pueblo.

"Llevábamos mes y medio y no sabíamos cuando iban a empezar a salir, entonces pensamos qué es lo que más les podría hacer ilusión y le compramos a un comercio local entre 300 y 320 paquetes de chuches y la brigada se lo entregó", comenta el alcalde. 

Además, desde hace semanas trabajadores del Ayuntamiento felicitan a todos aquellos niños que cumplen años estos días y se les entrega un diploma.

Sin embargo, el Consistorio no solo ha implementado iniciativas para los niños y mayores, también han querido colabroar a la iniciativa de un colectivo municipal tras el cierre de la biblioteca. Así, el técnico de cultura creó y gestiona una base de datos de libros que la población se puede prestar entre sí.

"Hablamos con salud preventiva del Hospital Reina Sofía a ver qué pensaban sobre el contagio a través de los libros y dijeron que no se había demostrado que permaneciera en el papel y que los podíamos desinfectar y tener en cuarentena 48 horas, pero los tenemos una semana porque asegurar y que la gente esté más confiada", explica.

Además de comprar unos ejemplares a una librería del pueblo y así incentivar el comercio local, la población presta algunos de sus libros mientras otros los solicitan, y el técnico se encarga de las gestiones de recogida, desinfección y entrega.

VOLUNTARIAS PARA CONFECCIONAR BATAS Y MASCARILLAS

Igualmente, desde el Ayuntamiento se ha organizado y se gestiona a un grupo de cerca de 20 voluntarias que confeccionan batas y mascarillas. 

Tal y como explica Vitas, las voluntarias llevan "confeccionando desde hace un mes mascarillas con una apertura para que se pueda añadir un filtro, porque dicen que tiene que incluir como un papel de horno o una tela de mantel de papel, entonces puedes añadir algo de esto y deshechar, y que las mascarilla pueda servir de manera ilimitada".

El alcalde destaca que de esta manera se podrían reutilizar y así "no se tira el dinero en mascarillas de un solo uso".

"Les hemos pedido que sigan haciendo pese a las dudas de si sirven o no, por si el día de mañana nos dicen que no hay de ningún tipo y los sanitarios tienen que llegar a usar de estas", señala Vitas quien remarcar que "también hemos visto mucha demanda en los vecinos".

Sobre medidas de prevención, el Consistorio también se ha puesto en contacto con el colegio de enfermería para recibir los dispositivos Non-Touch que evitan tocar superficies. "Solicitamos 100 porque no sabíamos cuántos nos podrían dar o si eran mucho o poco y nos dieron 800, que es un tercio de la población", comenta Vitas, que señalana que "llegaron la semana pasada y ya están repartidos la gran mayoría". 

Por último, el Ayuntamiento ha querido compartir el dolor con aquellas personas que han perdido a un familiar o ser querido durante el confinamiento y no han podido organizar un funeral. Así, han ofrecido un espacio en la web del ayuntamiento donde se cuelgan fotos de aquellos que han fallecido durante el confinamiento y un texto en memoria.

"Creo que ha habido 7 fallecidos durante confinamiento, tres de ellos por Covid-19, y creo han enviado dos personas las condolencias y la foto", comenta el alcalde.

DESINFECCION DE FUSTIÑANA

Además de estas iniciativas sociales, el ayuntamiento también ha implementado medidas de higiene y seguridad en Fustiñana.

Voluntarios y personal del Ayuntamiento de Fustiñana realizando alguna da las iniciativas que el Consistorio ha promovido durante el estado de alarma. CEDIDA

Así pues comenzaron a desinfectar las calles una vez por semana de todo el pueblo y en particular en los lugares de más concentración de personas. A los 15 días de estado de alarma, esta medida se amplió a dos veces por semana y de forma casi automática a realizar todos los lunes, miercoles y viernes

Para la desinfección, además del voluntariado, se compró el producto y una sulfatadora a motor y de máquina generadora de ozono para realizar la labor.

Por otro lado, el Ayuntamiento también llevó a cabo la compra de materiales (hidrogel desinfectante, mascarillas y guantes) para comercios, bancos centro de salud. Precisamente, en este centro se aumentí la limpieza y la desinfección por posibles casos de Covid-19.

Por último, el Consistorio también ha llevado a cabo la contratación de personal para los trabajos pendientes y acumulados una vez que acaba el confinamiento estricto.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Animar a los niños y acompañar a los mayores: Fustiñana se vuelca con su población por el confinamiento