SOCIEDAD

El fundador de 'Open Arms' señala en Pamplona que "nadie es ilegal en aguas internacionales"

Camps ha lamentado en la Comunidad foral que "el tema migratorio sea utilizado como arma electoral".

El director de Proactiva Open Arms, Oscar Camps. EFE / Archivo
El director de Proactiva Open Arms, Oscar Camps. EFE / Archivo  

El director de la ONG Proactiva Open Arms, Óscar Camps, ha denunciado este martes en Pamplona la actitud del Gobierno español y de la Unión Europea respecto al tema migratorio y ha advertido que “nadie es ilegal en aguas internacionales”. 

Así lo ha afirmado en una rueda de prensa, previa a su intervención en una jornada titulada ‘La determinación de salvar vidas frente a la deshumanización de Europa’, en la que ha estado acompañado por el vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra.

Tras advertir que “en aguas internacionales no hay migrantes”, ha subrayado que “o se navega o se naufraga, no hay término medio”.

“Si vas en una embarcación sobrecargada y con peligro de naufragio tienes que ser rescatado inmediatamente, así lo dicen los tratados”, ha reivindicado.

Tras lamentar que “en estos momentos hay una situación política que hace que el tema migratorio sea utilizado como arma electoral”, ha reivindicado que el actual presidente de España, Pedro Sánchez, tenía una “oportunidad para sacar pecho” pero que en lugar de ello, se ha optado por paralizar el barco de Open Arms. 

“No creo que seamos una sobrecarga llegando a España una vez al mes con 100 o 200 personas,ha remarcado, el problema es político y es una decisión política, me imagino que algo de cobardía hay”. 

Además, ha criticado las políticas de la UE consistentes en “pagar a terceros países para la detención, por la fuerza y contra su voluntad, de las personas que huyen de la pobreza, la miseria y la guerra en algunos casos”. 

“Es evidente que esta no es la política adecuada, y mucho menos lo es silenciar lo que ocurre en el Mediterráneo”, ha lamentado, tras denunciar que, además de vulnerar los derechos humanos, se están incumpliendo acuerdos internacionales. 

Cuestionado por la retención del barco de Open Arms en el puerto de Barcelona, ha respondido que “no hay ninguna novedad” y que según el Gobierno central se trata de un “proceso administrativo”.

“Es muy posible que esto se alargue,ha explicado, no tenemos mucha esperanza, aunque tenemos motivos suficientes como para ser optimistas porque no hay fundamento jurídico para retener el barco”. 

Respecto a la comparecencia en el Congreso de los Diputados del ministro de Fomento, José Luis Ábalos, prevista para el día 7, y de la secretaria de Estado de Migraciones, Consuelo Rumí, prevista para el día 6, para explicar el veto de la embarcación, ha lamentado que seguramente “el discurso será el mismo” y mantendrán que “no es un barco de pasaje” y que “no tiene permisos”.

Todo ello “omitiendo”, a su juicio, que el derecho marítimo “dice que los náufragos no ocupan plazas y no son tripulantes, es situación fortuita que nadie pude prever y que todos tenemos la obligación de socorrer”. 

Espero que la resolución sea favorable, ya emitimos las alegaciones pertinentes en su momento y tenemos el derecho a favor, ha dicho, aunque el derecho a favor y la administración en contra no es un buen pasajero”. 

Al ser preguntado sobre si pretenden llevar a cabo algún tipo de acción mientras el barco sigue retenido, ha reconocido que no pueden cometer “irregularidades” porque “la responsabilidad sería del capitán”

“Si no, seríamos un poco más desobedientes, ha asegurado, pero sí que buscamos 100.000 desobedientes que pongan 10 euros, porque hay más barcos y no podemos dejar de hacer lo que estamos haciendo. Si no podemos hacerlo con un barco con bandera española, lo haremos con un barco con otra bandera”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El fundador de 'Open Arms' señala en Pamplona que "nadie es ilegal en aguas internacionales"