PREMIUM  SOCIEDAD

Fraude en las cajas registradoras: un proyecto vasco-navarro trata de evitar el engaño fiscal

El proyecto "TicketSI" busca implantar un sistema de control en sectores donde se mueve mucho dinero en efectivo, como los bares.

Imagen de archivo de una caja registradora. ARCHIVO
Imagen de archivo de una caja registradora. ARCHIVO  

El Gobierno Vasco ha dado este martes un nuevo paso para desarrollar el proyecto "TicketSI" al autorizar la firma de un convenio con las haciendas forales y navarra para estudiar e implantar sistemas de control en las cajas registradoras con el objetivo de evitar el fraude fiscal.

Este proyecto se enmarca dentro del Plan Conjunto de Lucha contra el Fraude Fiscal del País Vasco firmado en 2016, que incluyó la puesta en marcha de un proyecto para implantar sistemas de control en las cajas registradoras de determinados sectores de actividad donde se mueve mucho dinero en efectivo, como los bares.

Así, la Administración vasca, las tres diputaciones forales y la Hacienda Tributaria de Navarra constituyeron ese mismo año un grupo de trabajo cuyo primer objetivo consistió en estudiar la posibilidad de poner en marcha ese sistema. Al mismo tiempo se acordó que la denominación identificativa del proyecto fuera "TicketBAI/ TicketSI".

En los sucesivos ejercicios, las cinco administraciones se han reafirmado en la continuidad de este proyecto, tanto en su diseño como en concretar la elección de la solución tecnológica más adecuada y en proponer las modificaciones normativas necesarias para su implantación.

El Gobierno Vasco ha recordado hoy que el desarrollo del proyecto requiere de diversas actuaciones que han de acometerse de forma conjunta, tanto con recursos propios de las administraciones participantes como de recursos externos.

Así, se ha considerado conveniente contratar un servicio de asistencia técnica y consultoría para decidir cuál es la solución tecnológica más eficiente.

El convenio, autorizado este martes por el Consejo de Gobierno, establece que en las actuaciones conjuntas con financiación compartida en las que se acuerde la participación de las cinco administraciones firmantes, las mismas aportarán con cargo a sus respectivos presupuestos los siguientes importes respecto al coste total: un 20 % el Gobierno Vasco y la Hacienda navarra, respectivamente, y un 60 % las diputaciones forales.

En las actuaciones en las que no participe la Hacienda Tributaria de Navarra el 25 % del coste total correspondería al Gobierno Vasco y el 75 % restante a las diputaciones vascas.

El coste máximo que supone hasta la fecha para el Ejecutivo vasco asciende a 43.557 euros, 133.653 euros para las diputaciones forales y 38.927 euros para la Hacienda Tributaria Navarra.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Fraude en las cajas registradoras: un proyecto vasco-navarro trata de evitar el engaño fiscal